sábado, 24 septiembre 2022 18:32

Rivera busca marchitar el protagonismo de Unidas Podemos y Vox

Albert Rivera ha pasado del “no” a Pedro Sánchez a querer comprometerse a impulsar reformas juntos. El líder de Ciudadanos quiere rubricar un acuerdo con el presidente del Gobierno en funciones y con Pablo Casado para garantizar acuerdos de gran calado tras los comicios del próximo 10 de noviembre. Una estrategia que apunta a marginar a Unidas Podemos y Vox, que según las últimas encuestas podrían adelantar a Ciudadanos en escaños.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”55276″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Rivera quiere que Ciudadanos, PSOE y PP remen “en la misma dirección”. “Quiero que nos comprometamos los tres por escrito”, ha esgrimido Rivera. Y el líder de la formación naranja quiere que ese consenso se produzca antes de las elecciones, para garantizar que independientemente de lo que suceda, el próximo 11 de noviembre los tres partidos unirán sus fuerzas para llevar a cabo reformas de suma importancia.

Para Rivera, este acuerdo sería “la mejor forma de patriotismo” que podrían exhibir las que ahora son las tres fuerzas con mayor representación en el Congreso. Unas declaraciones que el líder de Ciudadanos ha realizado durante un desayuna informativo organizado por Nueva Economía Fórum en Madrid, al que ha asistido MONCLOA.com.

“Si gano las elecciones, me comprometo a llamar a la oposición, a los partidos constitucionalistas, para sacar adelante estas reformas”, ha mencionado Rivera en un arrebato de desmesurado optimismo. El candidato a la presidencia del Gobierno quiere formar “un equipo negociador y un equipo de trabajo” bajo “un calendario”, y para ello tiene una serie de prioridades que quiere llevar a cabo su partido.

RIVERA QUIERE RESTAR FUERZA A SU COMPETENCIA

El movimiento de Rivera apunta hacia una estrategia electoral. PSOE y otros partidos criticaron a Ciudadanos precisamente por lo mismo, tras presentar una moción de censura contra Quim Torra que no tenía ninguna garantía de prosperar. El líder de la formación naranja quiere retomar esa posición de centro, abierta a pactos, para evitar la sangría de votos que vaticinan ciertas encuestas.

De ahí que a lo largo del evento Rivera haya omitido por completo a Unidas Podemos y Vox. La formación morada, que también podría acusar la repetición electoral, estaría por delante de Ciudadanos según la última publicación de El Mundo-Sigma Dos. Vox, por el contrario, mantendría al menos sus escaños y podrá lograr un inesperado sorpasso sobre el partido naranja. Por supuesto, Rivera no se ha referido en ningún momento tampoco a Mas País, la nueva formación de Íñigo Errejón que podría ser decisiva en un pacto de izquierdas.

Con ese consenso solicitado a las fuerzas constitucionalistas, Rivera busca minimizar la progresión del resto de partidos y centrar los focos únicamente en PP, PSOE y el propio Ciudadanos, que se podría erigir en la llave del nuevo Gobierno. Sólo así se explica la petición del líder del partido naranja a Sánchez y Casado de no llegar a acuerdos “con los que quieren romper España y con los populistas que quieren podemizar la economía”.