lunes, 19 abril 2021 11:57

Granada: 16 años por encargar el asesinato del novio de su exmujer

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), ha decidido confirmar la condena a 16 años de prisión que la Audiencia de Granada impuso a un hombre de 53 años por encargar a un sicario el asesinato a tiros del, por entonces, novio de su exmujer en Güevejar. El crimen tuvo lugar en el año 2017.

En ambos casos, tanto el autor material del crimen, Ignacio S.F., como la persona que realizó el encargo, Serafín A.F., han sido condenados a idéntico número de años de prisión por un delito de asesinato. Además, no podrán residir en Güevejar (Granada) durante los próximos 22 años. Esto implica que no podrán acercarse o tener comunicación alguna con los hijos de la víctima. También tendrán que abonar una indemnización de manera conjunta con cantidades de entre 80.000 y 120.000 euros.

Además, en el caso del autor material del asesinato, Ignacio S.F., también ha sido condenado por un delito de tenencia ilícita de armas, con una pena de un año de prisión, y por otro delito de daños a otro año adicional. Se le ha añadido una multa de 1.050 euros por un delito de hurto de un vehículo a motor.

CUESTIÓN DE CELOS

Serafín A.F., de 53 años y exmarido de la pareja de la víctima, aseguró que lo que le motivó a realizar este encargo a un sicario fue a causa de los celos que le provocaba que su antigua pareja, con la que tenía un hijo, mantuviese una relación sentimental con otro hombre.

La Fiscalía de Granada solicitaba 26 años de prisión para Serafín, que finalmente ha visto cómo se han quedado en una pena de 16 años. La acusación particular se ha mostrado satisfecha al respecto, aunque el letrado mostró su incredulidad porque uno de los condenados aún siga en libertad.

ASÍ FUE EL CRIMEN

La víctima recibió cuatro disparos en la puerta de su vivienda antes de que los autores huyeran en un coche robado, el cual incendiaron posteriormente para eliminar pruebas.

Serafín e Ignacio planificaron juntos el asesinato y el primero compró un arma de fuego para ejecutar el crimen.

Los hecho ocurrieron en la noche del 20 al 21 de agosto de 2017. Los dos responsables de la muerte robaron un coche que se encontraba en Granada tras forzar la puerta del vehículo. Este se encontraba estacionado en la zona norte de la capital.

Tras cometer el robo, Ignacio se dirigió en él hasta Güevejar, donde esperó a la víctima. Cuando vio salir de casa a su víctima se dirigió a él, lo agarró del pecho y lo tiró al suelo, para inmediatamente, de manera completamente inesperada y sin que la víctima pudiese reaccionar, dispararle cuatro veces en el cuerpo. Tres de las balas impactaron en el cuerpo del hombre, que falleció en el acto. El autor material portaba el arma de fuego a pesar de no tener licencia.

16 años de cárcel para el hombre que encargó el asesinato del novio de su ex mujer en Granada
El TSJA ha confirmado tanto la pena de 16 años de prisión para el hombre que encargó el asesinato como para el sicario que ejecutó el crimen en 2017.
LA VICTIMA TENÍA CINCO HIJOS

La víctima, que tenía cinco hijos de entre 17 y 38 años de edad, recibió uno de los impactos de bala en su hombro izquierdo, el cual le fracturó tanto las costillas como el pulmón y la columna. Otro de los impactos fue sobre el tórax y el tercero en la cabeza. Dos de los disparos que sufrió fueron a corta distancia mientras que el tercero de los que llegaron a impactar en su cuerpo fue a una distancia superior.

Nada más finalizar el tiroteo, Ignacio se subió al vehículo sustraído y condujo el mismo hasta un cruce entre municipios. Allí procedió a quemar el vehículo para no dejar pruebas y dificultar la investigación. Tras abandonarlo en llamaradas, se marchó en el coche de Serafín que lo había acompañado al lugar en su propio vehículo.

Los dos acusados fueron juzgados por un jugado popular en cinco sesiones, las cuales tuvieron lugar en el pasado mes de marzo. En ellas, ambos individuos negaron los hechos que se les imputaban.

El supuesto autor intelectual aseguró que no era cierto que abonase cantidad alguna de dinero al otro acusado para matar al fallecido, y que solo le abonó 20 euros para que arreglara el coche unos días antes, ya que lo conocía de vista del barrio. El sicario, por su parte, negó los hechos y aseguró en su momento desconocer el porqué le habían acusado del crimen, además de asegurar que no conocía de nada al fallecido.

El autor material de los hechos, que desde un primer momento se ha encontrado en prisión provisional, también negó que robase el vehículo y que posteriormente procediese a su quemado. Sin embargo, a pesar de la negación de ambos, se pudo demostrar su implicación en el crimen que acabó con la vida del que era novio de la exmujer de Serafín A.F.

PARTICIPACIÓN DEL AUTOR INTELECTUAL

El autor intelectual de los hechos fue Serafín, al que la Audiencia de Granada solo consideró culpable de asesinato al no estar demostrado que participase en el robo del vehículo. Tampoco se pudo demostrar que le entregase una determinada cantidad de dinero al sicario para que asesinase a la pareja sentimental de su exmujer.

No se le pudo vincular con que fuese el responsable de adquirir el arma de fuego ni que participara en el incendio. Además, él no fue el autor material del asesinato, tal y como pudo determinar en su momento el jurado.

No obstante, la Audiencia de Granada sí consideró como probado que la intención de Serafín era la de acabar con la vida del fallecido, ya que aunque no lo hiciese de forma material, sí lo hizo por los denominados “celos patológicos” que tenía con respecto a la que había sido su mujer y madre del hijo que tienen en común.

Tras la sentencia, se decidió que el acusado podría continuar en libertad provisional con la obligación de comparecer de forma semanal ante la Audiencia Provincial de Granada. El fiscal rechazó el ingreso en prisión al considerar que no había riesgo ni de reiteración delictiva ni de fuga.

Ahora, tras conocerse la confirmación de la sentencia de la Tribunal Superior de Justicia, tiene un plazo de cinco días para presentar la defensa el recurso de casación si así lo considera pertinente.