viernes, 22 enero 2021 10:14

La Policía Nacional interviene 65.000 juguetes falsificados en Fuenlabrada

La Policía Nacional, junto a funcionarios de la Agencia Tributaria, han intervenido en una nave industrial de Fuenlabrada (Madrid) un total de 65.000 juguetes falsificados. Estos carecían de los correspondientes controles de seguridad infantil, lo que supone un gran riesgo para la integridad y salud de los menores de edad para los cuales estaban destinados.

Los artículos intervenidos en el municipio madrileño estaban preparados para ser distribuidos y comercializados por todo el territorio nacional, teniendo un valor de mercado que supera los 372.000 euros.

La investigación dio comienzo después de que los funcionarios de la Agencia Tributaria recibiesen información internacional sobre la posible importación de juguetes falsificados para su venta en España. Las correspondientes pesquisas llevadas a cabo por los investigadores pudieron detectar una partida que procedía de Reino Unido y que contaba con 249 paquetes sospechosos de contener en su interior falsificaciones.

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con funcionarios de la Agencia Tributaria, comprobaron los hechos y realizaron un seguimiento de una entrega de 32 paquetes que llegaron a un polígono industrial ubicado en Fuenlabrada, en la Comunidad de Madrid.

SIN CONTROLES DE SEGURIDAD

Los agentes registraron la nave industrial, donde abrieron los paquetes y pudieron comprobar que en su interior se hallaban juguetes falsificados de conocidas marcas, estando preparados para su distribución y comercialización por toda España.

Además, se pudieron encontrar diferentes figuras de un tamaño reducido que no contaban con los adecuados y exigidos controles de seguridad infantil, lo que supone un claro riesgo para la integridad de los menores de edad a los que iban destinados los juguetes.

La operación se ha saldado con la detención de una mujer como presunta autora de un delito contra la propiedad industrial. Además, se han intervenido 65.000 juguetes, cuya estimación económica asciende, aproximadamente, a unos 372.117,15 euros, tal y como ha informado la Policía Nacional.

Intervenidos en Fuenlabrada 65.000 juguetes falsificados
Los juguetes intervenidos en la nave industrial de Fuenlabrada carecían de los pertinentes controles de seguridad infantil.

LOS PELIGROS DE COMPRAR JUGUETES FALSIFICADOS

Existen diferentes riesgos a la hora de comprar juguetes falsificados, algo que es más habitual de lo que pueda parecer, sobre todo en determinadas fechas, como la Navidad. La compra de juguetes falsos puede tener un impacto muy negativo en materia de seguridad y salud.

Desde Andema, la Asociación para la Defensa de la Marca, se insiste desde hace años en la importancia de adquirir productos originales. La asociación advierte a los consumidores de que en la campaña navideña, a la que podrían estar enfocados los juguetes intervenidos en Fuenlabrada, se dispara la venta de falsificaciones.

El mayor riesgo que está asociado a los juguetes falsos es el peligro de cortes o de asfixia en los menores. A menudo cuentan con piezas demasiado pequeñas, que no han pasado por ningún control de seguridad y que podrían llegar a tener graves consecuencias.

En este sentido, hay que recalcar que un elevado porcentaje del total de productos falsos que llegan al mercado lo hacen a través de Internet. Este canal de compraventa es cada vez más utilizado por los usuarios. Desde Andema recomiendan desconfiar de aquellos productos de marca que sean demasiado baratos, así como de las páginas web que dan poca información o son desconocidas. Su consejo es el de comprar siempre en las páginas web oficiales de las marcas.

Sin embargo, más allá del riesgo para la salud que puede suponer la compra de un juguete falso, hay otro problema con ellos. Un producto falso no se puede reclamar ni pedir responsabilidades en el caso de que no funcione de la manera apropiada. Además, al comprar juguetes falsos se está colaborando con el crimen organizado, al mismo tiempo que se perjudica a comerciantes y PYMES.

PÉRDIDAS SUPERIORES A LOS 1.400 MILLONES DE EUROS EN TODA LA UNIÓN EUROPEA

El mundo de la piratería sigue creciendo año tras año. El mundo de la falsificación abarca cualquier ámbito del mercado: ropa de marca, películas, cosméticos, y como no puede ser de otra forma, los juguetes, el producto estrella de la época navideña. Tras el textil, el negocio de los juguetes falsificados es el más lucrativo.

Las copias ilícitas, como las halladas en Fuenlabrada, representan un porcentaje superior al 12% en la facturación del sector en la Unión Europeo. Este porcentaje, traducido a valor económico, equivaldría a más de 1.400 millones de euros.

El tráfico de las imitaciones aún alcanza mayores cifras si se tienen en cuenta otras alternativas de ocio como los videojuegos o las consolas. Cada vez los consumen usuarios de edades más tempranas, dejando a un lado los juguetes más tradicionales.

Durante la Navidad, periodo del año que concentra el 75% de las ventas anuales de juguetes, los encargados de la distribución de copias ilegales obtienen suculentos beneficios. En esta época proliferan las imitaciones, que en muchas ocasiones tienen un increíble parecido con el original. Esto hace que los compradores puedan tener serias dudas de si es o no original el juguete que adquieren.

Cabe destacar que, más allá de ser un fraude económico, un juguete no original tiene un riesgo añadido. El fabricante, que por lo general será asiático, es muy probable que no respete las normas de seguridad. Esta es una de las principales razones por la cual puede ofrecer una copia similar a un precio mucho más barato. Una empresa que no tiene problemas a la hora de falsificar un producto, tampoco lo hará al no cumplir con los controles de seguridad e incluso al utilizar materiales peligrosos o tóxicos.

RESPUESTA A LA DEMANDA DE LOS CONSUMIDORES

Las empresas dedicadas a la falsificación tienen un gran éxito por la rapidez con la que pueden responder a las demandas de los consumidores. Tras un lanzamiento exitoso de cine, por ejemplo, rápidamente se pueden encontrar en el mercado multitud de elementos de mercadotecnia relacionados. Estas copias ilegales llegan a la venta al mismo tiempo que las comercializadas bajo licencia oficial. En ocasiones, incluso lo hacen con anterioridad a la puesta en venta oficial del original.

Cada año, la Policía Nacional se encuentra con una gran cantidad de casos similares al de Fuenlabrada. De hecho, anualmente recoge más de mil informes periciales sobre productos falsos. No solo de juguetes, sino también de calzado, ropa, perfumes, joyas…, ya que el mercado de las falsificaciones es muy amplio y abarca prácticamente cualquier sector.

Aproximadamente la mitad de los artículos falsificados incautados cada año se intervienen antes de llegar a los puntos de venta. El resto se incauta tanto en los propios comercios como en la venta ambulante, aunque en esta última el porcentaje es cada vez inferior.

Desde la Policía Nacional se insiste en los peligros y riesgos de consumir productos falsos. Además, la venta de copias ilegales también repercute en el precio final de los artículos originales. El mercado negro provoca un encarecimiento del producto original.