domingo, 18 abril 2021 01:13

Pablo Gómez Perpinyà, el joven heredero de Errejón en la Comunidad de Madrid

  • Perpinyà es el portavoz de Más Madrid, tiene 29 años y estará al frente de la formación regional tan pronto como Errejón entre en el Congreso.
  • El portavoz fue director de campaña de Errejón y, según las palabras de la dirección del partido, hizo "una labor fundamental".
  • La única mancha en su currículum se remonta a 2015, cuando se vio involucrado en una pelea en Andalucía por la que aún está investigado.
  • Es de Pozuelo de Alarcón (Madrid), tiene 29 años, y es el candidato que relevará a Íñigo Errejón en la Comunidad de Madrid. Pablo Gómez Perpinyà es el actual portavoz de Más Madrid en la Asamblea y los nuevos acontecimientos precipitados de la mano de la convocatoria de nuevas elecciones le han llevado a tomar las riendas de la formación en esta comunidad. Perpinyà tomará el testigo de Errejón al frente del partido tan pronto como el líder de Más País de el salto al Congreso de los Diputados en otoño.

    Madrileño y colchonero. Así se define Perpinyà en su cuenta de Twitter. El político de Más Madrid ha mantenido una línea moderada, aunque se ha mostrado crítico con la actitud de Pablo Iglesias de cara a las negociaciones. “Y todavía pretenden convencernos de que la diferencia entre el reformismo servil y la firmeza revolucionaria son las políticas activas de empleo…”, comentaba Perpinyà al compartir una noticia que auguraba que Iglesias y Pedro Sánchez no llegarían a un acuerdo para formar gobierno.

    Este joven político, licenciado en Ciencias Políticas y Derecho por la Universidad Carlos III, fue el director de campaña de Más Madrid en las elecciones del pasado 26 de mayo. Su resultado fue muy positivo. Al menos para su partido, el cual considera que desarrolló “una labor fundamental”. Antes de presentarse de la mano de Errejón a las autonómicas de la Comunidad de Madrid, Perpinyà ya había ejercido como portavoz de Somos Pozuelo en el Ayuntamiento de su municipio.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”52665″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Errejón ha eclipsado todos los nombres de su partido desde el momento que decidió presentarse a las elecciones en mayo. Perpinyà fue de los pocos cuyo perfil se ha dejado notar estos meses. Se ha mostrado a favor de luchar contra el cambio climático, contra la violencia de género y contra la corrupción que ha salpicado a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso. En resumen, todos los clichés de la izquierda en un Twitter bien ordenado.

    En el partido aseguran que Perpinyà quiere destacar. Y que ha iniciado todos los movimientos para hacerse notar en la Asamblea y fuera de ella. Pero la formación se erige sobre arenas movedizas, ya que muchos de los nombres más conocidos por la opinión pública aún están a tiempo de dar el salto a la política nacional. Es el caso de Inés Sabanés, exdelegada de Medio Ambiente y Movilidad de Madrid, o el de Marta Higueras, mano derecha de Manuela Carmena. De ser así, habrá más cambios e incorporaciones en la plantilla de Más Madrid en la Comunidad de Madrid.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”53420″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    La única mancha en el currículum de Perpinyà se remonta a 2015, donde tuvo presuntamente una pelea por la que aún está investigado por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Ayamonte (Huelva) por un delito de lesiones. Según el informe policial, entre las seis y la ocho de la madrugada tuvo lugar un altercado a las puertas de una discoteca. Actualmente hay dos denuncias con dos versiones opuestas. Y una de ellas acusa al nuevo líder de Más Madrid de haber agredido a dos personas junto a otros cuatro amigos.

    Perpinyà era el número nueve en la candidatura a los comicios autonómicos. Cuando su nombre sonó para ser el del sustituto de Errejón, las tensiones internas se dejaron ver. La política Clara Serra, quien decidió abandonar Podemos para formar parte de Más Madrid, esperaba heredar los galones de Íñigo Errejón. Pero Tania Sánchez, una de las personalidades más relevantes y determinantes para la creación del partido, decidió apartar a Serra. Algo que dejó vía libre a Perpinyá para recoger el testigo del candidato de Más País.

    El flamante portavoz de Más Madrid cuenta con el apoyo del núcleo duro del partido. Los pesos pesados de Más País están centrados en asaltar el cielo, pero el de Iglesias. Y Perpinyá ha llegado a un escenario regional en calidad de oposición en el que puede lucirse. O al menos es lo que pretende, ya que el entorno del candidato ha asegurado a este medio que Perpinyà quiere crecer en el partido y aspirar a más.