viernes, 16 abril 2021 10:56

La Policía Nacional detiene en Marbella a un huido de la justicia vinculado con el crimen organizado en Ceuta

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Marbella (Málaga) a un individuo que se encontraba huido de la justicia y que está vinculado con el crimen organizado en Ceuta.

La detención se enmarca dentro de la denominada “Operación Express”. En la misma ya se detuvieron a otros tres individuos en el pasado mes de agosto, acusados de formar parte de una de las organizaciones criminales más activas de Ceuta.

El individuo arrestado por los cuerpos policiales estaba reclamado por dos juzgados de Ceuta y poseía una orden de detención e ingreso en prisión vigente. Fue localizado por los agentes en un conocido local ubicado en Puerto Banús, donde fue detenido.

En el mercado de una investigación previa al inicio de la mencionada “Operación Express”, los agentes de la Policía Nacional pudieron identificar la existencia y presencia de dos organizaciones criminales enfrentadas en la ciudad autónoma. Ambas se dedicaban al tráfico de hachís y, además también practicaban otra actividad añadida, la extorsión.

Una de estas organizaciones se encargaba del control del tráfico de drogas en Ceuta. La otra, de la cual formaba parte el detenido en Marbella, trataba de arrebatar a la primera el control del narcotráfico, así como el monopolio en la extorsión. Es por ello por lo que iniciaron numerosas acciones violentas, convirtiéndose en la organización más peligrosa de la ciudad autónoma.

Este segundo grupo criminal contaba con sus propios sicarios, entre los cuales se encontraba el hermano del ahora detenido en Marbella y líder de la organización delictiva.

PRIMERA FASE DE LA “OPERACIÓN EXPRESS”

Tras haber llevado a cabo numerosos incidentes violentos y los avances en las investigaciones, los agentes de la Policía Nacional pudieron conocer la composición y el modus operandi de la organización. Durante las pesquisas pudieron identificar a dos hermanos de origen ceutí, los cuales tenían una posición privilegiada dentro de la banda criminal.

En el pasado mes de agosto, tras haber llevado a cabo varios dispositivos policiales, los agentes procedieron a la detención de tres miembros de la organización criminal investigada. Entre ellos se encontraba el hermano del ahora detenido, que, tras haber sido condenado a prisión, permanecía huido. Las tres detenciones del mes de agosto tuvieron lugar en Casares (Málaga).

DETENIDO EN MARBELLA UN MES DESPUÉS

Tras una primera fase concluida con éxito, los agentes concentraron todos los esfuerzos en lograr la localización de uno de los principales colaboradores del líder de la organización, su hermano. Éste estaba reclamado por dos juzgados de Ceuta y tenía una orden de detención e ingreso en prisión vigente. Fue detenido tras ser localizado en un popular local de Puerto Banús, en Marbella.

Tras haber procedido a establecer un importante operativo policial, los agentes detuvieron al criminal cuando este se disponía a abandonar el local de ocio en el que se encontraba. Antes de ello, trató de realizar varias maniobras con las que buscaba dificultar las actuaciones por parte de la Policía.

El detenido en Marbella formaba parte de una de las organizaciones criminales más activas de Ceuta
La detención se enmarca dentro de la “Operación Express”, por la cual fueron detenidos otros tres individuos en el pasado mes de agosto.

“EL GRANA”, DETENIDO EN MALAGA EN AGOSTO

En el pasado mes de abril, “El Grana” comenzó a ser buscado por la Policía Nacional después de que no se presentase en el juzgado tras reconocer su autoría en el crimen del “Caniche”. Estaba condenado a 11 años de prisión y debía entrar a la misma el 3 de mayo, pero decidió desaparecer. Esto hizo que la Policía marcase una orden prioritaria de busca y captura contra su persona.

En aquel momento, el líder de la banda criminal incumplió las medidas cautelares adoptadas por el juzgado, lo que provocó que desde entonces se le buscara para su captura.

Sin embargo, no fue hasta agosto cuando fue localizado y detenido por parte de la Policía. A pesar de las medidas de blindaje puestas tanto a nivel judicial como policial, consiguió llegar a la provincia de Málaga.

El “Grana”, huido de la justicia, al igual que su hermano, ahora detenido en Marbella, pertenecía a la organización criminal. Esta banda fue desarticulada en 2015 y se dedicaba a la extorsión y el narcotráfico. Sus miembros eran conocidos en Ceuta por sus numerosos episodios violentos. En aquella detención también se arrestaron a otras dos personas relacionadas con el crimen organizado en la ciudad autónoma.

En el momento de la detención de uno de los cabecillas, era buscado por una investigación relacionada con la “Operación Hacha”. Esta se inició en 2014 con la intención de identificar a las organizaciones criminales de carácter violento en Ceuta. Además, trataba de localizar a sus miembros, muchos responsables de incidentes con resultado de muerte o graves lesiones.

DOS ORGANIZACIONES ENFRENTADAS POR EL CONTROL DEL NARCOTRÁFICO

En el marco de la operación, los investigadores pudieron constatar que todas las acciones violentas de la organización estaban relacionadas con el tráfico de drogas. En Ceuta se había generado una actividad añadida al narcotráfico, la extorsión. Ésta se materializaba en exigencias de importantes cantidades de dinero en efectivo a quienes se dedicaban al tráfico de hachís y que, por tanto, hacían peligrar el monopolio de alguna organización.

La Policía pudo comprobar que existían dos organizaciones enfrentadas, siendo la segunda, a la que pertenecía el detenido en Marbella, la que buscaba arrebatar el control de la primera. Para tratar de hacerlo, inició numerosas acciones, entre ellas tiroteos y la culminación de la muerte de su líder.

Además, para tener el total control del negocio, esta organización desarrolló actos violentos contra personas afines a la organización rival. De hecho, incluso hizo lo propio contra integrantes de su propia banda ante sospechas de falta de lealtad. Por este motivo, la organización del detenido se consideraba la banda criminal más peligrosa de la zona.

SICARIOS PROPIOS

Las investigaciones permitieron conocer la composición de la organización criminal. Se pudo saber que contaba con sus propios sicarios, todos ellos con numerosos antecedentes policiales. Entre estos, se encontraban delitos de homicidios, tráficos de drogas y tenencia ilícita de armas.

Los agentes advirtieron que varios de sus miembros eran especialmente peligrosos y que estos se apoyaban en otros jóvenes de la localidad. A estos los utilizaban para el desempeño de tareas de vigilancia o asistencias previas o posteriores a los actos delictivos que cometían.

Entre los años 2013 y 2014, la banda fue autora de varios episodios violentos. Entre ellos, destaca el tiroteo a un vehículo y disparos al aire cerca de un establecimiento que la organización rival usaba como punto de distribución. Además, también destaca el hallazgo de un coche incendiado en cuyo interior se hallaba el cadáver del “Caniche”. Este murió de un disparo en la cabeza y fue carbonizado a manos del “Grana”, por lo que se le condenó a 11 años de prisión.

El detenido en Marbella es el hermano del “Grana”, que se encuentra en prisión desde que fuese arrestado en Málaga en el pasado mes de agosto.