viernes, 16 abril 2021 11:14

Podemos vuelve a pedir microcréditos a los ciudadanos a pesar del cansancio electoral

  • La formación ha recolectado casi 200.000 euros en tan solo 24 horas.
  • En abril Podemos recolectó 1,7 millones mediante esta vía.
  • Podemos lleva utilizando este mecanismo desde el año 2015.
  • La cuenta atrás para las elecciones del 10 de noviembre ha comenzado y en Unidas Podemos ya se han puesto manos a la obra para conseguir financiación para la campaña electoral. Y, como la formación morada no quiere depender de los bancos, ha vuelto a lanzar su línea de aportación de microcréditos. Eso, a pesar del clima de cansancio por la repetición de elecciones. Se trata de una opción que le permitirá seguir conservando su independencia de la banca porque los prestamistas son los propios ciudadanos. 

    Un dinero que la formación asegura que devolverá una vez conseguida la subvención pública que les corresponde según su resultado electoral. Con este sistema, que ya han utilizado en otras ocasiones, el partido liderado por Pablo Iglesias evite, según ellos mismos sostienen, el endeudamiento con las entidades bancarias. Desde el miércoles ya está habilitada la web para que cualquier persona pueda sumar su aportación.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”52763″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    CASI 200.000 EUROS EN 24 HORAS

    La recaudación ha superado todas las expectativas de la agrupación. En 24 horas han conseguido cerca de 200.000 €. La cantidad ha sorprendido a los miembros del partido, quienes han advertido de que “los poderosos ya pueden ir comprando valeriana”. Las donaciones, que se pusieron en marcha ayer, podrán ir desde un mínimo de 50 euros hasta un máximo de 5.000 €. En la ficha de inscripción las cantidades se dividen, a su vez, en 100, 500 y 1.000 euros. También se podrán aportar otras cifras, como 300 o 700 euros, pero para ello se tendrán que sumar varios microcréditos, por ejemplo, cuatro de 100 para enviar 400 €.

    La iniciativa ya tuvo una gran repercusión desde su lanzamiento. Tan solo una hora después de que las cuentas oficiales de Twitter de Podemos y sus principales líderes anunciaran el arranque de la recolecta ya había más de 15.000 euros. La formación consiguió, gracias a una llamativa campaña publicitaria, colocarse en uno de los puestos más visibles de la citada red social bajo el hashtag #LibresSíPodemos. 

    Podemos
    Imagen del anuncio de Podemos. Foto: web oficial.

    La formación ha insistido en que el dinero de las aportaciones ciudadanas será íntegramente devuelto una vez reciban la subvención estatal, como ya han hecho en otras ocasiones. En los comicios de abril, los partidos políticos recibieron un total 21.167,64 euros de subvención por cada escaño. Sin embargo, esta cifra se verá mermada en esta repetición electoral como prevé la reforma de la Ley Electoral que se pondrá en marcha por primera vez en este proceso desde su aprobación en 2016.

    ANTECEDENTES DE OTRAS CAMPAÑAS

    No es la primera vez que Podemos utiliza este sistema para autofinanciarse al margen de los bancos. De hecho, la técnica se ha convertido en su insignia particular, ya que lo ha utilizado en todos los comicios a los que se ha presentado. En el año 2015 durante las elecciones generales de diciembre cosecharon 2,8 millones a través de 12.000 aportaciones, que terminaron de devolver en noviembre de 2016.

    Esta cantidad se vio significativamente reducida tras la repetición electoral de junio de 2016, donde tuvieron que conformarse con un poco menos de la mitad, con 1,2 millones. Al igual que la vez anterior, la devolución se completó en algo más de medio año. Concretamente a principios de 2017, cuando ya tuvieron en su poder la subvención correspondiente. 

    En las elecciones del pasado abril, Podemos publicó una primera fase con dos convocatorios de microcréditos, una de 100.000 euros para las generales y otras con la misma cantidad para los comicios valencianos. Finalmente recaudó un total de 1,7 millones. Unos datos inferiores a los de 2015, pero que para la formación fueron “muy positivos”, ya que también estaba en funcionamiento el mecanismo para las municipales y autonómicas del 26 de mayo. 

    En esta ocasión ya se ha iniciado la primera fase, nuevamente, de 100.000 euros como ya ocurriera en abril. Para el 28-A, Podemos lanzó la recaudación casi tres meses antes, a principios de febrero. Mientras que en esta ocasión, dada la precipitada convocatoria de elecciones, van a tener poco más de un mes y medio para cosechar las aportaciones. Si se repite la experiencia de 2016, el resultado de la recolecta podría ser inferior. 

    UNIDAS PODEMOS, UN SISTEMA DE FINANCIACIÓN SIN LA BANCA

    La línea que defiende Podemos también ha sido suscrita por sus socios de coalición, como por ejemplo, Izquierda Unida. Cuando decidieron unir sus fuerzas en 2016 ambos partidos adoptaron esta regla que ya se ha convertido en una seña de identidad de Unidas Podemos. Los de Iglesias quieren distanciarse de las posibles influencias de la banca y no comparte el planteamiento que rige a otros partidos, como es el caso del PP, PSOE o Ciudadanos.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”52622″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    “¿Sabes por qué Podemos es el único partido que puede exigir que los bancos devuelvan los 60.000 millones del rescate? Porque no les debemos nada y nos financiamos solo gracias a tu ayuda.” Con este mensaje, Irene Montero, la ‘número dos’ de UP presentaba la colecta para el 10-N. Una premisa, la de no depender de la banca, que no solo han relegado a los periodos electorales, sino que han trasladado a todos los estamentos de la formación.

    Por ejemplo, una de sus vías permanentes de financiación es mediante las donaciones. Al igual que sucede con los microcréditos, cualquier persona puede aportar su granito de arena a través de su página web. Otro mecanismo sería con micromecenazgos, subvenciones públicas y las aportaciones de los grupos parlamentarios. En 2017, durante la Comisión de financiación de partidos del PP en el Senado, el propio Iglesias aseguró que con estos medios habían conseguido ingresar más de cuatro millones euros. La web de transparencia del partido lleva sin actualizarse desde ese año, por lo que no está disponible el desglose ni de 2018 ni de 2019.