miércoles, 20 enero 2021 23:26

El padre de Clara Serra arremete contra el gurú favorito de Errejón

  • El intelectual liberal ha regresado al periódico Libertad Digital tras varios años de ausencia.
  • Firma tres artículos que critican el 'feminismo de género'.
  • Su hija Clara renunció ayer al acta como diputada autonómica tras distanciarse de Errejón.
  • Fernando Serra cambió a Marx por Hayek y se convirtió hace casi dos décadas en uno de los fundadores del periódico liberal online Libertad Digital. Este intelectual se convirtió en esta aventura periodística puesta en marcha por Federico Jiménez Losantos en uno de los articulistas más reputados gracias a su tono elevado y escasamente populachero.

    El discurso de Serra bebe del liberalismo más puro, neoliberalismo según sus adversarios ideológicos, y gracias a su retórica antimarxista se distanciaba de los prebostes de Libertad Digital, que presumen de liberalismo cuando la mayoría de sus postulados se acercan al nacionalismo español más cañí.

    A partir de 2014 Serra se fue distanciando de Libertad Digital a la vez que algunas caras representativas del 15-M, entre otras sus hijas Clara e Isabel, se zambullían en la política representativa de la mano de Podemos.

    MOVIMIENTOS FAMILIARES ENTRE LAS HERMANAS SERRA

    Clara e Isabel Serra ejercen como diputadas de la Asamblea de Madrid. La primera mira la situación política y social desde un prisma feminista, pero apuesta por un discurso mesurado en Más Madrid y ayer renunció a su puesto de diputada tras distanciarse de Errejón. La segunda es anticapitalista y ejerce como portavoz de Podemos.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”13503″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Errejón se llevó consigo para Más Madrid a Clara, que protagonizó una sorpresa en las primarias del pasado año y se convirtió en número dos de Podemos en Madrid pese a que el exnúmero dos de Podemos pretendía que Tania Sánchez fuese la elegida.

    El candidato de Más País, eso sí, respetó la decisión de la militancia y le ofreció a Clara Serra el segundo puesto de la lista en Más Madrid cuando ambos dejaron Podemos tras enfrentarse a Pablo Iglesias.

    Errejón en realidad prefería a una mujer de partido como Tania Sánchez en vez de Clara, que se distanció durante un tiempo de Isabel, anticapi, trotskista y cercana a Iglesias. Pero Clara se ha distanciado en los últimos tiempos también de Errejón, que ha visto como su compañera renunciaba al escaño tras haber escogido como portavoz de Más Madrid a su amigo Pablo Gómez Perpinyà.

    Clara Serra, que se ha quedado sin la portavocía, llevaba varias semanas sin hablarse con Errejón (tal y como señalan fuentes cercanas a Más Madrid a MONCLOA.com) y su ausencia en la presentación de Más País ya fue muy comentada entre sus compañeros.

    FERNANDO SERRA VUELVE A LIBERTAD DIGITAL

    Fernando Serra había sufrido los dardos de Federico Jiménez Losantos a sus hijas en Es Radio. Pero ahora parece olvidar los palos de su amigo a Clara e Isabel y ha vuelto a colaborar con Libertad Digital, periódico al que ha regresado con tres artículos contra el feminismo que pregonan sus descendientes.

    Serra
    Clara Serra (i) e Isabel Serra (d).

    El padre de las hermanas Serra ha explicado que “el feminismo hegemónico ha conseguido imponer, con indudable éxito, una ideología que entra a saco en la intimidad de los hogares y de las relaciones afectivas, aprobando incluso leyes y normas en este sentido cuando el poder político asume la llamada ‘agenda de género'”.

    También afirma que “ningún poder gubernamental ha ido tan lejos en su vocación intervencionista sobre cuestiones personales, ni siquiera los regímenes totalitarios. Hasta ahora. La ideología feminista llega a negar, o al menos a cuestionar, la naturaleza biológica de la sexualidad y pretende construir en su lugar otra identidad bajo criterios culturales. Únicamente el intento comunista de crear un hombre nuevo, en Cuba, la URSS y China, recuerda el propósito feminista”.

    SERRA CONTRA LACLAU

    Fernando sostiene que “la ideología feminista es teóricamente tan totalitaria, si no más, que el posmarxismo del que procede y donde se integra. De triunfar esta ideología, se hará realidad la predicción totalitaria de George Orwell descrita en 1984. Incluso se superaría esta profecía distópica, porque no será necesario ni el Partido Único ni la Habitación 101″.

    El colaborador de Libertad Digital asegura que “hace falta romper por el momento la democracia representativa, si el movimiento feminista es capaz de crear una ‘cadena de equivalencias’ con otros sujetos revolucionarios, como diría Ernesto Laclau. Entonces, un poder cultural hegemónico será suficiente para modelar sutilmente la naturaleza humana como si fuera de plástico”.

    La referencia de Fernando Serra a Ernesto Laclau no habrá pasado inadvertido entre los seguidores de Más Madrid, ya que la obra del filósofo argentino es uno de los sustratos ideológicos en los que ha abrevado Íñigo Errejón.

    OTROS PALOS

    Fernando Serra sostiene que “el patriarcado diseñado por el feminismo hegemónico es una construcción –un constructo, más bien– desacertada y vacía en todas sus vertientes: origen antropológico, desarrollo, consecuencias políticas y presencia actual, llegando incluso a lo grotesco”.

    También denuncia que “la perspectiva ideológica de género ha calado también en los medios de comunicación. La prueba está en que cuando se informa de que un hombre ha agredido o matado a una mujer no hace falta investigar la causa, ésta viene implícita y no es necesario esperar al veredicto de los tribunales para calificar el caso como de violencia de género, algo que no sucede en ningún otro delito”.

    Serra denuncia también las subvenciones que reciben los miembros del colectivo LGTBIQ+: “Las personas pertenecientes a estos grupos merecen todos los respetos y ayudas en caso de extrema desprotección, pero no deja de ser un tanto extraño que, siendo tan reducido su número, sean tan generosamente subvencionadas por los poderes públicos, amparadas por casi todos los partidos políticos, protegidas por la prensa y soberanas a la hora de tomar las calles en sus días festivos”.

    Y sostiene que “desde una visión antropológica y evolutiva, los heterosexuales han sido y serán los protagonistas del principal éxito de la especie humana: asegurar su supervivencia. Posiblemente la mayor necedad del feminismo radical es que denigra a este colectivo y confía en que el 5% restante sea la vanguardia de la revolución pendiente”.

    LA OBSESIÓN DE LOSANTOS CON LOS SERRA

    Losantos utiliza habitualmente los micrófonos de Es Radio para arremeter contra las hermanas Serra, a las que ha tildado de “niñas de papá”. Clara Serra tiene un discurso feminista propio y es por ello que denunció a la cúpula masculina de Podemos porque “siguen monopolizando y copando los espacios de poder porque siguen pensando que la estrategia, la audacia y la inteligencia táctica son cosas de hombres”.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”54585″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Y ese discurso propio, por el que aseguró que las mujeres tienen derecho a tener la fantasía de ser violadas, mereció el aplauso de Losantos. Preguntada por este asunto, ella fue rotunda: “Vaya, no sé si eso es bueno o malo. Si he conseguido convencer a Jiménez Losantos de algo, me inquieta”. A su padre no tanto…