jueves, 15 abril 2021 06:55

La Policía desmantela la mayor red de narcotráfico y blanqueo del este de España

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con la Europol, han procedido a la desmantelación de la mayor red criminal del levante español dedicada al tráfico de drogas y el blanqueo de capitales. El operativo final se ha desarrollado en Alicante, Valencia, Galicia, Madrid y Barcelona, interviniendo en el mismo más de 200 agentes que han realizando 13 registros y 41 detenciones.

En esta operación, los agentes han detenido a un total de 81 personas e intervenido más de 2 millones de euros en metálico. Más de la mitad de ellos se encontraban ocultos en una “habitación del pánico” que se encontraba ubicada en el domicilio del líder de la organización.

La investigación con respecto a esta organización dio comienzo a comienzos del pasado año 2018, concretamente en el mes de enero. Por aquel entonces, la Policía Nacional tuvo conocimiento de la existencia de una organización criminal asentada en Alicante y que presuntamente se dedicaba al tráfico de drogas a gran escala.

Una vez los agentes pudieron comprobarlo y constatar que la banda se dedicaba al narcotráfico, también determinaron que, de manera paralela, estaban blanqueando los beneficios procedentes de la mencionada actividad ilegal mediante diferentes sistemas y métodos.

ORGANIZACIÓN PERFECTAMENTE ESTRUCTURADA

El inicio de la investigación fue muy complejo puesto que la organización se encontraba muy bien estructurada y compartimentada, además de que todos sus miembros actuaban de forma muy sincronizada. Los principales integrantes de la banda hacían uso de extremadas medidas de seguridad. Estos miembros carecían de antecedentes policiales por tráfico de drogas.

Esto provocó que los investigadores tuviesen que optar por la creación de equipos de investigación conjuntos, tanto en el área criminal como en la financiera, además de la colaboración con cuerpos policiales de otros países.

COOPERACIÓN INTERNACIONAL

Esto provocó la colaboración de agentes de países como Gran Bretaña, Colombia, Suecia, Portugal y Rumanía. Asimismo, la Europol ha colaborado con todos los medios y analistas de los que dispone, incorporando a la operación a una de sus acciones investigativas preferentes con especial dedicación (EMPACT).

La organización criminal, dedicada al tráfico de drogas y el blanqueo de capitales, contaba con varios escalones totalmente estancos que realizaban las tareas y funciones que los principales cabecillas de la misma les encomendaban. La propia banda contaba incluso con un equipo de seguridad para realizar contravigilancias y de cara a abordar acciones especialmente complejas como extorsiones, cobro de deudas o “vuelcos”. Este último grupo destacaba por su gran violencia. De hecho se ha visto implicado en un asesinato que tuvo lugar en la localidad alicantina de Campello.

Fruto del trabajo internacional, los agentes pudieron detectar la existencia de un grupo criminal sueco que se movía por Barcelona. Con este, la organización criminal desmantelada entró en contacto con la intención de mejorar tanto sus capacidades como sus infraestructuras. De esta manera, trataba de optimizar así sus recursos a la hora de llevar a cabo sus acciones relacionadas con el tráfico de drogas.

La colaboración policial entre la policía sueca y la Policía Nacional hizo posible la localización del líder de la trama, que ha sido detenido junto a tres de sus principales colaboradores.

Desmantelada la mayor red criminal del levante español dedicada al tráfico de drogas y el blanqueo de capitales
Agentes de la Policía Nacional en el marco de la operación contra el narcotráfico.

3.200 KILOS DE COCAÍNA INCAUTADOS

A medida que la investigación fue avanzado, se fueron sucediendo las aprehensiones. Desde mediados del pasado año 2018 hasta el momento, y en diferentes intervenciones policiales, los agentes, se han hecho con un total de 3.200 kilos de cocaína.

Estas incautaciones han tenido lugar cuando pretendían introducir las drogas en el mercado a través de distintos sistemas de ocultación. Para ello, usaban el gancho ciego o rip off hasta el uso de embarcaciones, remolques de camión, uso de diferentes vehículos caleteados o el empleo de un laboratorio clandestino.

Con motivo de estos operativos, los agentes pudieron detener inicialmente a 20 personas. Posteriormente, hicieron lo propio con otras 18. Todas ellas eran subcontratadas por parte del grupo criminal investigado, con la firme intención de alejar a la dirección de la organización de la cocaína.

Como consecuencia de las intervenciones policiales realizadas en estos cargamentos con dicha sustancia estupefaciente, que finalmente no lograron llegar a su destino final, la organización criminal comenzó a debilitarse. Sus miembros empezaron a ser más atrevidos y temerarios.

Esto hizo que comenzaran a cometer errores en sus comunicaciones y también en sus tratos. Estas acciones permitieron a los investigadores detectar varios trasvases de elevadas cantidades de dinero entre los diferentes líderes y cabecillas de la organización.

41 DETENCIONES Y 13 REGISTROS EN LA ÚLTIMA FASE DE LA INVESTIGACIÓN

La última fase de la investigación ha concluido con 41 detenciones y 13 registros. Con estas actuaciones se han podido neutralizar y desmantelar a una de las mayores y mejor asentadas estructuras criminales del Levante Mediterráneo.

En total hay 150 personas que han sido investigadas y un total de 81 detenidas. 39 de ellas fueron arrestadas en las fases anteriores y 42 en la última fase de la operación. Se han intervenido 2.000.000 de euros en metálico, así como tres armas de fuego, joyas, piedras preciosas y relojes de lujo.

También han sido incautados 73 vehículos, 2 veleros y un yate. Entre los vehículos incautados se encontraban modelos de alta gama, los cuales eran utilizados por los principales cabecillas de la organización.

De forma paralela, los agentes han podido localizar inmuebles por un valor total de 20 millones de euros y se han bloqueado 800 cuentas bancarias. Hasta el momento, a los detenidos se les imputan delitos por tráfico de drogas y operaciones de blanqueo por valor de siete millones de euros.

La operación continúa abierta y ahora se ha iniciado una nueva fase. En ella, la Policía Nacional analizará toda la información obtenida, así como los ordenadores intervenidos y la abundante documentación incautada. Se esperan encontrar más indicios y pruebas sobre la actividad criminal de la organización desarticulada.

ASESINATO EN CAMPELLO

A esta banda se la vincula con el asesinato que tuvo lugar en la localidad alicantina de Campello. Un hombre de 41 años murió el pasado 13 de septiembre tras recibir dos disparos en la cabeza mientras paseaba con su perro.

La benemérita buscaba desde entonces a dos ciudadanos magrebíes como presuntos autores del crimen. La opción barajada desde un principio por la Guardia Civil era la que podría tratarse de un ajuste de cuentas por cuestiones de tráfico de drogas.

Según los investigadores, los autores del asesinato llegaron en un vehículo. Uno de ellos se bajó del mismo y se realizó un primer disparo por la espalda a la cabeza de la víctima. Tras caer al suelo, le pegó otro tiro en la frente. Nada más cometer el asesinato, ambos autores huyeron del lugar en el vehículo. Los servicios de emergencia acudieron con rapidez al lugar de los hechos, pero solo pudieron certificar el fallecimiento del hombre. Los autores del crimen podrían formar parte de la red criminal desmantelada.