domingo, 18 abril 2021 08:25

Errejón dice que no pactará con PSOE y Cs para dañar a Iglesias

  • Más País anuncia que no conformará un tripartito con PSOE y Ciudadanos tras el 10-N.
  • Unidas Podemos está insinuando que Errejón está apoyado por La Moncloa.
  • Íñigo Errejón apostó por un pacto con socialistas y naranjas en la Comunidad de Madrid.
  • Es muy probable que se produzca un claro corrimiento de tierras en el centro-izquierda para ensanchar su espacio de cara al 10-N tras la irrupción de Errejón: Pedro Sánchez está girando al centro y en la CNN tildó a Podemos de “extrema izquierda” pese a haber asumido parte del discurso de Iglesias en las primarias que ganó a Susana Díaz, en la moción de censura que derribó a Rajoy y en la última campaña de las generales.

    El PSOE podría perder parte de votos de su flanco izquierdo en favor de Más País, cuya matriz madrileña consiguió en mayo que Ángel Gabilondo fuese el único barón socialista que no ganó diputados en todo el Estado.

    Íñigo Errejón también pescará en el caladero de votos de Unidas Podemos, que ha articulado tres líneas argumentales: el establishment ha puesto en marcha Más País porque no han podido comprar a Iglesias; ellos no nacieron ni para apuntalar al bipartidismo ni para apostar por la estabilidad, y sus nuevos rivales son “el Cs de izquierdas”, sin primarias ni programa.

    Unidas Podemos también se ha distanciado de Pedro Sánchez, que ha asumido un discurso muy agresivo sobre el independentismo catalán. Los morados creen que el presidente quiere tildar a los CDR de violentos para hacer olvidar las agresiones policiales del 1-O pese a que él fue incapaz de condenar el GAL en su estreno televisivo a mediados de los noventa en Telecinco.

    ERREJÓN DICE QUE NO POSIBILITARÁ UN GOBIERNO ENTRE EL PSOE Y CS

    Íñigo Errejón declaró en El País que no posibilitará un Gobierno entre el PSOE y Ciudadanos. Unidas Podemos lo está insinuando porque Más Madrid intentó negociar con los naranjas para posibilitar un Gobierno de Ángel Gabilondo en la Comunidad de Madrid.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”53307″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Cierto es que Errejón justificó su movimiento para evitar la influencia de Vox en la capital, pero a partir del 10-N también podría darse un escenario similar si ‘el trío de Colón’ se acerca en esta próxima cita a los 176 escaños.

    LA IDEOLOGÍA DE ERREJÓN

    Íñigo Errejón es un pupilo aventajado de Ernesto Laclau, posmarxista, materia gris del populismo latinoamericano y creyente del patriotismo progresista para sortear la polarización entre las dos trincheras, apuesta que hizo Podemos en sus inicios con “la Casta” como enemigo de “los de abajo”.

    Juan Carlos Monedero, enemigo de Errejón, insinúa que Más País no peleará por La Moncloa y asegura que esta plancha electoral es una candidatura light de La Moncloa por la necesidad de Sánchez de no depender de los independentistas y por la apuesta de Iván Redondo, el gurú de Pedro Sánchez, de dejar fuera a Unidas Podemos en el Gobierno.

    Cierto es que las primeras encuestas sitúan a Iglesias como imprescindible para alcanzar la mayoría, pero deja en prescindibles a fuerzas como el PNV, el PRC, ERC, Euskal Herria Bildu o Junts per Catalunya.

    PRINCIPIOS O PRAGMATISMO

    Íñigo Errejón asegura de la izquierda que funciona es la que aúna pragmatismo y principios: solo con pragmatismo te conviertes en irrelevante para el cambio y si solo tienes principios puedes convertirte en un fanático extraparlamentario que solo funciona en tareas teóricas.

    Errejón
    Errejón se ha convertido en el protagonista de la precampaña.

    El lado pragmático de Errejón se verá en Más País en tres asuntos: apuesta por la estabilidad para captar votos entre los descontentos de Sánchez y Iglesias por no pactar; fía su estructura a Equo para lograr votos entre el público más joven; y cree en una especie de patriotismo light con la marca Más País.

    Pablo Iglesias, en contraposición, seguirá con su retórica más agresiva; asegurará que Unidas Podemos es el único elemento que bebe de la fuente del 15-M; e insinuará que Más País es una especie de producto capitalista, véase la ortodoxia de ‘La trampa de la diversidad’ y su denuncia de fuerzas como los bobós alemanes (burgueses y bohemios).

    Desde Unidas Podemos miran con escepticismo a partidos como Los Verdes, en en Alemania se la juegan en la guerra de guerrillas temáticas para abandonar la lucha de clases. Una adaptación ibérica podría ser Más País.

    ERREJÓN PODRÍA SER CLAVE A LA HORA DE CONFORMAR GOBIERNO

    Íñigo Errejón podría contribuir a la investidura de Pedro Sánchez, pero también ha asegurado que no se la regalará al PSOE. El exnúmero dos de Podemos está logrando una gran repercusión mediática con su retorno al tablero nacional.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”53473″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Algunos de sus críticos le afean su cambio de discurso: con tan solo unas horas de diferencia aseguró que no iba a presentarse y poco después ya tenía prácticamente cerradas alianzas con Compromís. Ciudadanos, por su parte, le ha recordado que se comprometió con los madrileños para cuatro años.

    Monedero, que le acusa de falta de valentía y de parapetarse detrás de otros líderes políticos (Iglesias o Carmena), y El Mundo le ha acusado de abstentismo laboral durante su breve etapa en la Asamblea de Madrid, Cámara a la que no renunciará hasta que logre escaño estatal.