sábado, 16 enero 2021 04:35

Detenido por tráfico de drogas y tenencia de armas en Puerto del Carmen

Agentes de la Policía Nacional detuvieron el pasado viernes a un hombre de 43 años en Puerto del Carmen (Lanzarote) como presunto autor de un delito de tráfico de drogas y tenencia de armas prohibidas. Los efectivos policiales procedieron al registro de una vivienda en el complejo de apartamentos Las Terrazas. En ella pudieron hallar diferentes efectos que relacionaban al detenido con los delitos de los que es acusado.

El arrestado, que tenía antecedentes policiales, regentaba un local en Puerto del Carmen. En este, de acuerdo a las pesquisas de los investigadores, presuntamente vendía sustancias estupefacientes.

En los registros efectuados en la vivienda del detenido fueron intervenidas varias armas de aire comprimido y un arma prohibida casera. Además, se pudo localizar una báscula de precisión, 2 kilogramos de hachís, 11 kilogramos de marihuana, 12,8 gramos de cocaína y 1.949 euros en efectivo. También se aprehendieron 8 kilogramos de galletas que presuntamente habían sido elaboradas con sustancias estupefacientes.

Los efectivos de la Policía Nacional, en sus habituales controles sobre los puntos negros de venta de sustancias estupefacientes realizados, detectaron un posible punto de venta de drogas en un local comercial ubicado en Puerto del Carmen. En el mismo, el individuo comercializaba supuestamente con drogas que suministraba a los numerosos consumidores que acudían al mismo.

Tras las correspondientes investigaciones realizadas en torno al caso, los policías pudieron identificar a un hombre de 43 años, que tenía antecedentes policiales y que regentaba este local, como el presunto vendedor de sustancias estupefacientes. Por ello se produjo a su detención.

REGISTROS EN DIFERENTES LOCALIZACIONES

Con la correspondiente orden judicial, los agentes realizaron varios registros en diferentes localizaciones. En ellas fueron intervenidas varias armas de aire comprimido, una carabina y un subfusil, así como una arma prohibida de fabricación casera y munición para ellas.

De igual forma se hallaron 11 kilogramos de marihuana, 2 kilogramos de hachís y 12,8 gramos de cocaína. También una báscula de precisión, 1.949 euros en metálico y 8 kilogramos de galletas elaboradas con sustancias estupefacientes.

La operación policial se saldó con la detención del hombre que regentaba el local en Puerto del Carmen. Se le acusa de un delito de tráfico de drogas y tenencia de armas prohibidas. Una vez instruido el correspondiente atestado policial, el arrestado fue puesto a disposición judicial.

Con la detención, los agentes han logrado frenar uno de los puntos negros de venta de drogas más importantes de Puerto del Carmen (Lanzarote). El detenido contaba con numerosos clientes que acudían a diario a su local con el objetivo de adquirir las sustancias estupefacientes que este comercializaba.

tráfico de drogas y tenencia de armas prohibidas
En los registros se han intervenido varias armas de aire comprimido, un arma prohibida casera y diferentes sustancias estupefacientes.

TENENCIA ILÍCITA DE ARMAS PROHIBIDAS

La posesión ilícita de armas es considerada una conducta que está castigada como un delito de acuerdo al artículo 563 del Código Penal. En el mismo se establece una pena de cárcel de uno a tres años.

Además, los castigos son más severos si, como ocurre en el caso del detenido en Puerto del Carmen, las armas se han modificado. También si las armas carecen de número de serie, marca de fábrica o estos datos fueron borrados o alterados.

Cabe tener en cuenta que existe una diferencia en lo que es la tenencia ilícita de armas y la tenencia ilícita de armas prohibidas. En el caso de las armas prohibidas, se trata de armas consideradas ilegales y que no pueden estar en posesión de ninguna persona. Este es el caso de la de fabricación casera del detenido en Lanzarote.

Por otro lado, existen armas legales que sí se pueden poseer, pero contando con la correspondiente licencia. En el caso de no disponer de licencia es cuando se considera tenencia ilícita de armas. En este sentido, la tenencia ilícita de armas cortas puede suponer penas de cárcel de entre uno a dos años. Si se trata de armas largas, la pena es de entre seis meses y un año de cárcel.

TRÁFICO DE DROGAS

Más allá de la tenencia ilícita de armas prohibidas, uno de los delitos por los que el detenido es acusado, la principal razón que le llevó a ser detenido está relacionada con el tráfico de drogas.

Entre las sustancias estupefacientes aprehendidas por los agentes se encontraban 12,8 gramos de cocaína. El valor de esta cantidad en el mercado puede variar de forma considerable entre cada país, pero el precio medio en España es de 50 euros el gramo. De esta manera, el total incautado en el hogar del arrestado podría alcanzar un valor de mercado superior a los 600 euros.

Por su parte, el gramo de marihuana tiene un valor de aproximadamente 4,5 euros, aunque este varía en función del país. Los 11 kilogramos intervenidos por los agentes de la Policía Nacional podrían alcanzar un total de 49.500 euros en el mercado.

Por último, los dos kilogramos de hachís, cuyo valor en España es de unos 6 euros el gramo y 1.7000 euros el kilo, harían que la cantidad del arrestado pudiese alcanzar un valor de unos 3.400 euros en el mercado.

Así pues, en total, las sustancias estupefacientes halladas a raíz de los registros practicados en la operación, tendrían un valor de mercado aproximado de 53.500 euros. No obstante, a ello habría que sumar los 8 kilogramos de galletas elaboradas con el uso de sustancias estupefacientes.

DELITO CONTRA LA SALUD PÚBLICA

El delito de tráfico de drogas y narcotráfico es uno de los más penados a nivel mundial en las diferentes legislaciones. Esto se debe a que son delitos que atentan contra la salud de las personas de una manera grave.

En el Código Español está tipificado en el artículo 368, en el cual se indica que quienes se encarguen de la elaboración, cultivo o tráfico de sustancias estupefacientes, drogas tóxicas o sustancias psicotrópicas, o bien promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de las mismas, serán castigados con penas de prisión de tres a seis años. Además, se exponen a una multa del tanto al triplo del valor de la droga del delito si se trata de sustancias que causen un grave daño a la salud.

En el caso de que se trate sustancias estupefacientes menos graves, la pena de prisión es de uno a tres años. La multa en estos casos es del tanto al duplo.

No obstante, los tribunales pueden imponer penas inferiores en grado a las señaladas en función de la escasa entidad del hecho y valorando las circunstancias personales del culpable. De igual forma, también pueden agravarse las penas citadas.

AGRAVANTES CON PENAS DE CÁRCEL Y MULTAS SUPERIORES

Se impondrán penas de cárcel superiores y una multa del tanto al cuádruplo en aquellos casos en los que el culpable sea una autoridad, funcionario público, docente, educador, facultativo o trabajador social. También en el caso de que participe en otras actividades organizadas que se vean beneficiadas de la comisión del delito.

De igual manera, se ve agravada la sanción si los hechos se cometen en establecimientos abiertos al público por parte de los empleados o responsables de los mismos y si se facilitan drogas a menores de edad, disminuidos psíquicos o a personas en tratamiento de rehabilitación. Asimismo, existen otros tipos de agravantes como la manipulación de las sustancias o si se distribuyen en centros docentes, unidades militares, etcétera.