sábado, 10 abril 2021 13:55

Rufián, Casado y Rivera, unidos contra las agresiones en Cataluña

  • Varios periodistas han sido agredidos mientras trabajaban en las manifestaciones del 1-O.
  • Miembros de los principales partidos políticos han criticado la crispación en las calles.
  • Gabriel Rufián ha sido el único líder independentista que ha condenado la agresión.
  • Arranca un mes complicado en Cataluña. El aniversario del referéndum del 1 de octubre, la detención de varios miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR) acusados de terrorismo o la inminente sentencia del procès han avivado los brotes de violencia en la comunidad. Los periodistas y profesionales de la comunicación se encuentran entre los que más sufren estas agresiones. La última prueba de ello se ha visto durante la manifestación por el 1-O. Unas duras imágenes de crispación en las calles que todos los políticos no han tardado en denunciar.

    Las redes sociales se han llenado de un mismo vídeo durante las últimas horas. La agresión a una periodista de Informativos Telecinco, Laila Jiménez, mientras cubría la manifestación del 1-O en Barcelona. La joven intentaba realizar un directo cerca de un grupo de manifestantes que no ha dudado en increparla, pedirle que se fuera, e incluso llegaron a lanzarle líquido. La reportera y el resto del equipo finalmente tuvieron que abandonar la zona sin realizar su trabajo. 

    CONDENA DE LA CLASE POLÍTICA

    La escena ha sido criticada por representantes políticos de todos los colores. Empezando por Ciudadanos. Varios miembros de la formación naranja realizaron una condena unánime de estas agresiones. El líder del partido, Albert Rivera, ha dado todo su apoyo a Jiménez y ha calificado de “indignante” el acto, añadiendo que “los radicales separatistas le han agredido, acosado e increpado porque no toleran la libertad”. 

    Inés Arrimadas, portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, ha aprovechado el acto para arremeter nuevamente contra el president de la Generalitat, Quim Torra. “El “apreteu” de Torra se traduce en la calle en acciones como esta. Acaba otra jornada con radicales separatistas acosando a periodistas mientras hacen su trabajo” denunciaba Arrimadas. El partido ha anunciado recientemente que van a presentar una moción de censura contra Torra porque consideran que bajo su mandato se está “poniendo en jaque la seguridad” en Cataluña.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”53773″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Otros miembros como Lorena Roldán, líder de Cs en Cataluña, Luis Garicano, europarlamentario de Ciudadanos o Juan Carlos Girauta diputado de la formación naranja también se han sumado a la condena de la escena. Manuel Valls, exfichaje estrella de Rivera y líder de Barcelona pel Canvi, ha insistido en que no se puede “aceptar esta violencia” y ha vuelto a apelar a la unión entre partidos porque frente “a la deriva cada día más preocupante del separatismo, la división de los constitucionalistas es un desastre”.

    Miquel Iceta, primer secretario del PSC, ha calificado los hechos de “intolerables” y ha mandado su apoyo a la reportera. José Zaragoza, diputado del PSC en el Congreso, ha coincido con la opinión de Iceta y ha insistido en que los agresores se tratan de “independentistas extremistas que no son pacíficos”

    Las muestras de repulsa también ha llegado desde el Partido Popular. El presidente de la formación, Pablo Casado, ha alertado de que “la libertad de expresión y de información son derechos que todos debemos respetar. Siempre estaremos con la libertad y la democracia.” Mientras que Xavier García Albiol, exlíder popular en Cataluña y cabeza de lista en Badalona, se ha referido a los agresores como “talibanes independentistas” y ha lamentado que “esta es la verdadera cara de una parte de la sociedad catalana que desprende odio hacia aquellos que no forman parte de su realidad.”

    La condena por parte del sector político independentista ha llegado de la mano del diputado de Esquerra Republicana y portavoz de este partido en el Congreso, Gabriel Rufián. “Hacerle esto a una trabajadora con un micro en la calle es de energúmeno. Lleves la bandera que lleves en el cuello”, ha escrito en su perfil de Twitter. El parlamentario ha sido el único que ha comentado la agresión. Ni Torra ni otros miembros de Govern han hablando sobre la cuestión.

    AGRESIONES A LA PRENSA

    Los actos de violencia en contra de la prensa no es algo nuevo en Cataluña. Durante la manifestación del 1-O también hubo otros enfrentamientos con periodistas de otros medios, como TVE. La reportera Laura Mesa pudo hacer su directo, pero para ello necesitó la ayuda de otras compañeras, Laila Jiménez y Ángela García Romero, que frenaron el ataque.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”53209″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Precisamente esta última, Ángela García Romero, fue la protagonista de otra escena violenta el pasado 11 de septiembre, durante la Diada 2019. Un grupo de manifestantes increpó a la joven mientras realizaba su directo y le lanzaron una piedra, vertieron agua sobre la cámara e incluso le tiraron el trípode al suelo. Profesionales de otros medios como Antena 3 o La Sexta también han sido víctimas de insultos, agresiones e interrupciones mientras trabajan.

    Los medios de comunicación han sido uno de los grandes perjudicados en los últimos años del independentismo. En 2017, cuando la tensión creció con la promulgación del referéndum y la aplicación del artículo 155, se propagó un mensaje en el que se pedía que solo se hiciera caso a medios como “Vilaweb, El Nacional.cat, Ara, Punt Avui. Y emisoras de radio como Catalunya Ràdio, RAC 1 y TV3″ o entes como “el Govern, Omniun Cultural o ANC”. Además del conjunto de medios de ámbito nacional, el boicot también afectó a otros diarios como El Periódico, que originalmente nació en Cataluña.