miércoles, 21 abril 2021 06:16

Valencia: Un hombre degüella a un compañero de trabajo en Riba-roja

Un hombre de 26 años ha ingresado en prisión por orden judicial como presunto autor del homicidio de un compañero de trabajo al que degolló el pasado martes. El hecho se produjo en su lugar de trabajo, una industria cárnica situada en Riba-roja (Valencia).

El juzgado de Llíria (Valencia) ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, del hombre que le hizo un corte en el cuello con un cuchillo a su compañero tras una discusión entre ambos. La víctima no pudo siquiera recibir asistencia médica, ya que falleció prácticamente en el acto.

Tal y como ha informado el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), el titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Llíri, en funciones de guardia, decretó el ingreso en prisión del detenido, que queda investigado en una causa abierta por un delito de homicidio.

DISCUSIÓN SUBIDA DE TONO

Los hechos tuvieron lugar el martes sobre las tres de la tarde en una fábrica cárnica ubicada en el polígono industrial de Riba-roja (Valencia). Ambos trabajadores, originarios de Ghana, se enzarzaron en una discusión que fue subiendo de tono y que el resto de trabajadores no pudo frenar a tiempo.

En mitad de la acalorada discusión, uno de ellos agredió al otro con un cuchillo, causándole un profundo corte en el cuello que le provocó la muerte. El autor del homicidio fue identificado como Michael K., quién atacó a Yunairu M. con uno de los cuchillos que utilizaban en la elaboración de productos cárnicos.

Por ello, tenía a mano el arma con el que cometió el crimen. Este pudo darse a causa de un arrebato fruto de la riña entre ambos. Será el juez quién deba determinar la forma en la que se produjo el asesinato. En función de los posibles atenuantes, se podrá enfrentar a una pena de prisión de entre 10 y 15 años

PELEABAN CON FRECUENCIA

Los dos hombres ghaneses se conocían desde hacía tiempo y, según sus compañeros, habían tenido numerosos encontronazos y discusiones con anterioridad. No era la primera riña entre ambos, aunque en ninguna de las ocasiones anteriores habían llegado a utilizar armas blancas como en esta ocasión, que ha tenido un trágico desenlace.

Nada más tuvieron lugar los hechos, los responsables de la empresa cárnica de Valencia solicitaron ayuda al servicio de emergencias 112. Los Servicios de Emergencia enviaron al lugar una ambulancia del SAMU y varios efectivos de la Guardia Civil. El equipo sanitario ni siquiera llegó a intervenir, ya que nada más llegar a la empresa solo pudieron certificar la muerte de Yunairu a causa de las graves lesiones sufridas.

Poco más tarde, los agentes del equipo de Policía Judicial de Riba-roja (Valencia) se hicieron cargo del caso. Acudieron a la factoría de productos cárnicos y procedieron al arresto del presunto autor del homicidio, que no ofreció ningún tipo de resistencia ni trató de escapar tras haber cometido la agresión.

El detenido fue entregado al juez de Instrucción número 5 de Llíria, en funciones de guardia. Tras proceder a examinar el atestado policial y tomar declaración al acusado, se decretó su ingreso en prisión sin fianza. En torno a las 20:00 h. de este miércoles, Michael K. abandonaba la sede judicial para ser conducido por la Guardia Civil al centro penitenciario de Picassent (Valencia).

Detenido un hombre tras degüellar en Riba-roja (Valencia) a un compañero de trabajo
El acusado, de 36 años de edad, ya ha ingresado en prisión como presunto autor del homicidio.

EL DEGÜELLO, LA HERIDA INCISA QUE CON MÁS FRECUENCIA PROVOCA LESIONES MORTALES

El degüello es la herida incisa que, con más frecuencia, provoca lesiones mortales. Así lo aseguran los especialistas en medicina forense. Sin embargo, es la menos habitual en este ámbito.

El mayor problema que se plantea el degüello desde el punto de vista médico forense radica en el diagnóstico que lo diferencia entre el homicidio y el suicidio. En este sentido, la dirección, localización, profundidad y número de heridas tienen gran importancia para determinarlo. No obstante, en el caso del ghanés no hubo duda alguna al haber testigos en el lugar de trabajo y no darse a la fuga el autor de los hechos.

Se trata de una herida que, en muchas ocasiones, tiene un desenlace fatal para quien la sufre. Esto se debe a que el arma blanca utilizada puede llegar a succionar la vena yugular interna y externa, lo que provoca una gran pérdida de sangre y, además, un gran sufrimiento al cerebro por la falta de oxígeno.

La elevada gravedad y profundidad del corte fue lo que provocó una muerte prácticamente en el acto. Esto fue lo que hizo imposible que los servicios de emergencia pudiesen hacer algo por salvarle la vida. A pesar de que estos actuaron con una gran rapidez al desplazarse al lugar de los hechos, cuando llegaron solo pudieron certificar su fallecimiento.

DE 10 A 20 AÑOS DE PRISIÓN

El autor del homicidio se enfrentará de esta forma a una pena de prisión de entre 10 y 15 años. Este tipo de delitos se encuentran tipificados en el Código Penal en sus artículos 138 y 139.

En el delito de homicidio se valorará el ánimo de matar a otra persona, donde se valora el dolo homicida. Este puede ser dolo directo, cuando se desea y tiene voluntad de dar muerte, o dolo eventual. Este último tiene lugar cuando es probable la eventualidad de la muerte, aunque ese resultado no era el deseado. Sin embargo, persiste en la acción.

En este sentido, se deben valorar tres tres elementos que interfieren en la existencia del ánimo de matar. Estos son el medio adecuado para la muerte, el lugar en el que incide el golpe y la intensidad del mismo.

Por otro lado, el Código Penal, en su artículo 139, hace referencia al delito de asesinato. En ese caso, la pena de prisión es de 15 a 20 años. En este tipo de delito debe haberse producido la muerte de otra persona con alevosía; por promesa, precio o recompensa; o bien con ensañamiento.

En cualquier caso, las investigaciones por este crimen se sucederán a lo largo de las próximas fechas para determinar los detalles del crimen y esclarecer lo sucedido. Michael K. aguardará desde el centro penitenciario de Picassent a la sucesión de los hechos.

A sus compañeros les ha supuesto un gran golpe lo sucedido. Aunque las discusiones eran continuas entre ambos, no se esperaban que pudiesen llegar al extremo de que uno de ellos perdiese la vida.