miércoles, 21 abril 2021 07:38

Los descalabros del arquitecto Santiago Calatrava

El arquitecto Santiago Calatrava, natural de Valencia, se ha visto envuelto en varias polémicas e incluso lo hemos visto inmerso en varios procesos legales por los líos en los que se mete. El último muy reciente ya que ha ocurrido en las últimas semanas. Pero, aún así, Calatrava sigue trabajando duramente.

¿Cuáles son esas polémicas del arquitecto Calatrava? ¿Y cuál ha sido la más reciente? Vamos a conocer algunas de las polémicas más sonadas del arquitecto, entre ellas la del puente de Venecia.

MULTA A CALATRAVA POR UN AUMENTO DE COSTES EN EL PUENTE DE VENECIA

Calatrava

El Tribunal de Cuentas de Venecia ha condenado al arquitecto español Santiago Calatrava a pagar casi 78 000 euros por una serie de errores que encarecieron la construcción del Puente de la Constitución de la ciudad de los canales. Y la corte, finalmente, ha condenado al arquitecto a pagar 77969,74 euros, que supone en torno al 1% del presupuesto original, a Venecia por el encarecimiento del precio del polémico puente que ya fue inaugurado en el año 2008.

Pero no ha sido el único condenado a pagar. Junto a él ha sido también condenado a pagar 10 989,73 euros el ingeniero de Venecia, Salvatore Vento. Ambos además deberán hacer frente a las costas del proceso en segunda instancia, que ascienden a 7267,81 euros.

Según indican los documentos, los errores en el proyecto de Calatrava constituyen una “macroscópica negligencia” ya que derivaron en el encarecimiento del proyecto que tuvo que ser modificado durante el transcurso de la obra por varios motivos como, por ejemplo, hallazgos arqueológicos o cambios en el proyecto, cuestiones que se escapaban del control del arquitecto.

PALAU DE LES ARTS DE VALENCIA

El complejo, de 4,811 metros cuadrados, tuvo un sobrecoste de 45 millones de euros. Por este motivo, la Generalitat estuvo a punto de demandar al arquitecto en el pasado año 2014. 

Originalmente la obra costaría 300 millones de euros, y se convertiría en la colección más grande de trabajos de Calatrava: una sala de espectáculos, un puente, un planetario, una ópera, un museo de la ciencia, una pasarela cubierta y estanques reflectantes. La obra, al final, costó casi tres veces más al verse modificado el proyecto original, que estaría compuesto por el planetario, el museo y la torre de comunicaciones, por lo que conocemos hoy en día.

Calatrava cobró por su trabajo 94 millones de euros. Y lo hizo, según un reportaje del New York Times, con 150 asientos con vistas obstruidas, el museo de ciencias sin escaleras de incendios ni ascensores para discapacitados.

EL PUENTE DE ZUBI ZURI DE CALATRAVA

Bilbao encargó a otro arquitecto una nueva pasarela desde el puente hasta unos edificios cercanos, una obra que dañó la estructura original del puente del Calatrava, quien recibió una indemnización tras demandar al Ayuntamiento por vulnerar sus derechos de autor.

Debido a una sustitución de numerosas losetas originales del proyecto de Calatrava por el vandalismo que sufría la ciudad, y al hecho de arrojar arena sobre el puente para mejorar la adherencia al suelo, el puente se convirtió en una zona de paso insegura.

Funcionarios de la ciudad dicen que unos 50 ciudadanos se han lastimado, a veces rompiendo piernas o caderas, en el puente desde que se abrió en 1997. Desde hace más de dos años, la ciudad colocó una gran alfombra de caucho negro sobre el puente, al igual que hicieron en un puente de madera de Bilbao.

BODEGA YSIOS

En la región de Álava, una bodega de la familia Domecq demandó al arquitecto Calatrava por unas goteras y humedades que hoy en día han desaparecido y por lo que se retiro la denuncia.

La preocupación de la familia Domecq por las humedades quedó simplemente en eso, una preocupación, ya que en la época en la que aún las goteras estaban presentes en la bodega, su vino siguió recibiendo numerosos premios.

Los Domecq demandaron a Calatrava para que asumiera los dos millones de euros del arreglo de la cubierta.

PUENTE COLGANTE EN JERUSALÉN

Calatrava

El puente colgante de Jerusalén se inauguró en 2008, pero cuatro años antes fue llevado ante la Justicia por las protestas vecinales que se experimentaron en su creación. Pero, ¿Qué es lo que criticaron los ciudadanos de Jerusalén con respecto al nuevo puente colgante?

Pues que su presupuesto se duplicó y se criticó que las obras no pararan durante el shabat, día sagrado de los judíos en los que no se trabaja.

La cuestión es que, en este caso, la dirección de obra de este proyecto no era responsabilidad del arquitecto, por lo que no era él la persona que decidía cuándo parar o cuando no hacerlo.

TRES PUENTES EN HOLANDA

Un concejal holandés exigió a su Ayuntamiento en el año 2013 que tomara medidas contra el arquitecto Calatrava ya que el conjunto que diseñó se oxidó al año de su inauguración, lo que causó gastos por 50 millones de euros más de lo que se había planeado.

Pero la iniciativa de este concejal holandés fue rechazada en el pleno del Ayuntamiento al confirmar que los desperfectos no eran cosa del arquitecto, sino de la constructora que se encargaba del proyecto.

El hecho de que se oxidase el mismo año de su inauguración no dejaba al arquitecto en muy buen lugar y se vio perjudicada la imagen del artista, a pesar de no haber sido un error suyo. Una obra que costó millones de euros y que decepcionó a muchos de los ciudadanos holandeses por el simple hecho de estropearse a la primera de cambio.

ESTACIÓN OCULUS EN NUEVA YORK

Calatrava

The New York Times hizo una muy mala crítica a la obra del arquitecto por el sobrecoste que suponía la Estación Oculus. No obstante, también resaltaron en dicha crítica que ese sobrecoste no estaba relacionado con las decisiones tomadas sobre el diseño del edificio, sino más bien con decisiones políticas.

Después de la obra en el World Trade Center, se encargó de la reconstrucción de la a Iglesia Ortodoxa griega de San Nicolás. En 2015 inauguró el Museo del Mañana en Río de Janeiro y continúa trabajando en proyectos en Dubái

También sigue recibiendo premios a pesar de las múltiples polémicas. En 2015 ganó el Premio Europeo de Arquitectura; su edificio para la Facultad de Ciencias e Innovación de la Universidad de Florida fue galardonado como mejor proyecto del año por la prestigiosa revista ENR; y la Turning Torso, su primer rascacielos obtuvo el 10 Year Award, que concede el Consejo de Edificios Gran Altura y Hábitat Urbano (CTBUH).