domingo, 18 abril 2021 00:40

Más presión sobre Podemos que se reunirá “sin líneas rojas” con un PSOE “en precampaña”

A pocas horas para la reunión entre los equipos negociadores de PSOE y Unidas Podemos la presión aumenta por momentos para la formación morada. Los nacionalistas ya han dejado claro que por ellos no va a quedar, trasladando toda la responsabilidad al partido liderado por Pablo Iglesias. De un lado, PNV y Bildu, y por otro lado aunque en la misma línea, ERC están por facilitar un Gobierno que pueda desbloquear la situación y cerrar el paso a la derecha. Con la pelota en su tejado, los ‘morados’ aseguran que acudirán a la negociación “sin líneas rojas”, aunque perciben un PSOE inmerso ya “en precampaña”.

De hecho, fuentes del equipo negociador de Unidas Podemos consultadas por Europa Press sospechan que en el PSOE “ya han decidido ir a elecciones”, pero prefieren ser ‘prudentes’ y aseguran que no van a tirar la toalla y que negociarán para evitar esos nuevos comicios.

Si bien siguen valorando la propuesta, la impresión en Podemos es que el PSOE sigue abierto a un acuerdo con Cs

Desde Unidas Podemos han manifestado su predisposición a ir “sin líneas rojas” a la reunión de este jueves con el PSOE, pero insistirán en su defensa del Gobierno de coalición y no descartan que los socialistas prefieran elecciones. En este sentido, consideran que el acto de Pedro Sánchez presentando su ‘Propuesta Abierta para un Programa Común Progresista’ ya parecía “un acto de precampaña”.

De esta manera, los morados mantienen la premisa de que para que Sánchez sea investido, Unidas Podemos debe entrar en el Consejo de Ministros, y adelantan que sería una irresponsabilidad por parte de los socialistas llevar a España a una repetición electoral.

No obstante, recuerdan que la posición del grupo es la de llegar a un acuerdo integral de Gobierno con el PSOE, e irán a la reunión con la intención de trabajar en ello. Y esto pese a que la sensación reinante en el grupo es la de que el PSOE ya tiene la mirada puesta en una repetición electoral, habida cuenta del acto de presentación del documento del PSOE, más propio de un acto de campaña, que de un proceso negociador.

UNA PROPUESTA ABIERTA A Cs

La desconfianza, una de la palabras más escuchadas en la negociación de investidura entre PSOE y Unidas Podemos, sigue muy presente en esta última fase de diálogo entre ambas formaciones. En este sentido, los de Iglesias señalan que si bien siguen estudiando la propuesta del PSOE, la primera impresión es que esa propuesta se hubiera concebido de una forma abierta y capaz de contentar a diferentes ‘socios’ potenciales de Gobierno. Tras esas 370 medidas del PSOE, hay una pretensión por parte de los de Sánchez de ofrecer una suerte de “mix” con un marco “versátil” que les permita gobernar con Ciudadanos o con quien fuere. En definitiva, que para la formación morada, Sánchez no pierde oportunidades de cara a conseguir su objetivo: ser investido presidente del Gobierno.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”49871″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Desde Unidas Podemos parecen anticipar la derrota y, a pesar de ir a esa reunión con predisposición al acuerdo, dicen ser conscientes de que el PSOE parece que “ha decidido ir a elecciones”, y añaden que cuando una de las partes “está enrocada” y ya ha tomado una decisión, es difícil negociar.

En su opinión, el escenario de inestabilidad que supondría que el PSOE gobernara en solitario con sólo 123 diputados requiere llegar a un acuerdo integral con Unidas Podemos. Según sostienen, en el hipotético caso de que Sánchez gobernara sin el apoyo de los morados, la legislatura se pondría muy cuesta arriba para los socialistas porque deberían negociar todas y cada una de las iniciativas a lo largo de la Legislatura.

CRÍTICAS DESDE MÁS MADRID

Los dedos acusadores por la falta de acuerdo apuntan a socialistas y ‘morados’, no sólo desde las formaciones nacionalistas, sino desde diferentes posiciones del espectro político. También desde Más Madrid, otrora en las mismas filas ‘moradas’, aportan su dosis de tensión a la negociación frustrada entre el PSOE y la formación dirigida por Pablo Iglesias.

De hecho el portavoz de Más Madrid en la Asamblea de Madrid, Íñigo Errejón ha calificado de “inexplicable” la ausencia de acuerdo entre el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y el dirigente de Podemos, Pablo Iglesias. El líder de Más Madrid ha indicado que no entiende esta “dilación” y la especie de “partida de cartas” que mantienen ambos dirigentes.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”50016″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

En este sentido, Errejón ha querido destacar cómo en la Comunidad de Madrid, las tres fuerzas políticas de la derecha se han puesto de acuerdo “sin demasiadas dificultades, más allá de quién se pone en la foto y cuestiones cosméticas”. A su juicio, en el Congreso “también dan los números para un Gobierno progresista y para ponerse a trabajar por los que más lo necesitan”.

Errejón espera que “no se vuelvan a tirar los dados” en otras elecciones porque al volver a votar se podrían repetir los mismo resultados, y puede que “España se harte”.