jueves, 4 marzo 2021 18:58

La sentencia del ‘procés’ vuelve a trastornar la relación entre PSOE y Unidas Podemos

  • La coalición liderada por Iglesias se ha mostrado disconforme con la resolución del Tribunal Supremo.
  • El PSOE ha anunciado que acatará la sentencia, diluyendo la posibilidad de indulto.
  • Las posiciones encontradas en esta cuestión han sido uno de los obstáculos en las negociaciones para el gobierno de coalición. 
  • La conexión entre el PSOE y Unidas Podemos se resquebraja por momentos. Tras vivir un convulso verano de negociaciones infructíferas que han dado lugar a unas nuevas elecciones, ahora ha sido la sentencia del procés la que ha vuelto a mostrar las diferencias ideológicas entre ambos partidos.

    El posicionamiento de los socialistas tras conocer el fallo judicial ha estado en las antípodas del que ha presentado la formación morada. El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha respetado la sentencia y ha pedido el acatamiento íntegro de la misma, mientras que el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha manifestado públicamente su descontento con la resolución del Tribunal Supremo.

    EL PSOE: ACATAMIENTO DE LA SENTENCIA DEL ‘PROCÉS’

    El presidente del Gobierno ha alejado la opción de un hipotético indulto a los nuevos líderes independentistas condenados por la sentencia del procés. En rueda de prensa para valorar el fallo, Sánchez ha insistido en que “el acatamiento de la sentencia significa su íntegro cumplimiento”. 

    El líder del PSOE también ha resaltado que “todos los ciudadanos somos iguales ante la ley” y ha agradecido su trabajo a los magistrados del Alto Tribunal, añadiendo que “ha sido un proceso judicial con plenas garantías y transparencia”. No obstante, y a pesar de la crispación que vive la comunidad, el presidente ha vuelto a confiar en el diálogo para salir de este conflicto. “El método será el diálogo; la regla solo puede ser la ley, la Constitución Española”, ha sentenciado. 

    UNIDAS PODEMOS, MUY CRÍTICO CON LOS SOCIALISTAS

    La necesidad de recuperar la convivencia es el único punto en el que han coincidido Sánchez e Iglesias. El líder de la formación morada ha remarcado que ahora “toca arremangarse y trabajar por reconstruir puentes entre una sociedad catalana dividida y entre parte de la sociedad catalana con la sociedad española.” 

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”55849″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Sin embargo, se distancia de Sánchez al afirmar que, para él, la sentencia no pone fin al conflicto, que “sigue ahí, irresuelto y agravado”. Según Iglesias, el fallo del Supremo pone fin a un camino “que nunca debimos haber empezado a recorrer: el camino de la judicialización de un conflicto político que debió haberse gestionado siempre por cauces políticos.” 

    El secretario general del Podemos también ha lanzado un dardo a los socialistas al pedir que se deje de hablar de diálogo como “un recurso meramente retórico” y, por el contrario, sirva para “desterrar la idea de una intervención del autogobierno catalán que se ha demostrado fallida y contraproducente”, en referencia a la aplicación del artículo 155. 

    Sobre esta cuestión, Iglesias ha arremetido contra lo que ha calificado como “las derechas incendiarias y un PSOE riverizadopor utilizar “el artículo 155 de forma irresponsablemente electoralista”. Comparar al líder de los socialistas con Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, no ha sido la única alusión directa a Sánchez. El líder de Unidas Podemos también ha cuestionado el acatamiento de las penas que promete el jefe del Ejecutivo y lo considera “una prueba más de su apuesta por gobernar con el PP”. Por su parte, él sí que se posiciona a favor del indulto. 

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”55908″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    UN GOBIERNO DE COALICIÓN COMPLICADO

    El diputado del PSOE en el Congreso, Felipe J. Sicilia, ha aprovechado la postura de Unidas Podemos con la sentencia del procés para recordar por qué costó llegar a acuerdos de coalición después del 28-A. El parlamentario ha compartido en Twitter dos mensajes, uno de Iglesias y otro de Jaume Asens, candidato de En Comú Podem a la Cámara Baja, donde se demostraba la diferencia ideológica entre ambos partidos. 

    “Aquí una de las razones por las que el acuerdo con Unidas Podemos era muy complicado”, comentaba Sicilia. El mensaje de Iglesias criticaba a Sánchez por decir “no” al indulto, mientras que el de Asens mostraba una foto del grupo de los comunes dando su apoyo a los políticos condenados. Para Sicilia que “Unidas Podemos hable de “presos políticos” es una prueba más de su apuesta por bloquear un futuro gobierno progresista”.

    La resolución y el tratamiento del conflicto catalán ha sido uno de los puntos que han distanciado a PSOE y Unidas Podemos durante las negociaciones. Los socialistas siempre han abogado por hacer respetar la Constitución e incluso facilitaron la aplicación del artículo 155 en el año 2017. El discurso de Sánchez durante estos meses también ha experimentado un endurecimiento en todo lo relacionado con el desafío secesionista. Este verano, antes de que se convocaran definitivamente elecciones, el PSOE lanzó una propuesta de 370 medidas en las que remarcaron que “no tiene cabida un referéndum de autodeterminación”. Todo lo contrario que ha defendido Unidas Podemos. 

    En la formación morada se han declarado contrarios al independentismo, sin embargo, siempre han apostado por poner en marcha un referéndum. Un aspecto que remarca el choque ideológico entre ambos partidos. La última vez que Iglesias ha recordado su apoyo a este proceso ha sido tras conocerse la sentencia del procés, al afirmar que “respetar el voto de los catalanes es también condición de posibilidad de la reconciliación”.