miércoles, 21 abril 2021 12:36

Urdangarin-Cristina: cómo ha sido su relación marcada por la cárcel

Ha pasado más de un año desde que Iñaki Urdangarin ingresó en prisión. Desde entonces, su relación con la infanta Cristina ha sido casi un auténtico misterio. Desde visitas sin identificar hasta rumores de divorcio entre el matrimonio.

Pero, ¿Cómo ha sido realmente su relación marcada por la cárcel? ¿Cómo han llevado Urdangarin y Cristina estos últimos 15 meses? Vamos a averiguarlo.

IÑAKI URGANGARIN SE DECANTA POR LA CÁRCEL DE BRIEVA

Iñaki Urdangarin

El marido de la infanta Cristina tuvo la opción de escoger cárcel. Finalmente decidió elegir la cárcel de Brieva, una pequeña prisión situada a siete kilómetros de Ávila destinada a mujeres principalmente. El centro se construyó en 1989 y allí también cumplió prisión el exdirector de la Guardia Civil Luis Roldán.

Urdangarin decidió escoger esta cárcel por la próximidad y por la seguridad aunque, según se ha sabido, el ex Duque de Palma se ha sentido solo en muchas ocasiones al estar completamente aislado. La vida en la cárcel puede ser más difícil si estás solo, o eso es lo que declaran muchos presos. Solo habla con los funcionarios y con aquellos que van a visitarle. El resto del tiempo lo pasa haciendo deporte o leyendo.

Muchos son los periodistas que se han afincado en la puerta de la cárcel de Brieva pero, aún así, no ha trascendido ninguna imagen de Iñaki Urdangarín.

LA PRIMERA VISITA DE LA INFANTA CRISTINA A IÑAKI URDANGARIN

El 24 de junio de 2018 fue la primera vez que la infanta Cristina visitó a Iñaki Urdangarin en la cárcel, donde llevaba preso desde el día 18 del mismo mes. La llegada de la infanta a la cárcel de Brieva pasó totalmente desapercibida ya que entró en la cárcel en un coche con los cristales tintados y sin identificarse en la puerta.

Además, Cristina avisó apenas unos minutos antes de que iba a acudir a la cárcel, cuando el turno ordinario de visitas ya había finalizado. Esto hizo que, al entrar, ya no hubiese nadie que pudiera identificarla.

Asimismo, hay que destacar que ella se dirigió al módulo de hombres de la pequeña cárcel en la que hay solo mujeres. Por lo que ningún otro familiar pudo verla.

CRISTINA PASÓ MÁS TIEMPO DE LO PERMITIDO CON URDANGARIN

A pesar de entrar sin llamar la atención, la infanta Cristina pasó todas las medidas de seguridad de la cárcel en apenas cinco minutos para poder reunirse con su marido que apenas llevaba unos días como interno en la cárcel.

El caso es que el trámite de pasar las medidas de seguridad de la cárcel suele durar, aproximadamente, treinta minutos. Ella lo hizo en menos de la mitad del tiempo.

Tras pasar los controles, la infanta Cristina estuvo con su marido un total de cuarenta minutos. Fue una visita muy dura para ambos ya que era la primera vez que se veían de ese modo.

VIS A VIS UNA VEZ AL MES

Urdangarin

Iñaki Urdangarín tiene derecho a un vis a vis al mes de entre una y tres horas. Lo esperable hubiera sido que la infanta Cristina acudiera a estas citas, pero la información no ha trascendido y no sabemos cuándo han usado el derecho del vis a vis en la prisión.

Asimismo, el ex duque también ha tenido derecho a dos visitas en el locutorio semanales de 20 minutos cada una, aunque puede juntarlas en 40 minutos si lo prefiere. En estas visitas puede recibir hasta a cuatro personas a la vez.

Urdangarin también ha podido tener encuentros familiares sin mamparas cada treinta días y de hasta tres horas de duración.

LA VISITA MÁS DURA DE LA INFANTA A SU MARIDO

Urdangarin

El pasado verano ha sido el más duro para la infanta Cristina. O al menos lo fue en su visita a la cárcel. Es cierto que cada vez que visita a su marido sale muy triste, pero en el pasado mes de junio acabó destrozada tras esa visita.

Cristina demostró que pasa un momento muy complicado en su vida ya que, a la vuelta de la cárcel, la infanta pidió al chófer que acelerara porque se encontraba muy mal. El chófer decidió parar en El Pardo para que la vieran los médicos. Estos le dijeron que había sufrido un ataque de ansiedad.

Ver a su marido, Urdangarin, tan deteriorado le ha pasado factura y es que, en esos momentos, el condenado ya había cumplido un año de cárcel.

LA ÚLTIMA VISITA DE CRISTINA APROVECHANDO EL INGRESO DE SU PADRE

Urdangarin

La infanta Cristina fue a ver a su padre tras su última operación de corazón en el mes de agosto. Tras la visita, la hermana del Rey decidió conducir hasta Ávila para ir a ver a su marido, lo que supuso una estrategia muy buena. ¿Por qué? Pues porque todas las miradas estaban atentas a Juan Carlos. Nadie pensó que Cristina aprovecharía el momento para ver a Iñaki.

Eso sí, en esta ocasión acudió con tres de sus cuatro hijos para que todos pudieran ver a su padre. Disfrutaron de una hora y media juntos en la prisión. Eso sí, no pudo disfrutar de su hijo mayor ese día, pero sí en días posteriores ya que acudió a visitarlo en solitario.