martes, 26 enero 2021 23:53

Dolores Delgado: “Somos mujeres sándwich”

  • La ministra de Justicia en funciones acudió al acto de presentación de la VII Cumbre de Mujeres Jurístas del ICAM.
  • Acudieron también la ministra de Trabajo en Funciones, Margarita Valerio, y la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís.
  • La igualdad real entre hombres y mujeres y la conciliación fueron el centro de todas las intervenciones.
  • La ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado, aseguró este miércoles que las mujeres son, en muchos casos y “con perdón de la expresión”, “mujeres sándwich”.

    La política socialista empleó esa expresión, acuñada por primera vez por la trabajadora social Dorothy Miller en los años ochenta, para lamentar como las mujeres pasan “sin solución de continuidad” de cuidar de sus hijos a cuidar de sus padres mayores.

    Lo hizo durante la Cumbre de Mujeres Juristas organizada por el Ilustre Colagio de Abogados de Madrid (ICAM), que este año celebra su séptima edición y que tuvo lugar en el Palacio de Cibeles.

    En una intervención de poco más de seis minutos, Delgado empleó un tono combativo para denunciar las desigualdades que, a su juicio, siguen existiendo hoy en día entre hombres y mujeres.

    La ministra trajo a colación las 1.022 mujeres asesinadas a manos de la violencia machista desde que comenzaron los recuentos en 2003 y las 47 que han muerto de esa misma forma en lo que va de año como una demostración de “desigualdad que aún subyace” y que afecta a las mujeres.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”1275″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    A pesar de que reconoció que la igualdad de género se encuentra desde hace años amparada en las leyes españolas y, sobre todo, en la Constitución -que calificó de “maravillosa” y “fantástica”- apuntó que esa igualdad “legal” no tiene un reflejo real en la sociedad.

    En referencia a estas leyes, declaró que deben ser “más imperativas e incluso sancionadoras” y que “no puede ser” que tengamos “leyes simplemente de papel” porque las leyes tienen que tener, repitió, “un reflejo en la sociedad”.

    Además, incidió en el papel de la tecnología para ayudar a alcanzar esa igualdad, eso sí, sin caer en ser “esclavos” de ella, al tiempo que sacó a relucir que la conciliación y la corresponsabilidad “no es solo cosa de mujeres” y que los hombres deben adoptar un papel activo para llegar a conseguirla.

    Delgado no dudo en calificar a todas las mujeres, en su conjunto, como “generosas, valiosas, buenas madres de familia, buenas cuidadoras y buenas profesionales que aportan un enorme caudal de sensatez, de sentido común, de trabajo, de entrega y de vocación”.

    VALERIO: DENUNCIA CON TOQUE DE HUMOR

    En esa misma línea se pronunció la ministra de Trabajo en funciones, Margarita Valerio, que, haciendo alarde de un gran sentido del humor al recordar anécdotas personales, también denunció la situación de las mujeres aunque, con todo, se declaró “optimista” y confió en que la igualdad real no tarde “siglos en llegar”.

    Valerio se mostró firme defensora de las cuotas de mujeres y manifestó que si no fuera por estas, ella nunca habría podido entrar en política de la mano del Partido Socialista.

    “Soy defensora a ultranza de las cuotas. Yo soy una mujer cuota, entré en política porque en Guadalajara el PSOE decidió renovar fundamentalmente con mujeres y si no hubiese existido el tema de las cuotas yo probablemente seguiría siendo funcionaria”, indicó, en un discurso que se alargó el doble que el de su colega en el Consejo de Ministros y que fue interrumpido en un par de ocasiones con aplausos de los asistentes, en su mayoría mujeres.

    La ministra, en un guiño electoral de cara a las elecciones del próximo 10 de noviembre, afirmó que “sea cual sea el Gobierno que se configure, debe trabajar de modo incansable para que las mujeres y lo hombres alcancemos el pleno desarrollo de nuestros derechos”.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”1362″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    NUNCA ES UN BUEN MOMENTO PARA SER MADRE

    Al acto también acudió la vicealdesa de Madrid, la ‘ciudadana’ Begoña Villacís, quien sustituyó en el último momento al alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida.

    Villacís, madre de tres hijos, subrayó que la igualdad real llegará cuando las mujeres no tengan que elegir entre su profesión o su vida personal.

    Nunca es un buen momento para ser madres y eso nos afecta a todas de una manera muy directa. Nos empezamos a plantear como podemos hacerlo todo a la vez y muchas veces eso es imposible y nos lleva a situaciones que tengamos que elegir, ese es el gran problema”, incidió la política.

    También estuvieron presentes en el acto inaugural de la cumbre, que concluirá hoy y que en esta edición versa sobre la conciliación, la corresponsabilidad parental y las nuevas tecnologías, la presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega, el decano de ICAM,  José María Alonso, la vicedecana, Begoña Castro, y el consejero de Interior, Justicia y Víctimas de la Comunidad de Madrid, Enrique López.