domingo, 18 abril 2021 08:27

La Policía Nacional desarticula una banda con más de doce asaltos a entidades bancarias

La Policía Nacional ha desarticulado una organización que, presuntamente, se dedicaba a asaltar clientes y empleados de entidades bancarias.

La operación se ha saldado con el arresto de cuatro miembros de este grupo, que fueron detenidos en la localidad madrileña de Parla en el momento en el que abandonaban a gran velocidad en un vehículo una sucursal bancaria, en la cual habían sido capaces de sustraer 6.700 euros. Los individuos ya han sido puestos a disposición judicial.

Tal y como ha informado la Dirección General de la Policía a través de un comunicado, se ha acreditado la participación de este grupo en un total de 12 asaltos que han tenido lugar en Madrid, Benidorm, Jérez de la Frontera, Córdoba y otras ciudades del cinturón metropolitano de la capital española.

LA TÉCNICA DEL ‘COGOTAZO’

La investigación de este grupo se inició a razón del asalto cometido por esta organización delictiva el pasado 21 de junio en Benidorm. En aquel momento, cuatro miembros de la misma decidieron abordar a un hombre a la salida de una entidad bancaria, en la cual acababa de retirar dinero.

Los cuatro individuos, que no dudaban en emplear la violencia, procedieron a arrojar al suelo a la víctima para arrebatarle el dinero, haciendo uso para ello del método conocido como el “cogotazo”. Una quinta persona esperaba en un vehículo en las inmediaciones para facilitar la huida del grupo tras cometer el robo.

Una vez tuvo lugar este suceso, los agentes de la Policía Nacional comenzaron una investigación enfocada en la identificación de los autores de los hechos. En ella se pudo localizar el vehículo con el que habían logrado abandonar el lugar tras el acto cometido en Benidorm.

Los agentes pudieron confirmar, tras varias gestiones, que ese mismo coche ya había sido utilizado con anterioridad por la banda, concretamente para cometer un hurto en un centro comercial de Valencia.

Desde la Dirección General de la Policía se recalca la alta organización y reparto de tareas de los integrantes del grupo. Estos accedían a las sucursales bancarias y se aprovechaban de los descuidos de los clientes al ingresar o retirar el dinero en metálico para apoderarse de su dinero. En otros casos, esperaban a la salida de los clientes para abordarles en el exterior de las entidades.

NO REHUSABAN USAR LA VIOLENCIA

En el caso de que se les presentara algún tipo de dificultad para cometer el robo, no dudaban en el uso de la violencia. De esta manera se aseguraban hacerse con el botín de sus víctimas.

En otras ocasiones, se organizaban de manera que cada uno de los miembros adoptaba un papel y entraban en la entidad bancaria. En este caso se encargaban de despistar a los empleados que acababan de hacer un ingreso en efectivo.

De esta manera, y antes de que pudieran introducir el dinero en la caja de seguridad, llamaban su atención. Así conseguían que perdiese de vista el dinero en metálico, momento del que se aprovechaba otro integrante del grupo para apoderarse del mismo.

Este modus operandi fue el mismo que tuvo lugar en el robo de una sucursal bancaria ubicada en el paseo de las Delicias de Madrid. En éste el grupo logró apoderarse con 62.500 euros en metálico.

Una vez que la Policía Nacional fue capaz de identificar a los cuatro miembros de la banda, los individuos fueron detenidos en la localidad de Parla. En ese momento abandonaban en un vehículo y a gran velocidad, una entidad en la que acababan de robar 6.700 euros.

Esta banda se encargaba de actuar por diferentes ciudades del territorio nacional, aunque Madrid y su área metropolitana fue la zona en la que tuvieron lugar la mayor parte de sus actos.

La Policía Nacional detiene a una organización dedicada al asalto de entidades bancarias
Arrestados cuatro individuos por formar parte de una organización que asaltaba clientes y entidades bancarias en España.

UNO DE LOS MÉTODOS MÁS UTILIZADOS

El método del “cogotazo” continúa siendo uno de los más utilizados por este tipo de bandas y organizaciones. Se trata de un método en el que se distrae a la víctima para robarle su dinero.

En la gran mayoría de las ocasiones este método es utilizado contra personas ancianas, ya que, a priori, son más vulnerables y, por tanto, víctimas más sencillas para los asaltadores.

Este método se basa en elegir a la victima, que por lo general se encontrará en una entidad bancaria a la que ha acudido a sacar dinero. A partir de ese momento, uno de los miembros del grupo se encarga de marcar el objetivo al resto. Una vez elegida la víctima, el resto de miembros se encargan de distraerlo para cometer el robo.

En ocasiones es suficiente con distraer a la víctima. En otras, en cambio, se recurre a un tirón, a una intimidación o directamente a la violencia. Una vez obtenido el botín, los asaltantes acostumbran a huir inmediatamente del lugar, llegando incluso a abandonar la localidad o la comunidad.

Es por ello por lo que, habitualmente, cuentan con una persona preparada en un vehículo para completar la huida del lugar de los hechos. De esta manera consiguen reducir al máximo el tiempo de huida, siendo más complicado para las fuerzas policiales darles captura.

A pesar de que a lo largo de los últimos años ha habido un descenso en cuanto al uso de este método de robo con violencia o intimidación, aún sigue siendo uno de los más empleados por este tipo de organizaciones. Esto se debe, en gran parte, a la vulnerabilidad existente en determinados sectores de la población, principalmente entre personas de avanzada edad.

CONSEJOS DE LA POLICÍA

La Policía Nacional recomienda a toda la población en general, y a los ancianos en particular, que estén siempre alerta al respecto y que, además, tengan en cuenta una serie de consejos para evitar ser víctimas en este tipo de delitos:

  • Se aconseja no llevar encima grandes cantidades de dinero o efectos que tengan un gran valor.
  • Es recomendable caminar siempre por el interior de la calzada. En el caso de llevar bolso, que este se lleve en el brazo más próximo a la pared. De esta manera se evitarán los tiros desde motocicletas o vehículos.
  • En horario fuera de las horas de oficina, se aconseja elegir los cajeros interiores. Además, se recomienda bloquear la puerta mientras se está dentro.
  • Preferentemente, protegerse de la vista de personas desconocidas a la hora de manejar dinero u operar en el cajero. Rehusar cualquier tipo de ayuda de estas personas.
  • Se recomienda que las personas mayores que vayan a ingresar dinero en cajeros automáticos o entidades bancarias, siempre vayan acompañados de un familiar o persona de confianza. De esta manera serán menos vulnerables frente a posibles intentos de robo.

Gracias a estos consejos generales de la Policía Nacional se busca proteger a todos los ciudadanos frente a robos con métodos como el “cogotazo”. Por ello es más que recomendable tener todos estos puntos en cuenta.