sábado, 10 abril 2021 20:43

Cs destituye a su dirigente en Euskadi por valorar con el PP ir juntos a las elecciones

La dirección nacional de Ciudadanos ha decidido destituir de su cargo al secretario de Organización de la formación naranja en Euskadi, Javier Gómez Calvo, después de conocer que había mantenido contactos -que la Ejecutiva estatal desconocía- con el PP vasco para concurrir juntos a las elecciones generales en Euskadi, según han informado a Europa Press fuentes de esta formación.

Además, han asegurado que las conversaciones no oficiales se mantuvieron entre un grupo pequeño de Cs Euskadi, liderado por Calvo, y el PP vasco. Una vez que la dirección nacional tuvo conocimiento de ellas, el secretario general del partido naranja nacional, Fran Hervías, contactó con el de Euskadi, Javier Gómez Calvo, y de “mutuo acuerdo” decidieron que este último abandonara su puesto.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”52992″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Precisamente, el presidente del PP de Álava, Iñaki Oyarzábal, ha responsabilizado al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, del fracaso de que populares y la formación naranja concurran juntos en Euskadi en las próximas elecciones generales.

Oyarzábal ha reconocido que ambas formaciones han mantenido contactos de cara a sumar fuerzas en los próximos comicios del 10 de noviembre y ha apuntado que, aunque había buena disposición en Cs Euskadi, finalmente, al parecer, ha sido Rivera el que se ha opuesto.

PAÍS VASCO SUMA, LA SOLUCIÓN DEL CENTRO-DERECHA

El precedente de Navarra Suma se ha visto como un proyecto solvente que podría recuperar los escaños que los populares han perdido en el País Vasco. Desde al año 2005, el PP ha disminuido su representación progresivamente. En total, la formación cuenta con seis parlamentarios menos. De los 15 que tenía hace cuatro legislaturas, a los 9 que presenta en la actualidad. 

Los resultados obtenidos en las elecciones generales, en las que el Partido Popular no ha obtenido ningún escaño por el País Vasco, frente a los dos que obtuvo en 2016, ha encendido todas las alarmas. La formación augura unos malos datos en los comicios autonómicos y quiere evitar los daños colaterales a toda costa.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”52455″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

En este contexto la fórmula País Vasco Suma, donde se unirían a Ciudadanos, podría darle el respiro que necesitarían ambas agrupaciones. El caso de Navarra (PP, Cs y UPN) ha sido un éxito, a pesar de que no hayan conseguido el gobierno. Con 19 parlamentarios, se quedaron a solo siete de la mayoría absoluta. Replicar esta medida en los comicios vascos es beneficioso tanto para el PP como para Ciudadanos.

El partido liderado por Albert Rivera encuentra en la comunidad su talón de Aquiles. En las generales no llegó ni a los 40.000 votos, mientras que en las últimas autonómicas a penas consiguió 21.000. Muy por debajo de los populares, que cosecharon más de 107.000 apoyos. Unos datos difíciles de remontar viendo la evolución que ha tenido el centro-derecha en la región.