lunes, 19 abril 2021 17:33

Espinosa de los Monteros zanja los rumores sobre sus bienes, mientras peligra su mansión

  • El diputado ha publicado en su Twitter la declaración de bienes.
  • El último año ha recibido 97.000 euros de ingresos y posee más de un millón en participaciones societarias. 
  • La mansión que comparte con Rocío Monasterio no cumple los requisitos legales.
  • Iván Espinosa de los Monteros era el único que no había presentado su declaración de bienes. Hasta ahora. El diputado de Vox ha publicado el documento en su página personal de Twitter, aunque lo entregó el pasado mes de julio en el Congreso, según ha afirmado él mismo y se extrae del propio escrito. 

    Y lo ha hecho en un momento complicado para él y su familia. El Ayuntamiento de Madrid ha ordenado clausurar parte de la mansión que comparte con sus cuatro hijos y su mujer, la diputada de Vox en la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio. El chalet, ubicado en una de las zonas más caras de Madrid, no cumple con algunos de los requisitos legales.

    VIABILIDAD DE LA MANSIÓN

    El consistorio madrileño, regido por el popular José Luis Martínez-Almeida, ha dado la orden de clausurar y precintar parte de la vivienda de Espinosa de los Monteros porque carece de la licencia de ocupación obligatoria, un requisito fundamental para poder vivir en ella. Además, según adelantaba eldiario.es, tampoco contaría con otra de funcionamiento, necesaria para poder realizar actividades económicas.

    El Ayuntamiento procedería a clausurar una parte de la casa, concretamente el sótano, el próximo 8 de octubre. Una decisión que ya no puede recurrirse, después de que Iván Espinosa de los Monteros haya perdido con anterioridad un recurso judicial contra el Ayuntamiento. La clausura se mantendrá hasta que no se acredite estar en posesión de la licencia. 

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”49713″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    La casa nunca ha tenido la licencia de ocupación ni la de funcionamiento desde que terminara de construirse en el año 2014.  Para conseguir la licencia es necesario que unos técnicos comprueben que las obras realizadas se ajustan a las solicitadas, entre otra documentación. El portavoz de Vox en el Congreso la pidió en un total de cuatro ocasiones, la última en marzo de este año, aunque no aportó los datos requeridos, según sostiene eldiario.es.

    LA ESPERADA DECLARACIÓN DE BIENES

    La noticia de la clausura de parte de la vivienda del diputado coincide con la publicación de su declaración de bienes. El documento se ha hecho esperar, ya que ha sido el último de los 350 diputados, que lo hicieron a principios de junio. Espinosa de los Monteros explicaba a MONCLOA.COM que aún no lo había hecho porque “estaba esperando el último IRPF” y así aportaría un documento “más actualizado”

    Presentar sus bienes, patrimonio e ingresos económicos es de obligado cumplimiento, tanto para senadores como para diputados como se detalla en el artículo 60 de la Ley Orgánica 5/1985 del Régimen Electoral General (LOREG). Esta norma no establece una fecha límite para hacerlo. Por ello, a pesar de la tardanza, el portavoz de Vox en el Congreso se habría ajustado a los plazos que establece la Cámara. 

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”37062″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    De momento el documento no puede consultarse en la web oficial del Congreso, como sí ocurre con el resto de parlamentarios. Un aspecto que Espinosa ha criticado. Desde la Cámara Baja sostienen que no pueden ofrecer información sobre el estado de los registros, pero si está presentado y aún no se ha publicado se deberá “a motivos administrativos”, ya que “tiene que verlo la Mesa” antes de hacerlo visible.

    El diputado ha aprovechado la publicación del escrito para cuestionar el interés generalizado que ha levantado su patrimonio. Espinosa considera que con esta declaración se “busca algo con lo que atacar” y lamenta que “si se considera que hay mucho” le atacarán por ser rico, mientras que si “no es suficiente” le acusarán de estar ocultando algo. 

    TRES HIPOTECAS Y CASI 100.000 EUROS DE INGRESOS

    Iván Espinosa de los Monteros declara que en el último ejercicio fiscal obtuvo 97.000 euros de ingresos. De esa cantidad 48.397,64 euros fue por su actividad profesional, 35.287,32 por el alquiler de un inmueble, 13.009,04 de intereses por un préstamo que concedió a la empresa Citrum S.L. (de la que es socio y administrador único) y 50 euros de una colaboración en un medio de comunicación. 

    El diputado también añade la propiedad de una oficina y una vivienda en Madrid, así como otra vivienda y dos oficinas de la sociedad de la que es accionista. Además, cuenta con 1,12 millones de euros en acciones de tres sociedades inmobiliarias (Citrum, Premium Capital Management y en Inversiones Valtierra), casi 7.700 euros en cuentas corrientes, 50.000 euros prestados a la empresa Citrum, casi 54.000 euros en planes de planes y un vehículo BMW del año 2016.

    En el documento se detalla lo que el portavoz de Vox ha pagado de IRPF, una cifra que ronda los 35.000 euros. También aparecen cuatro préstamos que aún tiene pendientes. Tres hipotecas con el banco Bakinter (de los que quedarían por pagar más de 460.000 euros) y otro con una sociedad participada del que tendría que abonar 197.000 euros.