miércoles, 14 abril 2021 13:21

El presunto autor del crimen del Port Olímpic se suicida cuando iba a ser detenido

El presunto autor de la puñalada que acabó con la vida de una joven de 26 años en una discoteca del Port Olímpic de Barcelona a principios de mes se ha suicidado cuando iba a ser detenido por los Mossos d’Esquadra.

Los hechos han tenido lugar en el barrio de Sant Roc la noche de este jueves. Decenas de agentes tenían rodeado un bloque de la calle Càceres, en la que se encontraba el sospechoso tras haber descubierto su paradero e iniciaron una operación para su detención. El amplio operativo policial desplegado en la zona estaba formado por agentes del área de Brigada Móvil (BRIMO) de los Mossos d’Esquadra.

Según fuentes cercanas al suceso, el presunto autor del asesinato del pasado 5 de septiembre se ha disparado un tiro acabando con su propia vida. El suceso queda a la espera de que la correspondiente autopsia y la investigación abierta por los Mossos d’Esquadra aclare lo acontecido.

LA POLICÍA LE BUSCABA DESDE EL 5 DE SEPTIEMBRE

Los agentes le buscaban desde el pasado 5 de septiembre, cuando tuvo lugar la agresión mortal. Esta tuvo lugar en la discoteca Smar, situada en el Port Olímpic de Barcelona. Las cámaras de seguridad registraron lo sucedido.

En torno a las 3 de la mañana, una clienta observó cómo dos personas robaban, dentro del local, el móvil a otra joven. La cliente procedió a alarmar a la víctima, que acudió en la búsqueda del vigilante de seguridad del local. El guardia le recriminó a los dos individuos el robo y procedió a expulsarlos de la discoteca.

Mientras les acompañaba a la calle, uno de los dos individuos sacó un arma blanca y apuñaló en el abdomen al vigilante y en el pecho a la propietaria del móvil. La joven falleció minutos después en el hospital del Mar, al que fue trasladado tras el suceso. El vigilante tuvo que ser ingresado.

El autor de las puñaladas y el otro ladrón consiguieron huir del lugar de los hechos sin haber sido interceptados. Sin embargo, gracias a las grabaciones, ambos individuos fueron identificados al siguiente. Ambos eran vecinos de Sant Adrià del Besòs.

EL OTRO JOVEN SE ENTREGÓ EL 12 DE SEPTIEMBRE

El otro joven se entregó el pasado 12 de septiembre en el juzgado. La titular del juzgado de instrucción número 14 de Barcelona decretó su ingreso en prisión provisional tras tomarle declaración.

Tras su entrega, los Mossos d’Esquadra continuaron con las pesquisas para encontrar al autor del asesinato de la joven en el Port Olímpic, llegando a estrechar el cerco hasta el punto de que su detención era inminente. Por esta razón, decidió quitarse la vida antes de ser detenido por los agentes.

El autor del crimen de una mujer en el Port Olímpic se suicidó cuando iba a ser detenido
El presunto autor de la puñalada que acabó con la vida de una mujer de 26 años en una discoteca del Port Olímpic se suicidó cuando iba a ser detenido por los Mossos d’Esquadra.
TRECE HOMICIDIOS EN BARCELONA EN LO QUE VA DE AÑO

La muerte de la joven supuso la decimotercera víctima por homicidio en Barcelona, número que podría elevarse a 15, ya que los Mossos d’Esquadra no han concluido si el matrimonio de ancianos hallados el 25 de agosto con cortes en su domicilio murió por un caso de violencia de género, un suicidio pactado o un doble asesinato.

El crimen del Port Olímpic supuso el segundo en la misma zona en este verano, el cual ha sido especialmente sangriento en Barcelona, donde se han producido un total de 10 homicidios.

El pasado 6 de julio un encapuchado ataviado con guantes y con un arma de fuego irrumpió en la peluquería Spejos, donde mató a disparos al marido de la única empleada que quedaba en el local y que había acudido a recogerla. Tuvo lugar en el paseo Manuel Girona de Sarrià-Sant Gervasi.

Seis días más tarde, el 12 de julio, fue un encapuchado el que disparó contra un individuo para, posteriormente, huir en un patinete eléctrico en Poblenou. El joven herido falleció en el hospital en el que fue ingresado.

De diferente índole fueron los crímenes del 11 de julio en el locutorio de Entença con Consell de Cent; del 26 de julio en la plaza Folch iTorres; del 28 de julio en el Port Olímpic y del 8 de agosto en la plazoleta de Comerç. En estos cuatro casos, los homicidios tuvieron lugar tras una pelea violenta. En ellas se emplearon armas blancas y una botella de vidrio. Se trata de peleas de conocidos en algunos casos y de una trifulca con desconocidos en el caso del Port Olímpic.

UNA MUJER SUECA FUE HALLADA EN LOS BAJOS DE UN TRÁILER

El pasado 12 de agosto una mujer de 46 años y de nacionalidad sueca fue encontraba en los bajos de un tráiler en el paseo de Can Tunis (Barcelona). La víctima presentaba signos de haber sido estrangulada tras recibir varios golpes en la cabeza.

Por su parte, el 25 de agosto la Policía encontró muerto con signos de violencia a un matrimonio de 83 años en su domicilio de la Ciudad Condal. Este caso continua abierto a la espera de dilucidar las razones de su fallecimiento.

Por último, el 24 de junio una alto cargo del Gobierno de Corea del Sur fue víctima de un tirón en Poblenou cuando un motorista intentó quitarle el bolso. La caída le supuso graves heridas en la cabeza que la dejaron en estado crítico y tres días después perdió la vida.

OPERATIVO POLICIAL ESPECIAL EN EL PORT OLÍMPIC

La gran cantidad de hechos ocurridos en el Port Olímpic llevó al Ayuntamiento de Barcelona a realizar un operativo policial especial que se desplegó en agosto en el Port Olímpic. Este tuvo lugar después de que muriese un joven en una pelea.

Aunque el teniente de alcalde de seguridad Albert Batlle aseguró que se mantendría por tiempo “indefinido”, pocas semanas después tuvo lugar el crimen perpetrado en la discoteca Smar.

El Port Olímpic no puede convertirse en un punto de conflicto permanente“, aseguró Batlle. Además, el teniente de alcalde de seguridad aseguró que los locales de ocio tienen una concesión vigente que será revisada cuando se acabe en 2020.

Con motivo de los crímenes, el Consistorio ha vuelto a reclamar a la Generalitat el traspaso de las competencias de gestión del Port Olímpic. Su intención es la de hacerse con todas las competencias para gestionar la infraestructura y así eliminar las discotecas de la zona.

Este acuerdo se había consensuado entre el Consistorio y la Administración Autonómica en 2016. Fue aprobado por unanimidad en octubre de 2018, pero aún no se ha firmado el convenio pese a que tenía que haberse realizado antes del pasado mes de abril.