miércoles, 14 abril 2021 16:17

El Rey Felipe de Borbón y Letizia pasan el fin de semana separados

el corte ingles

La vida del Rey Felipe de Borbón y de su mujer, Letizia, está siempre llena de citas a las que no pueden faltar. La mayoría de las ocasiones, el matrimonio acude al completo a las ceremonias. Además de trabajar el uno con el otro y dormir bajo el mismo techo.

Sin embargo, esta situación de continuo apego no siempre se mantiene, y ha habido más de una ocasión en la que la pareja real se ha tenido que separar. Esta vez, ha sido este fin de semana cuando el Rey Felipe de Borbón y Letizia han salido cada uno por su cuenta. Concretamente, la Reina se ha quedado en Madrid y el Rey ha viajado a Andalucía, a Córdoba.

No es algo nuevo que se separen. Sin ir más lejos, este verano el Rey Felipe ha tenido que pasar el final de sus vacaciones trabajando debido a la difícil situación política en la que se encuentra el país. Sin embargo, la Reina Letizia permaneció en “paradero desconocido”, junto a sus hijas, hasta el final del verano.

El 22 de mayo hizo quince años desde que Felipe de Borbón y Letizia se casaron, y en todo este tiempo, la prensa los ha divorciado unas cuantas veces.

Matrimonio Real

Felipe de Borbón y Letizia

La pareja formada por Felipe y Letizia tuvo cuatro reglas de oro desde su comienzo. Reglas que siguen demostrando cada día. La primera era que, una vez a la semana, salieran sin la compañía del otro. Las siguientes reglas que procuran cumplir están relacionadas con la familia, la cual es intocable; los amigos de verdad, que deben cuidarse; y, finalmente, el encargarse de la educación de sus hijas a partes iguales.  

En estos quince años, son muchas las veces en los que la pareja ha salido sola, y muchas otras en las que, a causa de esto, se ha rumoreado que tenían problemas matrimoniales graves. La Reina Letizia tiene algunos fallos a la hora de estar en lugares, y su marido se encarga de corregirla, algunas veces en público, y otras con los gestos y las miradas.

La tensión que supone estar a la cabeza de un país pasa factura y ambos lo mitigan tomándose su espacio personal fuera de los quehaceres diarios.

Escapadas por separado

Este fin de semana, el Rey Felipe se ha alejado de Letizia y de la Moncloa más de 500 kilómetros para estar en Córdoba con unos amigos. Concretamente, fue a una comida junto a sus antiguos compañeros de promoción de la Academia Militar. En el año 2016, esta cita tuvo lugar en Toledo y el Rey Felipe de Borbón también acudió.

Mientras el Rey paseaba por el barrio de San Hipólito y comía en el restaurante de la Pataya ante unos insólitos vecinos, la Reina Letizia estaba a las ocho y media de la tarde en el cine Verdi con dos amigas.

Ambos vestían de manera informal. El Rey Felipe de Borbón no distaba mucho del look de su esposa. Él escogió una camisa azul y vaqueros con correa marrón a juego con los zapatos, americana beige y gafas de sol. Igual que la Reina Letizia, que también usó vaqueros, zapatillas y blazer negro, con el pelo recogido en un moño lateral y gafas de vista de pasta para intentar no ser reconocida.

La semana anterior fue Felipe quien acudió al cine con su hija Leonor para ver la nueva película de Brad Pitt: “Ad Astra: Hacia las Estrellas”.

Lapsus reales

Ante todo, el Rey y la Reina Letizia son personas, y como tal es normal que discutan o que tengan algunos fallos. El problema es que, al ser quienes son, estos detalles se magnifican más que en el resto.

El 10 de julio de este año, los Reyes estaban invitados a una audiencia a la Comisión Ejecutiva de la Alianza para la Formación Profesional Dual. El rey Felipe de Borbón entró primero siguiendo el protocolo y, a pocos pasos, le siguió Letizia, pero de forma jovial, hablando dicharacheramente con quien les había dado paso. El Rey la reprimió delante de todos y lo siguiente que se oyó fue a Letizia diciéndole que si no la hubiese regañado en público nadie se hubiera enterado.

El móvil y Letizia

Felipe de Borbón y Letizia

La afición por el teléfono móvil de la Reina Letizia también ha sido motivo de disputa entre ambos en más de alguna ocasión. El Rey Felipe siempre anda pendiente de que su esposa no meta la pata y lo demuestra continuamente, pero no siempre llega a tiempo.

En la mayoría de las fotografías que se pueden ver de la Reina Letizia, el móvil sale con ella. Esa costumbre la ha llevado en más de una ocasión a tener que ser reprendida, pero la vez que más llamó la atención fue cuando estaban en México en el 2015.

En esta ocasión, el toque de atención le vino tanto por parte de su marido como del, por aquel entonces, presidente mejicano, Peña Nieto, que estaba acompañado por su esposa. Mientras este estaba dando un discurso, Letizia se entretenía en chatear con el móvil, escondiéndolo por debajo de la mesa. La prensa estaba justo a su lado y se dio cuenta antes de que su marido pudiese avisarla.

Ese no fue el día de Letizia y en una visita guiada a un museo mejicano tuvo que ser sermoneada por una trabajadora al intentar coger un libro delicado que databa de hacía más de 400 años.

Crisis solventadas

Pese a que hay muchas discusiones públicas entre Felipe de Borbón y Letizia, son una pareja fuerte que se atrevió a cambiar las cosas y hacerlas a su manera. Su matrimonio ya fue un escándalo mediático por el que pocos apostaban. No obstante, la pareja, después de 15 años, sigue al pie del cañón como cualquier otra.

En ocasiones, se les ve por separado, pero también se les ve juntos. Actualmente, la Reina Letizia y el Rey Emérito Juan Carlos tienen algo en común y es su mala popularidad entre la prensa, cosa que no comparten ni con su suegra ni con su esposo.