jueves, 22 abril 2021 16:45

Sánchez dice a Rivera que ya cumple sus condiciones y pide la abstención

Este lunes Albert Rivera ha dado un paso al frente para intentar desbloquear la actual situación de bloqueo en España. El líder de Ciudadanos, a escasas horas de que el país no tenga otra solución que repetir comicios, ha ofrecido al PP una abstención constitucionalista a cambio de tres condiciones que debería aceptar Pedro Sánchez. Sin embargo, el presidente del Gobierno en funciones ha rechazado cumplir esas premisas y ha pedido la abstención ‘gratuita’ del bloque de la derecha.

Rivera ha asegurado que esta misma tarde mantendrá un encuentro con Pablo Casado, que puede ser clave para ver si finalmente abogan por facilitar la investidura de Sánchez. En ese encuentro, el líder de Ciudadanos comentará con su socio prioritario las condiciones a exigir al PSOE. Esta mañana, el máximo exponente de los ‘naranjas’ lo ha dejado muy claro: aplicar el 155 si Quim Torra no acepta la sentencia, dejar gobernar a Navarra Suma y no subir impuestos.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”51319″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Rivera, desaparecido en escena en las últimas semanas, ha agitado estas últimas horas de negociación con una comparecencia que apunta a una estrategia de campaña electoral. El líder de Ciudadanos ha recriminado al PSOE que esté dispuesto a conducir a España a unas elecciones que le supondrían al país 175 millones de euros. Rivera se ha quitado toda responsabilidad y, sobre todo, se ha movido antes que Casado, en un gesto por dominar el eje de la derecha.

SÁNCHEZ DICE QUE YA CUMPLE ESAS CONDICIONES

Como es habitual, la respuesta de Sánchez no se ha hecho esperar. El presidente del Gobierno en funciones se ha mostrado en contra de comprometerse a cumplir las exigencias de Ciudadanos, principalmente porque ya cumple esas condiciones. Así lo ha manifestado Sánchez frente a los medios de comunicación desde Almansa (Albacete).

Sánchez ha querido dejar claro que en el hipotético caso de que los independentistas catalanes volvieran a quebrar el Estatuto y la Constitución, su Gobierno “actuaría con la misma contundencia y proporcionalidad” a ese “desafío”, como el PSOE hizo estando en la oposición tras el referéndum del 1 de octubre, cuando se aplicó por primera vez el artículo 155. “No habría ninguna duda al respecto”, ha aseverado.

En relación con Navarra, Sánchez ha asegurado que los socialistas no han llegado a ningún “pacto” con Bildu a cambio de conseguir gobernar en esta comunidad y ha asegurado que el actual gobierno de María Chivite defiende y garantiza el “cumplimiento de la Constitución y la disposición adicional que reconoce la foralidad” de ese territorio.

Con respecto a las condiciones de Rivera en materia económica, ha señalado que la “intención” de su Gobierno es “aliviar la carga fiscal a las familias, a los trabajadores autónomos y, en definitiva, a la clase media y trabajadora de este país”.

Por eso, Sánchez ha incidido en que a PP y Ciudadanos el PSOE tan sólo les pide una “abstención” de tipo técnico, es decir, simplemente para permitir que el Gobierno eche a andar y que no les compromete a seguir respaldando después al Ejecutivo en el Parlamento.