sábado, 23 octubre 2021 03:13

Francisco Camps vuelve al banquillo

Camps vuelve al banquillo siete años después del caso de los trajes del caso Gürtel y sin jurado. Aún así, el expresidente de la Generalitat se sentará en el banquillo para ser juzgado por los delitos de prevaricación, fraude en las administraciones públicas y tráfico de influencias por adjudicaciones a empresas de la trama Gürtel en Fitur.

Pero, ¿Qué ha ocurrido en estos siete años? ¿Qué es lo que ha hecho Francisco Camps y en que polémicas ha estado envuelto? Vamos a conocerlas.

FRANCISCO CAMPS, ACUSADO DE PLAGIAR SU TESIS DOCTORAL

En el año 2012, la tesis doctoral de Francisco Camps, un documento con 697 páginas, obtuvo un sobresaliente ‘cum laude’ en la Universidad Miguel Hernández de Elche. Esta tesis había permanecido en secreto, por petición expresa del expresidente de la Generalitat Valenciana, hasta que en el año 2016 el exjefe del Consell la entregó en las Cortes Valencianas a petición de la Consejería de Transparencia.

El caso es que el expresident fue acusado de cometer varios plagios al copiar a algunos autores sin entrecomillar los fragmentos ni citar a los autores. El profesor Jorge Urdánoz, profesor de Filosofía del Derecho en la Universidad Pública de Navarra, pidió a la Miguel Hernández una investigación sobre el caso.

En la tesis, según este profesor, se evidencian plagios al director y a un miembro del tribunal de la tesis, a otros autores, al Boletín Oficial del Estado, al Tribunal Constitucional y al Parlamento Europeo.

LA PETICIÓN DEL PROFESOR JORGE URDÁNOZ EN CHANGE.ORG

El profesor Jorge Urdánoz inició en 2016 una campaña en la conocida plataforma de change.org para pedir la apertura de la investigación. En esta petición, Urdánoz recuerda que Camps presentó su tesis en diciembre de 2011, cuatro meses después de su dimisión como presidente de la Generalitat. Francisco Camps se llevó menos de dos años trabajando en ella.

Para el profesor, el hecho de haber dedicado menos de dos años a la tesis es todo un mérito ya que, según afirma, la media de dedicación a una tesis son de seis años. También reclama que compaginó su trabajo en la Generalitat con la tesis y su defensa en el caso de los trajes.

Por otra parte, le llamó la atención que Camps ordenase que nadie pudiera leer su tesis.

EL FIN DE LA POLÉMICA POR LA TESIS DOCTORAL

En el año 2017, la Universidad Miguel Hernández de Elche determinó que Camps no había plagiado su tesis. Un programa antiplagio analizó el trabajo de Francisco Camps y detectó solo un 11% de coincidencias con otros textos no protegidos por derechos de autor.

Así, cinco meses después de comenzar la investigación, se descartó el plagio de la tesis. Esto es así porque el porcentaje de coincidencias afectaban al material que no está protegido por derechos de autor. Así, el caso fue archivado y olvidado.

CAMPS SE ENCARA CON UN JOVEN QUE LE LLAMA CORRUPTO

A pesar de que Camps siempre ha intentando mantenerse precavido y esquivo en torno a las polémicas en las que está envuelto, no siempre ha podido contenerse. En una ocasión, un joven le llamo corrupto delante de una cámara en la puerta de la sede del PP de Valencia.

En otras circunstancias, Camps, como suele hacer, habría girado la cara a estas acusaciones. Pero ese día quiso contestar al joven:«¿Por qué me dices eso? No, no, ven y cuéntamelo». Pero el joven simplemente le contestó que no representaba a nadie antes de marcharse.

LA CITACIÓN DE FRANCISCO CAMPS POR EL ‘CASO NÓOS’

Camps

La citación de Francisco Camps para prestar declaración sobre el ‘Caso Nóos‘ fue más que polémica. El expresidente de la Generalitat estaba citado para declarar el domingo, pero el juez tuvo que aplazar su comparecencia ya que fue imposible localizar a Camps.

A última hora del domingo, Camps aseguró que había pasado el fin de semana en su domicilio. También dijo que no respondió al emplazamiento del juez José Castro porque habían enviado su citación como testigo del ‘caso Nóos’ al Consell Consultiu valenciano.

Pero desde el Tribunal Superior de Justicia de Baleares desmintió por completo la versión de Camps. Explicaron que la policía judicial había acudido en varias ocasiones al domicilio de Camps durante el fin de semana. La propia secretaria del juzgado también asegura que le llamó al móvil que había facilitado, pero no contestaron hasta el lunes.