domingo, 17 enero 2021 15:55

Puigdemont “no se esconderá”: se presentará ante la Justicia belga

El juez instructor de la causa del ‘procés’, Pablo Llarena, ha decidido emitir una nueva orden europea e internacional para la detención y entrega de Carles Puigdemont por los delitos de sedición y malversación de caudales públicos. Además, el abogado de Puigdemont, Paul Bekaert, asegura que el expresidente se presentará ante la Justicia belga cuando se le convoque y “no se esconderá”.

Llarena, con esta medida, adoptada justo después de hacer pública la sentencia del procés, quiere evitar que el ex presidente de la Generalitat abandone Europa. En este momento Puigdemont se encuentra en Bélgica, donde huyó para evitar ser detenido, como les ha sucedido a Oriol Junqueras y el resto de sus ‘socios’.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”55908″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

La Fiscalía fue quien solicitó el pasado jueves al magistrado que llevara a cabo esta medida para intentar que Puigdemont busque refugio en algún país que dificulte su entrega. En el auto de este lunes, el juez señala que la condena de los políticos independentistas presos “permite constatar el riesgo de que a partir de ahora Puigdemont busque reforzar su huida en países que no formen parte de la Unión Europea y, por tanto, que no hayan asumido el compromiso de cooperación que rige en la Unión”.

EL GOBIERNO AVALA LA NUEVA ORDEN EUROPEA

El Gobierno considera “justa y oportuna” la decisión del juez instructor de la causa del ‘procés’, Pablo Llarena, de reactivar la orden europea de detención contra el expresidente de la Generalitat catalana Carles Puigdemont, huído en Bélgica, han informado a Europa Press fuentes del Ejecutivo.

En los últimos días, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, movilizó a la Abogacía del Estado y al Ministerio Fiscal para que se pusieran a disposición del magistrado del Tribunal Supremo.

El Gobierno entiende que en un Estado de Derecho como es España todos los ciudadanos son iguales ante la ley y, por tanto, no puede ser que unos ciudadanos hayan sido juzgados y condenados por unos delitos mientras otros, implicados presuntamente también en los mismos delitos, permanezcan fugados de la justicia.

PUIGDEMONT COMPARECERÁ ANTE LA JUSTICIA BELGA

Paul Bekaert, abogado de Puigdemont, indicó que este se presentará ante la Justicia belga cuando se le llame a hacerlo. El abogado afirma que “no se esconderá” y que colaborará con las autoridades belgas en el proceso de la orden europea de detención. 

“Hablaremos con la Fiscalía y mi cliente irá al juez si es invitado a hacerlo. No se esconderá, colaborará con la Justicia belga. Él confía en la Justicia belga, por eso está en Bruselas”, ha declarado Bekaert.

El abogado ha asegurado que el Ministerio Público belga no le ha notificado aún la activación de la euroorden, aunque fuentes de este organismo han confirmado a Europa Press la recepción de la misma.

Bekaert ha señalado que “nunca” es “optimista o pesimista” ante un caso de orden europea de detención y entrega, pero sí que ha asegurado que esta tercera euroorden “no es más difícil” que las dos anteriores porque en el juicio del ‘procés’ en el Supremo “se han confirmado que se han vulnerado los derechos de defensa”.

“Si el presidente (por Carles Puigdemont) fuese enviado a España, tendría un juicio que no respeta los derechos de defensa”, ha defendido.

Bekaert ha recordado que la Justicia belga debe valorar para tomar una decisión sobre la entrega del líder catalán si su orden constitucional contempla delitos equivalentes a los de sedición y malversación de fondos que imputa Llarena a Puigdemont. También examinará si su cliente tendrá un juicio justo si es extraditado.

De igual forma, la decisión que tomen los jueces belgas podrá ser recurrida, primero, ante el Tribunal de Apelación y, más tarde, ante el Tribunal de Casación.