domingo, 18 abril 2021 14:32

Los recortes de Colau disparan los robos violentos en Barcelona

La ejecución de los presupuestos en seguridad y movilidad ciudadana en el Ayuntamiento de Barcelona se ha reducido de forma prolongada desde el año 2016. Entonces la cantidad ascendía hasta los 323 millones de euros. Entre esa fecha y 2018, en apenas dos años, Colau ha invertido 30 millones de euros menos en este presupuesto destinado a la seguridad, según el análisis del Instituto Coordinadas de Gobernanza y Economía Aplicada. Esto ha supuesto un aumento de los robos con violencia.

En 2019 se han presupuestado 301 millones de euros, unos 13 millones de euros menos que el año pasado, por los 306 que se presupuestaron en 2017 y los 326 millones de 2016 (el presupuesto más alto en materia de seguridad y movilidad ciudadana en los últimos siete años).

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”53104″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Dentro de dichos presupuestos, el análisis del Instituto Coordenadas destaca que los gastos en contratos menores dentro de la gerencia de Seguridad y Prevención se han reducido casi en un 45% en 2018 respecto a 2016. En 2016 el gasto de la gerencia en contratos menores era de 70.695.013,90 euros, en 2017 se reduce unos 22 millones de euros hasta los 48.112.192,41 euros y el año pasado casi a la mitad de lo gastado en 2016, unos 38.318.604,03 euros.

Sin embargo, en 2015 el ayuntamiento de Barcelona se gastó 21.659 euros en sastrería, sin constar contratos para organizar la diada de jubilados ni tampoco para la tradicional entrega de medallas. En 2016 se repite el mismo contrato que en 2015. Ese año sí constan las medallas por un valor de 20.629,99 euros y figuras conmemorativas por 4.434,65 euros. Lo que suma un total de 46.720,64 euros junto con los gastos de sastrería de ese año (misma cantidad que en 2015).

En 2017 se repiten los contratos de sastrería, uniformes y medallas pero el precio de las medallas asciende a 21.659 euros (mismo precio que el gasto en sastrería de todos los años). A ello se le añade otro gasto de ‘Uniformitat representació lliurament medalles GUB’ por otros 21.659 euros, así como 2.750 euros en el catering de la diada de la GUB con la entrega de medallas y vídeos del cuerpo, junto con un gasto técnico de unos 306,09 euros. El gasto en 2017 asciende a 68.033,09 euros.

En 2018 se repiten, según detalla el análisis, los tres primeros contratos pero ascienden su precio en unos mil euros, con un gasto de 21.778,79 euros. El gasto en el acto de entrega de medallas se eleva hasta los 14.494,83 euros (de los 2.750 euros de 2017) y se hace entrega de figuras conmemorativas por valor de 4.434,65 euros. El gasto en 2018 es de 84.265,85 euros, el doble que en 2016.

En el primer trimestre de 2019, el gasto en sastrería y uniformes desciende a 18.148,79 euros cada uno. Sin embargo, figura un nuevo gasto como ‘Elements identificatius i commemoratius GUB’ por un coste de otros 18.148,79 euros. A ello se le añade el contrato por las figuras conmemorativas de los jubilados que asciende a 7.095,44 euros (casi 3.000 euros más caras que el año anterior y que en 2016). A falta del contrato por el acto de entrega, el cual se realiza en el último trimestre del año, el gasto en 2019 se sitúa en 61.541,81 euros.

CRIMINALIDAD

Respecto a los datos relativos a criminalidad, según los últimos balances del Portal Estadístico de Criminalidad del Ministerio del Interior, el número de robos con violencia se ha incrementado hasta los 7.082 en Barcelona frente a los 5.187 de Madrid, ciudad mas extensa territorialmente y con 1,5 millones de habitantes más, una media de hasta 39 robos con violencia al día frente a los 28 de Madrid.

Desde 2018, Barcelona supera a Madrid en el número de robos con violencia durante el primer trimestre del año. Si en 2017 Madrid tuvo 5.830 casos (32 al día) por los 4.834 de Barcelona (27 al día); en 2018 se incrementaron un 12% (con 5.427 casos) superando finalmente a Madrid (4.841 robos con violencia). A la par que Madrid consigue reducir sus números, la tendencia al alza en Barcelona se cronifica en 2018 ascendiendo la cifra en unos 593 robos más que en el mismo período del año 2017.

Los indicadores del Ministerio reflejan que 2019 es el tercer año consecutivo en el que el número de robos con fuerza han aumentado en la ciudad de Barcelona. Desde el año 2017, el número de robos con fuerza en domicilios y establecimientos DE Barcelona ha aumentado en un mínimo de 250 casos, si en el año 2015 había 2.837 casos durante el primer trimestre del año, en 2019 la cifra se sitúa en 4.506 robos. Es decir que en apenas cuatro años los robos con fuerza han aumentado un 58%.

El balance también indica que Barcelona ha sufrido una media de 311 hurtos al día durante el primer semestre de 2019. Un incremento de 80 hurtos más al día que en el mismo período de 2015. El crecimiento de este tipo de delitos en Barcelona es mucho más alto que en Madrid, donde en 2015 había 281 hurtos de media al día por los 322 de 2019, alrededor de 40 hurtos más.

Barcelona nunca había estado tan cerca de Madrid respecto al número de hurtos cometidos, la diferencia entre ambas ciudades oscilaba entre los 9.000 y 8.000 hurtos de 2015 a 2017. Mientras que en 2019 Barcelona (56.015 hurtos) ha recortado la distancia y se sitúa a unos 1.900 hurtos en Madrid (57.989 hurtos).

Si se analiza el cómputo total de infracciones penales (la suma de todos los tipos de delitos), se contempla que en apenas dos años hay hasta 120 infracciones de media más al día, pues en 2019 se producen hasta 555, por las 512 de 2018 y las 425 al día de 2017.

En relación a los efectivos humanos, en 1992, con la celebración de los Juegos Olímpicos, Barcelona contaba con hasta 3.500 agentes de la Guardia Urbana y en la actualidad apenas llegan a los 2.800 efectivos, subraya el análisis del Instituto Coordenadas.

Además, asegura que el 40% de la plantilla no estaba en activo durante julio y agosto, “los meses en los que se registra el mayor número de visitas turísticas en la ciudad, que es el caldo de cultivo de que la delincuencia crezca de manera alarmante en Barcelona”, indica.