viernes, 23 abril 2021 03:19

Podemos podría apuntillar a Más País en Cataluña, Euskadi y Andalucía

  • Íñigo Errejón no ha conseguido cerrar el número de alianzas deseado.
  • Más País podría presentarse en solitario en Cataluña, Euskadi o Canarias.
  • Podemos quiere ganarle terreno a su escisión en varios territorios con peso nacionalista.
  • Unidas Podemos quiere mantener a raya a su escisión, Más País, y para ello podría aprovechar la ventaja que en teoría tiene sobre el partido que lidera Íñigo Errejón en comunidades autónomas como Euskadi o Cataluña.

    La formación morada cuenta en Cataluña con el emblemático apoyo de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y en Euskadi ha demostrado en las últimas campañas de las generales que disfruta de un gran tirón a nivel popular.

    A estos hechos se le suma que Equo ha desoído en Barcelona y Bilbao la decisión estatal del partido ecologista: en Cataluña seguirán sumidos en la plataforma de los comunes y en Euskadi no se presentarán, aunque a nadie se le escapa que Juan López de Uralde podría recibir apoyos de sus excompañeros para revalidar su escaño por Álava.

    Errejón, que ha apostado por un patriotismo progresita que podría molestar en Euskadi y Cataluña, también podría tener problemas en otras comunidades como Andalucía, donde Teresa Rodríguez finalmente ha aceptado la tesis de Iglesias y ha renunciado a la marca Adelante Andalucía.

    También podría tener dificultades en Galicia, donde Carolina Bescansa creía que En Marea podría ser un socio inadecuado; y en Canarias, donde Nueva Canarias ha estrechado lazos con su matriz, Coalición Canaria.

    LOS ALIADOS DE MÁS PAÍS

    Más País intentará que Errejón, Marta Higueras o Rita Maestre logren escaño por Madrid y contribuirán a que lo logren sus socios confederales, Compromís, que quiere recuperar dos de los tres escaños que perdió el 28-A, y la Chunta Aragonesista, que quiere recuperar el escaño por Zaragoza que logró dos veces Labordeta y una vez Chesús Yuste junto a Izquierda Unida.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”53473″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    No ha formalizado acuerdos Más Madrid con Més, formación ecosoberanista balear que reeditará pacto con ERC pese a los decepcionantes resultados que lograron en las generales de hace apenas cinco meses.

    También sonaron otros pactos que no se llevaron a cabo como el fallido pacto con Actúa en Asturias para apostar por Gaspar Llamazares, que previsiblemente se ha jubilado en política después de sus pobres números de abril.

    Sí que ha apostado fuerte Más País por la Región de Murcia, comunidad en la que estarán liderados por Óscar Urralburu, que ha renunciado al liderazgo autonómico de Podemos y a su escaño en la Cámara regional por sumirse en un proyecto que no lo tendrá fácil.

    LOS PROBLEMAS DE PODEMOS

    El nacimiento de Más País ha evidenciado una vez más que Pablo Iglesias tiene serias dificultades para conseguir simpatías en provincias: Podemos está en manos de una gestora en Cantabria o Castilla-La Mancha.

    Podemos
    Iglesias se las verá con Errejón en las urnas.

    Y hasta tres barones han dejado claro que no tienen feeling con la dirección estatal: Óscar Urralburu ha dejado el liderazgo en la Región de Murcia; Teresa Rodríguez pidió un grupo propio andaluz en el Congreso; y Nacho Escartín en Aragón pidió a Iglesias que sacrificase a Pablo Echenique para posibilitar un pacto que no llegó con la Chunta Aragonesista.

    No es de extrañar que Andalucía y Aragón se rebelen contra Iglesias porque en estos dos territorios ganaron en las primarias de 2015 los ‘anticapis’ y en ambas comunidades Podemos tiene un problema crónico a la hora de articular un mensaje común con Madrid.

    LOS DOS GRANDES PROBLEMAS DE ERREJÓN

    Lluis Orriols asegura que Más País debe apostar por su rostro verde para robar votos jóvenes a PSOE y Unidas Podemos. El politólogo asegura que Equo podría contribuir a que Errejón sortee los dos principales problemas que tiene para el 10-M.

    El exnúmero dos de Podemos no tendrá un hueco en los debates electorales que se celebren y además podría echar de menos a Manuela Carmena, que aunque podría participar en algunos actos no se volcará en campaña como en el 26-M.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”53307″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Errejón también podría sufrir el fuego amigo: en la campaña del 26-M se presentó como víctima de Iglesias por las evidentes injerencias del secretario general sobre su lista autonómica. Pero ahora será presentado en algunos ámbitos como el verdugo por fragmentar a la izquierda después de prometer varias veces que su compromiso era con los madrileños.