miércoles, 21 abril 2021 08:29

Las medidas que están tras el agosto con menos víctimas en la carretera

La vuelta a casa ya ha acabado con el fin de las vacaciones de verano, al menos para la mayoría de la población y, por suerte, este año tenemos un mínimo histórico de muertos en carretera en agosto. La cifra, aunque no es la idónea, ya que siempre será mejor tener cero muertes en carretera, ha bajado con respecto al año pasado.

Dicha cifra supone un descenso del 15% respecto al mismo periodo de 2018, un total de 40 víctimas mortales menos. En total han sido 220 personas las que han perdido su vida en la carretera este verano.

Pero, ¿Qué es lo que ha causado esta cifra? ¿Por qué hay menos accidentes hoy en día en las carreteras?

MÁS CONTROLES EN LAS CARRETERAS

Carretera

En los últimos años hemos visto un aumento de controles en la carretera por parte de la Guardia Civil. Han realizado más controles y muchos más test de alcoholemia, que es uno de los principales causantes de los accidentes mortales.

Estos controles tan asiduos han concienciado a muchas personas, especialmente a los más jóvenes, a tener mucha más precaución al volante por miedo a que le echen una multa o pierdan los puntos del carné, que es otro de los motivos por los que hoy en día tenemos más cuidado a la hora de conducir.

EL USO DE DRONES POR PARTE DE LA GUARDIA CIVIL

El uso de drones por parte de la Guardia Civil también ha aumentado la precaución al volante de los ciudadanos. El hecho de no saber cuándo un dron va a captar la velocidad a la que una persona va al volante hace que se reduzcan los excesos de velocidad y, por tanto, los accidentes de tráfico.

La vigilancia por drones ha aumentado durante el verano, especialmente en lo días previos a las salidas de vacaciones, es decir, en lo meses de julio y agosto. El control a través de un dron ha permitido a la Guardia Civil estar en muchos puntos a la vez para controlar el tráfico. Además, es un método más económico que el conocido y temido helicoptero de la Guardia Civil, aparte de menos vistoso, claro está.

EL CARNET POR PUNTOS

carretera

A pesar de que ya llevamos varios años con la retirada de puntos por sanciones, parece que es ahora cuando más personas se han concienciado acerca de este hecho y es que sacarse el carnet de conducir no es precisamente económico, especialmente si se tiene que repetir.

La pérdida de puntos es algo que preocupa hoy en día ya que, una vez se esté a 0 puntos, hay que volver a renovarlo. Y no siempre es fácil ya que hay que realizar un curso de sensibilización y reeducación vial para la recuperación del permiso o licencia de conducir.

Así que el carnet por puntos es otra de las causas por las que, este verano, hemos tenido menos accidentes en carretera.

MÁS TEST DE ALCOHOLEMIA

Los aumentos del control de alcoholemia también han aumentado en las carreteras, tanto en las secundarias como en las principales. Es más, este verano hemos visto un aumento de un 12,5% en los controles realizados por la Guardia Civil, al igual que los controles antidroga, aunque estos últimos en menor medida.

Se ha conseguido alcanzar el 1,1 millones de pruebas en la operación salida y, a pesar de todo, los agentes de la Guardia Civil afirman que la velocidad con alcohol sigue siendo un factor común en los accidentes mortales que han ocurrido durante estos últimos meses.

AUMENTO DE LOS RADARES EN CARRETERAS SECUNDARIAS

Las carreteras secundarias suelen ser las más peligrosas y es precisamente por ello por lo que la DGT ha instalado nuevos radares de seguridad en este tipo de carreteras. De este modo, el incremento de radares en esta vías, hace que se respeten los límites de velocidad, algo que no siempre ocurre si no hay ningún tipo de control.

Según los datos, este año hemos tenido un aumento de 28 radares más en este tipo de carreteras, lo que ha ayudado a reducir el número de accidentes notablemente. Hay que recordar que la sensibilidad de los radares es muy alta, por lo que detecta un exceso de velocidad rápidamente.

REDUCCIÓN DE VELOCIDAD EN CARRETERA

carretera

A pesar de que no todas las carreteras han sufrido una reducción de velocidad, sí que es cierto que algunos tramos de algunas carreteras, especialmente en carreteras convencionales, se han visto reducidos para la seguridad de los ciudadanos.

Estas carreteras suelen ser bastante estrechas y, en ocasiones, están en mal estado, por lo que la necesidad de reducir la velocidad era bastante urgente, a pesar de que muchos ciudadanos no estaban de acuerdo con esta medida.

Se han logrado reducir los accidentes en carreteras convencionales en un 15%, que no está nada mal, aunque se sigue trabajando para reducir aún más los accidentes mortales al volante.