viernes, 7 mayo 2021 14:24

Sánchez descarta repetir la oferta de julio que Iglesias sí aceptaría

Primero se aportó de un hipotético cargo en el gobierno y ahora tiende su mano a la última oferta que realizó Pedro Sánchez. Pablo Iglesias, con el transcurso del tiempo, ha cedido en busca de esa coalición que tanto ansía. La oferta antes “humillante” ahora sería aceptada y habría gobierno “en cuestión de horas”, siempre y cuando se activaran políticas de empleo, según ha afirmado el líder de Unidas Podemos. Desde el PSOE, como ha mencionado José Luis Ábalos, no entienden ese cambio de postura y les genera “desconfianza”.

IGLESIAS REBAJA SUS EXPECTATIVAS

El ministro de Fomento en funciones, en lugar de valorar de forma positiva las palabras de Iglesias, se ha mostrado contrariado. Ábalos cree que Unidas Podemos tuvo que haber aceptado la oferta en su momento porque no es cuestión de “intentarlo todos los días”. “Se trata de asumir con rigor las oportunidades en sus momentos porque quién te dice que mañana no volvemos a tener un conflicto por no saber valorar la oportunidad del momento”, ha indicado, casi molesto con el sí de Iglesias más de un mes después.

Iglesias no sabe qué más hacer para llegar a un acuerdo que les lleve al poder. “Que el PSOE dice que no soy de fiar, bien, ya me he quitado. ¿Qué más quieren? ¿Qué nos disolvamos? ¿Que vayamos con las manos en la cabeza y de rodillas?”, ha comentado este mismo jueves en la Cadena Ser. El líder de la formación morada ha bajado sus expectativas y ahora se conforma con una Vicepresidencia social y los ministerios de Sanidad, Vivienda e Igualdad, siempre y cuando se activen nuevas políticas activas de empleo.

SÁNCHEZ Y 300 MEDIDAS PARA CONVENCER A IGLESIAS

Pero su sí llega demasiado tarde. El PSOE ha cambiado la estrategia (si es que llegó a tener otra) y ahora solo quiere gobernar en minoría con apoyos externos. El plan de Sánchez para seducir a Iglesias es un programa de gobierno que incluye una propuesta “ambiciosa, reformista, transformadora y modernizadora”. El presidente del Gobierno en funciones ha priorizado las reuniones con distintos colectivos sociales para presentar, el próximo martes día 3 de septiembre, su programa de gobierno.

Ahí incluirá medidas electorales de Unidas Podemos, con el objetivo de que el partido le brinde su apoyo en una próxima investidura. Sin embargo, Iglesias, que ya ha rectificado en varias ocasiones, no parece dispuesto a dar ese paso atrás que busca Sánchez. El líder de la formación morada no tiene intención de brindar su apoyo a cambio de un mero acuerdo programático. “Si el PSOE quiere elecciones habrá elecciones”, han llegado a apuntar. Y la semana pasada, sin ir más lejos, amenazaron a los socialistas al decir que un gobierno del PSOE en minoría abocaría al país a unas elecciones anticipadas.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”49674″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Es el tira y afloja constante que se ha visto en los últimos meses y que podría vislumbrarse de nuevo dentro de 15 días. Y es que Sánchez no tiene pensado reunirse con Unidas Podemos ni con ninguna de las principales fuerzas políticas la semana que viene. El presidente en funciones optará por mantener más reuniones con colectivos sociales, para reunirse posteriormente con el PRC y PNV. Por lo tanto, las negociaciones entre los partidos de izquierdas se producirán a 15 días de que vuelvan a convocarse las elecciones.

Sánchez aguarda el sí de Podemos o la abstención de PP o Ciudadanos (improbable en este momento). Pero su mensaje es claro: quieren un gobierno ya. “Lo que pido simplemente es responsabilidad, generosidad y altura de miras a todas las fuerzas políticas para no tener que vernos abocados el próximo 23 de septiembre a convocar de nuevo elecciones. Yo creo que los ciudadanos españoles se merecen tener un gobierno”, ha señalado Pedro Sánchez antes de arropar a Carmen Calvo. De momento, nadie cede y los días transcurren.