martes, 26 enero 2021 16:04

Un hombre secuestra a su expareja en Leganés

En la mañana de este lunes, un hombre se ha atrincherado en un piso de Leganés con su expareja, a la que mantuvo amenazada durante horas. Tras la intervención de numerosos efectivos policiales, entre ellos miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO), la unidad de élite de la policía han logrado su liberación.

En torno a las siete de la mañana de este lunes, un hombre de origen magrebí, de 30 años, se atrincheró en la vivienda, donde retuvo a Olga, una mujer de 45 años. La Policía recibió el aviso minutos antes de las ocho, momento en el que se inició todo el dispositivo.

En torno a las nueve, el secuestrador liberó a los dos hijos de Olga, una chica de 12 años y un chico de 15, pero mantuvo a la mujer secuestrada y amenazando con quitarle la vida. Los menores, que salieron por la escalera del inmueble, fueron inmediatamente atendidos por el SUMMA y los psicólogos.

El secuestrador, que portaba un cuchillo, llegó a la vivienda intimidando a su expareja, que se encontraba en la misma con sus dos hijos y un amigo. Éste pudo salir a la calle, pero la mujer fue retenida de forma violenta por el agresor.

CELOS HACIA SU EXPAREJA

El hombre amenazó con matar a la mujer por unos celos que este tendría con respecto a las relaciones que mantiene en la actualidad su expareja. “Te voy a matar, te voy a matar”, fueron las palabras que alertaron a los vecinos, al mismo tiempo que escuchaban a Olga pedirle que dejará a los hijos en paz. Además, algunos de los residentes escucharon algunos gritos en árabe. Ante esta situación, contactaron con la policía.

Hasta el lugar de los hechos se dirigieron miembros del Grupo Especial de Operaciones (GEO) y los negociadores de la Policía Nacional. Tras varias horas de negociación y una vez que se ha conseguido rebajar la tensión y la violencia del secuestrador, los GEO han procedido a entrar en la vivienda, sita en Leganés.

Al entrar en la misma consiguieron reducir al agresor y han procedido a su detención. Además, han sido intervenidos un cuchillo y una pistola, la cual, en principio, parece simulada. Tras la detención ha sido trasladado a la comisaría de la localidad madrileña.

La víctima, por su parte, presenta contusiones y una posible fractura en la muñeca. Además, ha sufrido un ataque de ansiedad y fue trasladada al hospital Fundación de Alcobendas tras haber sido reconocida y atendida por una psicóloga del SUMMA. Estuvo retenida durante cinco horas.

Aunque no constan denuncias previas de malos tratos sobre el detenido, que también ha resultado herido leve con algunos cortes en una de sus manos, tiene antecedentes. Estos datan de 2015 y guardan relación con diferentes delitos de lesiones y robos con violencia.

La Policía libera a una mujer que había sido secuestrada por parte de su ex pareja en Leganés
El Grupo Especial de Operaciones (GEO) y los negociaciones de la Policía Nacional se han desplazado para liberar a la mujer, que estaba siendo amenazada por su ex pareja.

UNA PAREJA CONFLICTIVA

Según los vecinos, se trata de una pareja que siempre ha sido conflictiva, por lo que no les sorprendió la situación vivida en Leganés este lunes.

En torno a las 7 de la mañana de este lunes comenzaron a escuchar gritos. “Te voy a matar“, amenazaba el hombre. Al mismo tiempo, ella tan solo le pedía que dejase marchar a sus hijos, fruto de una relación anterior.

De acuerdo a las primeras informaciones, la discusión se originó en el garaje, donde el secuestrador habría realizado una videollamada al hermano de la víctima. A este le aseguraba que iba a acabar con la vida de su hermana. El motivo de este arranque de ira podrían ser los celos del detenido con respecto a las relaciones de la mujer con otros hombres. Esta le habría confesado su deseo de terminar la relación la semana pasada.

Las discusiones entre ambos eran habituales, pero se habrían intensificado en los últimos días, por los motivos mencionados.

CASO SIMILAR EN VITORIA-GASTEIZ

Hace una semana, tuvo lugar en Vitoria-Gasteiz un caso similar al vivido este lunes en Leganés, aunque de mayor gravedad. En ese caso, un hombre de 39 años fue detenido tras apuñalar a su pareja con un cuchillo.

La propia víctima fue la que avisó a la policía para advertir que había sido apuñalada. Los agentes pudieron encontrar a la mujer en la calle con la cara y el cuello llenos de sangre. A pesar de la agresión con un cuchillos, pudo escapar de la vivienda. Sin embargo, el hombre se encerró en la vivienda con el hijo de ambos, de tan solo 2 años de edad.

Ante la delicada situación, los agentes accedieron al portal por la fuerza y subieron a la planta en la que residía la pareja. En un primer lugar, los agentes de la Policía Local trataron de entablar conversaciones con el agresor. Tras un primer momento en el que parecía acceder a la colaboración, finalmente decidió atrincherarse en la vivienda.

Los agentes locales solicitaron el apoyo de una Patrulla de Respuesta Inmediata (PRI) de la Ertzaintza, así como efectivos de la ambulancia y los bomberos. La Ertzaintza se vio obligada a echar la puerta abajo de la vivienda ante las negativas del hombre a salir de la misma o a liberar al pequeño.

El grupo especial de los cuerpos de seguridad accedía al interior de la vivienda y lograba la liberación del niño. La ambulancia atendió a la mujer herida al mismo tiempo que los agentes municipales pudieron localizar el cuchillo. Posteriormente, realizaron un registro exhaustivo de la vivienda.

La víctima ha necesitado atención médica tras la agresión y fue trasladada a un hospital, encontrándose en estado de shock por la virulencia del ataque sufrido. En ningún momento se ha temido por su vida.

BAJAN LAS DENUNCIAS Y MUJERES VÍCTIMAS DE VIOLENCIA DE GÉNERO

En el segundo trimestre del año se han registrado un total de 38.723 mujeres como víctimas de violencia de género. Esto refleja una disminución con respecto al número de denuncias y también en el número de mujeres víctimas. La bajada en ambos es superior al 3,7% con respecto al pasado año 2018.

Del total de víctimas, el 67,88% responde a víctimas españolas y el 31,12% a mujeres de nacionalidad extranjera. Durante el segundo trimestre del presente año, las víctimas denunciaron menos y sus denuncias han supuesto el 71% del total de las que se han presentado por violencia machista. Esto supone cuatro puntos menos que en el segundo trimestre del año anterior.

Del total de denuncias, la policía interpuso el 13,7% de ellas. Los servicios sanitarios fueron responsables del 9,24% de las denuncias y los servicios de asistencia y terceras personas el 2,87%.

Por otro lado, cabe tener en cuenta que prácticamente el 70% de las sentencias por violencia de género fueron condenatorias, con un total de 9.242. Esto supone un crecimiento del 1,4% con respecto al mismo periodo del año 2018.