miércoles, 20 enero 2021 01:54

Guardia Civil desarticula una banda albanesa que robaba en viviendas habitadas

La Guardia Civil, en colaboración con EUROPOL, ha desarticulado a un grupo criminal albanés que se encontraba especializado en cometer robos en viviendas habitadas en diferentes puntos del territorio nacional. La intervención se encuadra dentro del marco de la operación “Habitat Rinia”.

Con la detención de los cuatro integrantes de la banda se han podido esclarecer un total de catorce hechos delictivos cometidos en diferentes puntos de Asturias, Castilla y León y en la Comunidad de Madrid. Al mismo tiempo, se investiga su posible participación en otros hechos con características similares.

La operación se ha saldado con tres personas detenidas de nacionalidad albanesa y una de nacionalidad española, todos ellos acusados de delitos de pertenencia a grupo criminal, receptación de material robado, robo de vivienda habitada, robo de vehículos y falsedad documental.

Además de los cuatro arrestados, la Benemérita ha puesto en situación de Busca y Captura Internacional a una quinta persona, también de origen albanés, por encontrarse implicada en los hechos investigados.

CUATRO REGISTROS DOMICILIARIOS

Las investigaciones de los agentes de la Guardia Civil han derivado en el registro de cuatro domicilios, tres de ellos en Madrid capital y uno en la provincia de Toledo. En ellos se han podido intervenir un gran número de efectos que guardaban relación con los hechos que aún siguen siendo investigados.

De igual forma, los cuerpos policiales han podido recuperar varios vehículos de alta gama. Estos habían sido sustraídos por la banda criminal en diferentes casas habitadas y eran utilizados para perpetrar otros robos similares. Para evitar su identificación, cambiaban las placas de matrícula.

ELEVADAS MEDIDAS DE SEGURIDAD

La operación se inició tras el incremento de robos en el interior de viviendas habitadas en diferentes puntos del territorio nacional, lo que ha generado una gran alarma social.

Tras las pesquisas llevadas a cabo por la Guardia Civil, que ha analizado los diferentes modus operandi utilizados, las investigaciones se centraron en varios individuos de nacionalidad albanesa que estaban especializados en el robo de viviendas habitadas. Se pudo constatar que eran muy itinerantes y que actuaban con gran destreza a la hora de cometer los robos.

Una vez se centró la investigación en esta banda, los agentes especializados pudieron corroborar las elevadas medidas de seguridad adoptadas por esta. Sus miembros extremaban las vigilancias tanto en sus desplazamientos rutinarios como a la hora de analizar las posibles viviendas a las que asaltar.

Uno de los investigados, considerado el líder del grupo criminal, contaba con antecedentes tras ser detenido en 2007. Fue uno de los implicados en el robo perpetrado con una gran violencia en la residencia del conocido empresario y productor audiovisual José Luis Moreno.

En aquella ocasión, la banda acudió a la vivienda del productor, sita en Boadilla del Monte, y le dieron una brutal paliza. José Luis Moreno quedó inconsciente y tuvo que ser hospitalizado.

La Guardia Civil desarticula a un grupo criminal dedicado a practicar robos en viviendas habitadas
Se han detenido cuatro personas, quedando así esclarecidos 14 robos cometidos en Asturias, Castilla y León y en la Comunidad de Madrid.

CAMPAÑAS DE ROBOS

Este grupo criminal se trasladaba por diferentes puntos de la geografía española por espacio de un mes aproximadamente. Durante este tiempo cometían numerosos robos, para posteriormente regresar a su país o acudir a terceros países. En estos actuaban de la misma forma y de forma sucesiva. De esta manera trataban de evitar su posible captura.

En cada uno de sus retornos a España, los investigados hacían uso de diferentes vehículos y domicilios, lo que dificultó la labor de los agentes. El grupo estaba compuesto por cinco varones de nacionalidad albanesa, quienes actuaban a través de células. Se relevaban para cometer los diferentes robos, lo que les permitía continuar con la operativa de la banda, aunque alguno de ellos pudiese ser detenido.

La banda, pocos días mas tarde de cometer los robos, se deshacía de los efectos robados a través de un perista de Madrid, que también ha sido detenido. Este se encargaba de transformar las joyas en oro para impedir el rastreo por parte de los agentes.

Tras las detenciones, la Guardia Civil pretende esclarecer numerosos hechos delictivos, más allá de los 14 robos ya confirmados que fueron perpetrados por la banda en Asturias, Castilla y León y Madrid. Todos ellos han tenido lugar en urbanizaciones de lujo de diferentes provincias, entre los que se encuentran los robos cometidos en las viviendas de varios futbolistas del Real Madrid y el Atlético de Madrid.

INTERVENCIÓN DE NUMEROSOS EFECTOS

En el desarrollo de la operación, los agentes han podido intervenir y recuperar una gran cantidad de efectos procedentes de los hechos delictivos investigados. Entre ellos se encuentran joyas, material electrónico y dinero en efectivo. También ocho vehículos de alta gama procedentes de robos, y útiles y materiales empleados para cometer los asaltos. Además, se ha podido hallar diversa documentación en formato digital y papel, y medios electrónicos, informáticos y de comunicaciones que están siendo analizados por los especialistas.

La operación, que ha contado con el apoyo de EUROPOL, se ha desarrollado de manera conjunta por miembros de la Sección de Delincuencia Organizada de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil y del Equipo de Delincuencia Organizada de la Comandancia de Madrid, con el apoyo de la Unidad Técnica de Policía Judicial. Todo ello ha tenido lugar bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número 2 de Alcobendas (Madrid). Las tres personas albanesas han ingresado en prisión y el ciudadano español ha quedado en libertad con cargos.

MODUS OPERANDI

Los integrantes de esta banda iban encapuchados de forma habitual o recurrían a disfraces para no ser reconocidos por las cámaras de seguridad.

Uno de los métodos utilizados para entrar en las fincas era el de escalar o “Spiderman”. Este consiste en acceder a la vivienda saltando una valla para luego trepar y forzar una puerta o ventana. Con este método asaltaron la casa del futbolista del Real Madrid, Carlos Henrique Casemiro, en La Moraleja, el pasado 28 de septiembre. En esa ocasión, ni su mujer ni su hija, que estaban en el interior hogar, se percataron de lo sucedido. Esta es una prueba del sigilo con el que el grupo criminal actuaba en algunas ocasiones.

El pasado 7 de junio, la banda asaltó la casa del futbolista del Atlético de Madrid, Álvaro Morata, aprovechando que este se encontraba disputando un encuentro con la Selección Española en las Islas Feroe. La mujer del ariete rojiblanco vio a los delincuentes, pero no la amenazaron, algo que sí ocurrió con la empleada del hogar de su compañero, Thomas Partey. La vivienda de este último fue robada mientras estaba en Moscú para la disputa de un partido de la Liga de Campeones.

Para comunicarse, los delicuentes utilizaban walki-talkies y también hacían usos de inhibidores. A pesar de que algunas de las viviendas asaltadas contaban con sistemas de vigilancia, conseguían huir con una gran cantidad de efectos sustraídos. Se caracterizaban por actuar con una gran celeridad a la hora de cometer los robos.

Tras su detención, continúan las investigaciones con el fin de esclarecer robos de características similares en otros puntos de España. El número de asaltos que se les atribuye en el territorio nacional supera la veintena.