viernes, 16 abril 2021 13:34

Gabriel Rufián y Miguel Ángel Revilla, unidos por las críticas

  • Los usuarios de Twitter han criticado a ambos políticos por su “defensa” a Sánchez.
  • Revilla ha sido cuestionado por responder a un trabajador que ha insultado al presidente.
  • La red critica a Rufián por su insistencia a UP para que apoye la investidura.
  • El portavoz de Esquerra Republicana, Gabriel Rufián, y el líder del Partido Regionalista de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, han sido por unas horas trending topic en Twitter. Ambos han recibido muchos mensajes cargados de crítica e ironía que tenían una raíz en común: el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez. 

    Las comparaciones de ambos políticos han surgido después de que Revilla haya respondido a un trabajador por insultar al presidente en plena calle. Los usuarios de esta red social han equiparado la actitud del cántabro con la que un día antes adoptó Rufián, cuando reprochó las pretensiones de Unidas Podemos en las negociaciones para formar gobierno. 

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”50252″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Algunos mensajes les tildan de ser “el maniquí del PSOE”, “los limpiabotas oficiales de Sánchez” o les acusan de hacer “el trabajo sucio del presidente”. Los usuarios también han cuestionado que el líder de los socialistas se reúna con Rufián, Revilla o Andoni Ortuzar (PNV) como parte de la presentación de sus 370 propuestas progresistas para un nuevo Ejecutivo.

    Estos encuentros se han producido antes de la cita con Unidas Podemos, como parte de la estrategia del PSOE para presionar a los negociadores de Iglesias. Tanto PNV, como ERC y PRC han coincidido en que si hay elecciones, “no será por ellos”. Estas reuniones también han sido criticadas desde la esfera política. Rosa Díez, co-fundadora de UPyD, ha expresado su descontento en la misma red social: “Sus interlocutores son Ortuzar (PNV), Revilla y Rufián. ¡Toma progreso! Señor, qué desvergüenza.”, escribía la política.

    ENCUENTRO CON GABRIEL RUFIÁN

    La reunión con el portavoz de ERC en el Congreso fue la primera de las tres. En esa ocasión fue Adriana Lastra, número dos del partido, y José Luis Ábalos, ministro de Fomento en funciones, quienes se citaron con Rufián. Tras la conversación a tres, el catalán dejó clara su postura: su partido no iba a forzar unas elecciones.

    Así daba su apoyo a Sánchez, asegurando que su principal objetivo era hacer frente a las derechas, para no allanarles el camino el próximo 10 de noviembre. En la posterior rueda de prensa, Rufián afeaba la intención de Unidas Podemos de entrar al gobierno e insistía en que “¿por qué el coste de que tú quieras un ministerio es que la gente vuelva a votar, que nos la volvamos a jugar en una ruleta rusa?”. 

    Este reproche a la formación morada, y por consecuencia apoyo a los socialistas, no fue bien acogido en las redes. Muchos tuiteros le criticaron por respaldar las propuestas de Sánchez, cuando decían expresamente “no” al referéndum de independencia. También se sorprendieron de que se alejara con sus declaraciones de UP, quien sí ha abogado por la consulta secesionista. 

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”50219″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Uno de los que reprochó su actitud fue el portavoz de En Comú Podem en el Congreso, Jaume Asens, quien se mostró asombrado por ver a Rufián “defender la posición de PRISA y la CEOE.” Asens también le explicó al diputado porque era necesario que Unidas Podemos entrara al Consejo de Ministros: “es la garantía de que Catalunya sea escuchada allí y de que el PSOE no vuelva a pactar con los del 155 permanente”.

    LA DEFENSA DE REVILLA

    Miguel Ángel Revilla no está dispuesto a que se insulte a nadie en su tierra, en Cantabria. El presidente de la comunidad y líder de PRC ha sacado las uñas tras oír a un paisano gritarle “hijo de puta” a Pedro Sánchez a su llegada a Santander. Ambos líderes se habían citado para almorzar como parte de las reuniones para recabar apoyos de cara a una nueva investidura. 

    A la llegada de Sánchez al restaurante un hombre, según Revilla camarero de un bar cercano, insultó al jefe del Ejecutivo, algo que no gustó al presidente regional. Con un tono enfadado se aproximó a él y le dijo que se avergonzaba de que un cántabro hablara así, pidiéndole que tuviera respeto.

    Revilla, después del encuentro, explicó visiblemente emocionado que había respondido porque no pudo controlar su “temperamento” y que estaba trabajando para “hacer una región acogedora, de respeto y nadie puede insultar a nadie así”. Por su parte Sánchez no ha comentado nada al respecto. 

    Las redes también han comentado esta hazaña, y aunque hay voces que defienden la actitud adoptada por Revilla otras muchas han criticado su reprimenda, sobre todo, por las formas que ha utilizado. Algunas personalidades políticas también se han sumado a las quejas, como es el caso de Hermann Tertsch, eurodiputado de Vox, que ha calificado de “insulto con patas” al cántabro por defender a Sánchez.