miércoles, 21 abril 2021 15:41

Rajoy: “En todo el mundo están surgiendo nacionalismos populistas”

El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se refirió al conflicto catalán durante un debate de ayer en Pontevedra, asegurando que el “enemigo de algunos era España, la ley y la Constitución”.

En el debate, que se celebraba en el ‘Foro La Toja. Vínculo Atlántico’ de Illa da Toxa (Pontevedra) también participó Felipe González, que definió a España como un país “plural en las ideas”.

En este escenario, Rajoy ha considerado que “no solo en España, sino en general, en todo el mundo” están surgiendo “nacionalismos populistas”. “El nacionalista se cree que el sitio donde él ha nacido es el mejor del mundo”, ha señalado el expresidente, que ha indicado que, “entonces, cualquier limitación que se produzca, les molesta”.

Entre ellas, ha mencionado la emigración, el libre comercio, el multilateralismo y ha destacado el brexit como “el caso más paradigmático”. “Consideran que yéndose de aquí se van a ahorrar un porrón de libras esterlinas, que ya no va haber ningún emigrante, que la Unión Europea es su enemigo…”, ha manifestado.

“Y aquí, en España, el enemigo de algunos era España… tenían que buscar su enemigo, que era España, y la ley y la Constitución”, ha censurado.

Además, se ha referido a la situación actual en Cataluña para asegurar que “no es la primera vez que se producen acontecimientos indeseables” y ha incidido en que siempre el argumento es “un sentimiento”. “Es muy difícil discutir contra un sentimiento”, ha apuntado.

“El nacionalista se cree que el sitio donde él ha nacido es el mejor del mundo”

Mariano Rajoy.

Con todo, ha asegurado que cando se produce una “colisión entre sentimientos” lo que hay “es la ley”, que “es lo que ordena la convivencia”. Por tanto, cumplir la ley y las Constituciones “es lo que procede aplicar en los tiempos en los que vivimos”. “No hay otra y está yendo la cosa, por más problemas que pueda haber ahora con la sentencia, está yendo a mejor”, ha considerado.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”47891″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

“LOS SENTIMIENTOS NO SON DERECHOS”

Tras la intervención de Rajoy, el socialista Felipe González, ha definido a España como un país “plural en las ideas” y “diverso en los sentimientos de pertenencia”. Con todo, ha dejado claro que “los sentimientos, absolutamente respetables, no son derechos”.

Así, ha expresado que cuando escucha a un nacionalista referirse a su región como “nación” él está dispuesto a “aceptar” siempre que éste “acepte” que “España es una nación que nos afecta a todos y que, por lo tanto, el derecho a decidir es de todos”.

Todo ello en una intervención en la que ha considerado que “hay un cierto fracaso de la política” cuando todos “están pendientes de lo que decida” el juez Manuel Marchena y el Tribunal Supremo. “No porque estemos pendientes de si será o no discutible de acuerdo a derecho, sino de la dimensión política de lo que decidan”, ha apuntado en un debate en el que se ha referido al juicio del ‘procés’ como “impecable”.