domingo, 18 abril 2021 07:59

Antología de aeropuertos y estaciones de AVE fantasmas

En España tenemos algunos aeropuertos y estaciones de AVE a los que apenas se les da uso. Algunos de ellos están abierto, sí, pero con una actividad mínima que produce muchos gastos y pocas recaudaciones. Algunos de ellos son más conocidos como lugares fantasma por la poca actividad que se realiza.

Pero, ¿Cuáles son esos aeropuertos y estaciones de AVE fantasmas que, a pesar de estar en activo no reciben ningún tipo de actividad? Vamos a verlas.

EL AEROPUERTO DE CIUDAD REAL VUELVE A ESTAR ABIERTO

Tras ocho años de inactividad, el aeropuerto de Ciudad Real vuelve a estar en activo. Hace apenas unos días, un avión Boeing 737 procedente del aeropuerto de Castellón, en el que solo viajaba la tripulación, aterrizó en el aeropuerto de Ciudad Real, oficializando su apertura al tráfico aéreo nacional e internacional de la infraestructura.

Es el único aeropuerto internacional de España de gestión privada, a pesar de que ha costado millones al contribuyente. El proyecto original fue financiado al 100% por Caja Castilla La Mancha, que luego tuvo que ser intervenida por el Banco de España para salvarla de la quiebra. Posteriormente fue vendida a Cajastur tras una fuerte inyección de dinero público.

El aeropuerto de Ciudad Real tiene previsto invertir en los próximo años casi 20 millones de euros para desarrollar su plan de negocio. Con esta inversión se espera generar 650 puestos de trabajo. Ya se han realizado más de 30 contratos de prestaciones de servicios o suministros para que el aeropuerto pueda funcionar con todas las garantías.

EL AEROPUERTO DE CASTELLÓN

AVE

El aeropuerto de Castellón se inauguró en 2011, a dos meses de las elecciones municipales y autonómicas de ese mismo año, sin permisos necesarios para operar, ni acuerdos con aerolíneas, ni siquiera la cobertura de AENA para ocuparse de la gestión del aeropuerto. Esto hizo que no pudiese ponerse en marcha y que se convirtiera en el aeropuerto fantasma.

Hasta el año 2015, el aeropuerto de Castellón no pudo ponerse en marcha, y fue gracias a un acuerdo entre la Generalitat y un operador privado, Lavalin, hoy en día Edeis.

Ahora, el aeropuerto de Castellón, aunque aún tiene que alcanzar objetivos mayores, cuenta con varios vuelos de pasajeros e incluso tienen una nueva escuela de pilotos de la compañía británica Skyborne Airline Academy que ya está en funcionamiento. Con esto, el aeropuerto busca reforzar la estrategia de diversificación de la actividad del aeropuerto.

LA ESTACIÓN FANTASMA DEL AVE EN YEBES

AVE

La estación del AVE Guadalajara-Yebes es una de las paradas de la línea de alta velocidad que comunica Madrid con Barcelona, y que supuso un gran desembolso para nada. La estación del AVE fue inaugurada en 2003 y su construcción supuso un desembolso de casi 11 millones de euros.

Hoy en día, tras más de quince años en activo, la estación del AVE de Yebes se encuentra desierta. Yebes es, sin duda, la parada con menos población, unos 300 habitantes, de toda la red AVE de España. Hay días en los que nadie se sube o se baja en el apeadero de Yebes.

LUGO Y LA ESTACIÓN DE AVE QUE NADIE USARÁ

En el año 2002, el Ministerio de Fomento, con el PP al mando, decidió construir en O Páramo, un pequeño municipio gallego con menos de 1.500 habitantes, una estación de trenes a la que llegaría el AVE. Era la primera estación de trenes en la historia del Ayuntamiento. Pero parece que la estación soñada y la llegada del AVE nunca llegó.

Renfe, tras la finalización de las obras, aseguró que ningún viajero podría ni bajarse ni subir en esta estación de Lugo. ¿Por qué? La compañía explicó que la vieja estación de A Pobra de San Xiao, a la que sustituía esta recién acabada, fue clausurada por falta de viajeros, por lo que no tenía sentido abrir una estación que estaba aún más lejos.

OTRA ESTACIÓN FANTASMA DEL AVE: SANTA ANA

AVE

A medio camino entre Antequera y Campillos se encuentra la estación de trenes de Santa Ana, dentro del término municipal de El Torcal, que fue inaugurada en diciembre de 2006. Desde entonces, pocos pasajeros pasan cada día por las vías de esta estación de trenes. Desde su apertura, apenas diez u once viajeros usan cada línea de forma diaria.

El edificio costó más de 12 millones de euros, pero parece una auténtica estación fantasma. Los datos del ADIF más optimistas apuntan que existe una media de 300 pasajeros al día. Una cantidad muy pobre para una estación con tantas líneas disponibles y con una inversión tan grande.

Según dicen, muchos pasajeros, al bajarse en esta estación, se preguntan que qué hace una estación de AVE en el medio de un olivar.