miércoles, 14 abril 2021 12:41

Detienen al responsable de los 14 incendios forestales de este verano en la Sierra de Gata

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes a los puestos de San Martín de Trevejo y Valverde del Fresno, han detenido al autor de los 14 incendios forestales que en este verano asolaron la comarca de Sierra de Gata, en Cáceres.

Se trata de un hombre de 67 años, que fue detenido al ser sorprendido por los agentes en la zona en la que tuvieron lugar los incendios. En ese momento transportaba en su vehículo los diferentes elementos que utilizaba para la propagación del fuego. Para ello, hacía uso de una cuerda combustible a la que había anudado diferentes cerillas para así extender el fuego.

Tras pasar a disposición judicial, el pirómano ingresó en el Centro Penitenciario de Cáceres a la espera de la celebración del juicio.

ALARMA SOCIAL

Durante los pasados meses de julio y agosto se registraron de manera reiterada y continuada incendios forestales en diferentes enclaves del término municipal de Valverde del Fresno (Cáceres), en la Comarca de Sierra de Gata. Estos generaron una gran alarma social.

Ante la reincidencia de los hechos, sumado a los riesgos que estos incendios suponían para las personas, el medio ambiente y las infraestructuras, la Guardia Civil decidió adoptar medidas urgentes y de carácter extraordinario.

Esto motivó que se procediese al establecimiento conjunto de dispositivos coordinados de los que fueron partícipes efectivos de la Sección del SEPRONA de la Comandancia de la Guardia Civil de Cáceres y Unidades de Seguridad Ciudadana de la Compañía de Coria (CC).

Las investigaciones llevadas a cabo por los agentes, así como la obtención de pruebas materiales y personales, junto a las conclusiones obtenidas en base a los informes técnicos realizados, determinaron las causas de los incendios. En ese momento se decidió fijar la principal vía de investigación en un vecino de Valverde del Fresno, donde residía el detenido.

Detenido el autor de 14 incendios forestales en Siera de Gata
El juzgado de Coria ha decretado su ingreso en prisión tras ser acusado de ser el autor de catorce incendios forestales.

INTERCEPTADO CON MATERIAL INFLAMABLE

El pasado día 27 de agosto, los investigadores de la Guardia Civil pudieron identificar al detenido. En ese momento, conducía su vehículo por “Manantío Blanco”, una zona forestal de Valverde del Fresno (comarca de Sierra de Gata).

Los agentes encontraron en el interior del vehículo un gran mechero de cocina y una cuerda combustible (mecha) de 14 centímetros de longitud. Esta cuerda tenía varias cerillas anudadas en uno de sus extremos. De esta manera tenía el material preparado para aplicarle directamente fuego.

La mecha se encontraba “lista para ser accionada a través de la aplicación directa de fuego”. Además, “tenía las mismas características en presentación y formato” que las localizadas por el SEPRONA en fechas anteriores en una de las zonas de los incendios.

Para originar los incendios, el pirómano de Sierra de Gata utilizaba artefactos retardantes de la combustión. Colocaba en diferentes lugares de la superficie forestal la cuerda combustible y le colocaba varias cerillas para conseguir una rápida propagación del fuego. Este sistema le permitía contar con tiempo suficiente para alejarse de los lugares en los que provocaba los incendios.

Por este motivo, los agentes procedieron a su detención como supuesto autor material de un total de ocho delitos de incendio forestal de carácter intencionado.

INGRESO EN PRISIÓN

Tras llevarse a cabo la instrucción de las diligencias policiales el pasado 30 de agosto, el detenido fue puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Coria. Se decretó su inmediato ingreso en prisión, por lo que fue trasladado al Centro Penitenciario de Cáceres.

La Guardia Civil ha vuelto a incidir en que la mayor parte de los incendios forestales que se originan se deben al factor humano. Esto puede ser por la actuación de un pirómano o por una negligencia en el uso del fuego. La incidencia de las causas naturales es muy pequeña, considerada casi nula.

De hecho, tras los primeros seis meses del año, en más del 98% de los casos, el factor humano estuvo detrás de los incendios.

PENAS Y MULTAS POR PROVOCAR UN INCENDIO

Al igual que ha ocurrido en la Sierra de Gata, la mano del hombre suele estar detrás de la mayoría de los incendios forestales que ocurren en nuestro país.

Tras la reforma del Código Penal de 2015, las penas se endurecieron para los autores intencionados de incendios forestales. Aquella persona que provoque un fuego en un monte podrá tener un castigo con multas de 12 a 18 meses y penas de prisión de uno a cinco años.

Además, en el caso de que, a causa del incendio provocado, haya existido peligro para la vida o integridad de las personas, las penas se endurecen. En este caso, el artículo 351 del Código Penal eleva la pena de prisión de 10 a 20 años y la multa de 12 a 24 meses.

Asimismo, en el caso de que el incendio llegue a ser considerado de una gravedad especial, la pena de prisión será de 3 a 6 años y las multas de 18 a 24 meses.Así lo refleja el artículo 353 del Código Penal.

Para que un incendio sea de gravedad especial debe cumplir con alguna de las siguientes situaciones o circunstancias:

  • Que se deriven graves o grandes efectos erosivos en los suelos de la zona del incendio.
  • En el caso de que el incendio afecte a una superficie que se considere de una gran importancia.
  • Si se altera de forma significativa las condiciones de vida animal o vegetal.
  • En el caso de que el incendio afecte a algún espacio natural protegido.
  • Si el fuego alcanza zonas próximas a núcleos de población. También a cualquier otro lugar habitado.
  • Que el incendio se haya provocado en un momento en el que las condiciones climatológicas o del terreno eleven el riesgo de propagación.
  • En aquellos casos en los que exista una gran destrucción o grave deterioro de los recursos afectados.

De la misma manera, también se penaliza que el autor del incendio lo haya provocado para tratar de obtener beneficios económicos. En este caso la pena de prisión es de 3 a 6 años y las penas de multa de 18 a 24 meses.

INCENDIO PROVOCADO SIN PROPAGACIÓN

Además, en el caso de que se prenda fuego pero sin llegar a propagarlo, la pena de prisión es de 6 meses a 1 año y la multa de 6 a 12 meses. Quedará exenta de pena si el fuego no se propaga por su acción voluntaria.

También hay que tener en cuenta que el Código Penal contempla que los Jueces o Tribunales puedan acordar que la calificación del suelo de zonas afectadas por un incendio forestal no se puedan modificar en un plazo de hasta 30 años.

INCENDIOS EN ZONAS NO FORESTALES

La persona que provoque un fuego en una zona de vegetación no forestal, pero que perjudique de forma notable al medio natural tendrá un castigo. El Código Penal, en su artículo 356, fija una pena de prisión de 6 meses a 2 años y multas de 6 a 24 meses.

En el caso de que los incendios sean en bienes propios, el castigo será de pena de prisión de 1 a 4 años si las finalidades fueran las siguientes:

  • Si la intención del sujeto es perjudicar a terceros o cometer un fraude.
  • En el caso de que se perjudique de manera grave las condiciones de vida de la flora y fauna. También si afecta a los espacios naturales o bosques.
  • Si hubiese peligro de propagación a árboles, edificios o plantío de otras personas.