viernes, 17 septiembre 2021 12:21

PP y Vox, una relación de amor-odio en el Ayuntamiento de Madrid

  • Almeida y Ortega Smith han mantenido un fuerte enfrentamiento en plena calle.
  • Vox ha alabado la gestión que está llevando a cabo el alcalde de la capital.
  • Ya se han iniciado algunas de las promesas suscritas en el acuerdo de PP y Vox. 
  • La relación entre PP y Vox en el Ayuntamiento de Madrid parecía ir viento en popa, al menos hasta ahora. No fue fácil investir a José Luis Martínez-Almeida como regidor de la capital, pero una vez comenzó la legislatura, ambos aliados demostraron su buena sintonía. Todo parecía ir bien hasta que el secretario general del partido y concejal en Madrid, Javier Ortega Smith, ha vuelto a tensar la cuerda de las relaciones con el alcalde popular.

    Ambos han protagonizado un rifirrafe durante un acto de repulsa por el crimen machista cometido en el barrio madrileño de Ciudad Lineal. Vox ha intentado boicotearlo colocando una pancarta que decía «la violencia no tiene género». Almeida ha debatido con Ortega Smith, en plena calle y delante de los medios, sobre la presencia de la agrupación portando dicho lema, del que se ha desmarcado el consistorio.

    El líder de Vox ha indicado que está «en contra de toda la violencia» y, sobre todo, del «discurso de la ideología de género, que es el que marca la izquierda». Almeida también le ha reconocido que él está en contra de esta ideología, así como del feminismo del 8-M, pero le ha insistido en que «es una realidad incontestable» que el 20% de muertes violentas en Madrid «responde al asesinato de mujeres». Tras el encuentro, el regidor ha querido quitar hierro al asunto y ha optado por no valorar lo sucedido.

    Este desencuentro entre ambos contrasta con los halagos que se dedicaron a principio de semana. Durante un desayuno informativo organizado por Europa Press con Martínez-Almeida como protagonista, Ortega Smith afirmaba entonces que “en términos generales” le parecía “muy correcta” la posición del regidor municipal. Eso sí, insistió en que su formación «seguirá vigilante» para que se cumplan las promesas alcanzadas con PP y Ciudadanos.

    Por su parte, Martínez-Almeida comenzó su intervención dando las gracias a Ciudadanos por la “unión y coherencia” con la que se está gestionando el consistorio. El madrileño puso como ejemplo su caso, afirmando que “desde la conformación de gobiernos de centro derecha liberal hemos dado la demostración de que es posible entendernos y dar ese marco de políticas”. Además, dedicó unas palabras de agradecimiento a Vox por contribuir a “la conformación rápida” del Ejecutivo. 

    MADRID CENTRAL Y LOS IMPUESTOS, EL EPICENTRO DE VOX

    A pesar de los cumplidos, Ortega Smith insistió en que todavía hay muchos elementos para mejorar en el consistorio. Principalmente aquellos relacionados con la supresión de Madrid Central y la rebaja de impuestos. Algo que tanto PP como Ciudadanos tenían previsto y que Vox ha convertido en su carta de presentación.

    En lo relacionado con Madrid Central, el líder de la formación en Madrid insistió en que la postura de Vox es que “hay que cerrarlo” y reprochó a sus aliados que eso fue “lo que dijeron en campaña electoral”. Ortega Smith defiende la proposición de “medidas alternativas” para reducir la contaminación en toda la ciudad. Entre las iniciativas que presenta la agrupación se encuentran “un plan que suprima todas las calderas de carbón, un plan para la renovación de los vehículos municipales y particulares y un plan de construcción de aparcamientos disuasorios que evitan la necesidad de entrada masiva al centro de la ciudad”.

    [td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»51377″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

    El otro punto fuerte del acuerdo de Vox con PP-Ciudadanos fue la bajada de presión fiscal. Ortega Smith valoró “el compromiso firme” de Almeida “con la rebaja de impuestos”, algo que considera “fundamental”. El secretario general también celebró el anuncio del alcalde en referencia a los cambios sobre el sector del top manta. Almeida avanzó que se implantará un Plan de Acción Preferente contra la venta ambulante ilegal, por el cual la policía podrá intervenir de forma inmediata cuando tenga conocimiento de que se está produciendo esta actividad.

    Esta medida cambia el inciso en la instrucción que promulgó el equipo municipal de Manuela Carmena, por la cual se establecía que en caso de que “pudiera producirse cualquier alteración del orden público, la policía municipal debía abstenerse de intervenir”. Este cambio fue demandado por Vox durante la campaña electoral, por lo tanto han acogido con “alegría” su supresión. Ortega Smith insiste en que “esperan que las instrucciones que se den ahora sean clarísimas: la policía municipal tiene el deber de cumplir la ley” y evitar este tipo de situaciones. 

    COMPROMISOS DE ALMEIDA CON VOX

    La reconversión de Madrid Central, la rebaja fiscal o la supresión de la instrucción de Carmena en lo referente al top manta estaban incluidos dentro del acuerdo de investidura, pero no fueron los únicos. PP y Vox cerraron un total de 80 puntos en común, que el alcalde Martínez-Almeida ha vuelto a reiterar “que cumplirá”.

    Entre las medidas que se acordaron se encuentra la construcción de un monumento a la memoria de las 1.429 víctimas del terrorismo, que se situaría en la Plaza de Colón, además de la colocación de placas conmemorativas donde fueron asesinadas más de 400 personas en Madrid.

    El programa también incluía una propuesta de modernizar y rehabilitar las instalaciones de bomberos y Samur, así como proteger a la policía municipal de Madrid. La lucha contra la ocupación ilegal era otro punto destacado. Un aspecto que el equipo de gobierno ya ha puesto en marcha parcialmente. Almeida ha anunciado que, a pesar de que aún no hay fechas concretas, desalojará los edificios ocupados ahora por los centros sociales la Ingobernable y la Dragona “cueste lo que cueste”.

    [td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=»47809″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

    La defensa y protección de la familia, con ayudas a la maternidad o las becas infantiles es otro de los acuerdos suscritos que también se han puesto en marcha. Según el alcalde, “hay que apostar por la conciliación” y por eso va a facilitar el acceso de las familias a las escuelas infantiles, ya que actualmente solo disfrutan de este servicio “un 17%” de los madrileños. 

    La suciedad de las calles era otro de los problemas que más preocupaban a Vox y que Almeida ha insistido en que ya se está remediando con la contratación de 500 nuevos trabajadores. Aunque aún reconoce que queda mucho trabajo por hacer, ya que no puede revertir “cuatro años de abandono” en “75 días”. Lanzar un plan de viviendas para jóvenes o el impulso de la fiesta de San Isidro como bien cultural son otras de las iniciativas que pactaron ambas formaciones.