domingo, 17 enero 2021 01:40

El PSOE prevé reciclar a Gabilondo si logran formar Gobierno tras el 10-N

  • El PSOE quiere recuperar a sus figuras políticas más respetadas para abordar una investidura que necesitará del apoyo de otras fuerzas.
  • Gabilondo es uno de los socialistas más valorados por Sánchez, quien pretende recuperarlo de una Comunidad de Madrid presidida por el PP.
  • El catedrático podría ocupar cargos como el de ministro de Educación o el de Defensor del Pueblo. 
  • El PSOE planea reciclar a uno de sus activos más preciados. Se trata del candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. Tras el pacto entre Ciudadanos, Vox y el PP que ha llevado a Isabel Díaz Ayuso a la presidencia de la autonomía, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, planea incluir en su Ejecutivo (si logra los apoyos para formarlo) a este catedrático de metafísica. Desde Ferraz consideran que, con un Gobierno formado en la Comunidad de Madrid, sería un desperdicio perder a Gabilondo en los debates de la Asamblea. Fuentes del PSOE aseguran que el plan de Sánchez es convertir al profesor de la Universidad Autónoma de Madrid en ministro de Educación.

    Por el momento, los socialistas tendrán que conseguir los apoyos necesarios. Pero las sensaciones desde Ferraz son positivas. Se ven ganadores de unas elecciones que aún no se han celebrado. Sánchez considera, según las fuentes, que tras el 10-N le será más sencillo formar Gobierno. Ya sea con Unidas Podemos, con el PP o con Ciudadanos. Las opciones son diversas. Y el PSOE aún no se plantea cómo abordará su previsible nueva sesión de investidura. Lo que sí está sobre la mesa de los socialistas es qué equipo formar para conseguir el mayor consenso posible. Y ahí es donde entra Gabilondo.

    Sánchez espera que la figura de Gabilondo despierte consenso tanto en los partidos de derechas como en las formaciones de izquierda. El puesto que ocuparía el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid en un futuro Gobierno de Sánchez sería el de ministro de Educación, según fuentes del PSOE. Al menos es lo que se rumorea tanto en los pasillos del Congreso como en la sede del Partido Socialista. Además, Gabilondo ya ha comentado a su entorno que le gustaría abandonar la Asamblea de Madrid, pero no la política.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”42858″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Otras fuentes cercanas al PSOE en Madrid no se aventuran tanto. Pero sí confirman que el partido tiene intención de reciclar a Gabilondo. Sánchez no quiere perder un activo tan valioso como el candidato de la Comunidad de Madrid en debates con Ayuso o Aguado. Tras el fracaso de los partidos de izquierda en la autonomía de la capital, el PSOE quiere recuperar a sus políticos estrella. Y Gabilondo es uno de ellos. Estas fuentes, sin embargo, aunque consideran una posibilidad que el catedrático ocupe la cartera de Educación, también señalan que Sánchez podría colocarlo en cualquier posición dentro de su futuro Ejecutivo.

    Gabilondo ya ha entrado en varios temas que abarcan el interés nacional. Como por ejemplo la exhumación del dictador del Valle de los Caídos. El portavoz socialista en la Comunidad de Madrid también se ha sumado a la campaña. Especialmente tras conocerse que el prior del Valle tiene intención de negarse a permitir que desentierren a Franco. “Se equivoca”, ha afirmado este jueves Gabilondo. ” No es propietario de los espacios públicos”, ha mencionado.

    Otro de los grandes puestos que han sonado para el portavoz del PSOE ha sido el de Defensor del Pueblo. Desde la sesión de investidura pasada, Gabilondo ha sido una opción muy presente para el presidente del Gobierno en funciones. Tras el fracaso del bloque de izquierda en la Comunidad de Madrid, la ejecutiva socialista daba por hecho que, o recuperaban a Gabilondo en un puesto de mayor relevancia que el de diputado de la Asamblea madrileña, o el catedrático de metafísica abandonaría el PSOE para volver a su despacho de la UAM.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”41312″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Pero el objetivo dorado que persigue Gabilondo no es otro que el de ocupar una cartera ministerial. Todas las quinielas apuntan a que repetirá en Educación (ya fue ministro de 2009 a 2011 en esta competencia en el Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero). Pero según los rumores, el político podría hacer frente a otro ministerio de más peso.

    Los últimos movimientos de Gabilondo han sido discretos y han estado enmarcados en la Comunidad de Madrid, de donde es diputado. Tras las inundaciones que produjo la gota fría en localidades como Arganda, el socialista se trasladó allí y pidió a los partidos no hacer propaganda política con las “desgracias”. ” “Vengo a expresar afecto y a mostrar nuestra disposición por ayudar a los vecinos”, aseguró. También se ha posicionado en asuntos como la exhumación del dictador o el nepotismo de la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse. En todos se ha colocado en la misma sintonía que el PSM, cuyo secretario general, José Manuel Franco, está más cuestionado que nunca.