viernes, 15 enero 2021 21:39

Borja Thyssen se enfrenta a su primer juicio

el corte ingles

El hijo de Tita Cervera, Borja Thyssen, se enfrenta cara a cara con el juez del Tribunal Superior de Justicia de Madrid en el juicio que se celebrará en el Juzgado de lo Penal número 22 el próximo 13 de noviembre a las diez menos diez de la mañana.

Esta es la primera de las puertas abiertas legales que tiene el heredero del Barón Thyssen. En concreto, la Fiscalía y Hacienda alega que pasaba en España el tiempo establecido por ley para efectuar los correspondientes pagos de impuestos tributarios.

La Fiscalía le solicita dos años de prisión y Hacienda tres. Además del pago que dejó pendiente, 1,4 millones de euros, y de una multa que asciende a 630.000 euros. El motivo es haber estado en España viviendo más de 183 días y no en Andorra, como afirma Borja Thyssen.

BORJA THYSSEN

A sus 39 años, Borja Thyssen, vive entre Andorra y España y tiene pasaporte suizo. El abogado, Pedro Mejías, contestó en el 2016 en relación a las dos causas que tiene pendiente su representado: “En cuanto al año 2007, el señor Thyssen-Bornemisza no ostentaba la cualidad de residente fiscal en España”. “La discrepancia con la AEAT es meramente técnica y consiste en la diferente consideración de determinados ingresos a la hora de establecer su tratamiento fiscal. En ningún caso existió intencionalidad defraudatoria y, por ende, no puede haber delito”.

Todavía no han llegado a ningún acuerdo previo, por lo que si es condenado a menos de dos años no tendría que entrar en la cárcel. El problema es que, al tener dos causas distintas abiertas, en la segunda causa también está imputada su esposa, Blanca Cuesta Unkhoff, por no declarar en el 2010 más de 1,5 millones de euros.

CARGOS

Borja Thyssen ganó 1,4 millones por la exclusiva de su boda con Blanca y el bautizo de su hijo en la revista Hola. Este dinero fue cobrado a través de una empresa de Las Vegas, Nevada, Gobrach LCC, creada por el panameño Mossack Fonseca en diciembre de 2006. Dicha empresa, tenía una cuenta abierta en el banco de Andorra, Andbank, desde el 2007 hasta el 2013, además de abrir una segunda cuenta en el banco andorrano BPA.

El acusado no presentó la declaración del 2007 porque alegaba que estaba viviendo en Andorra. No obstante, la Fiscalía ha investigado y ha descubierto que Borja Thyssen contrató la seguridad privada personal de dos empresas españolas y que estas tan solo han trabajado en suelo español.

Otro punto que alega la Fiscalía es que Borja Thyssen tenía una tarjeta de crédito del BBVA con la que compró en suelo español durante todo el año, en sitios como Barcelona, Madrid o Ibiza. En el año 2007. Andorra era un paraíso fiscal.

La Fiscalía ha seguido el rastro de Borja Thyssen en estas empresas, pero no es hasta el 26 de septiembre del 2012 cuando es él el que se hace cargo de la sociedad.

LA FISCALÍA

Para poder tributar en otro país fuera de España, la ley recoge que es necesario estar fuera y poder demostrarlo por un periodo superior a medio año. Para corroborarlo, la Agencia Tributaria se encarga de examinar los pagos efectuados, los gastos en las cuentas corrientes y la agenda de los millonarios que suelen hacer este tipo de cosas para no pagar impuestos.

En concreto, ha habido otros que ya han intentado esta argucia para evitar los pagos y al final han sido descubiertos. Un ejemplo de ello son los Carceller, quienes pagaron 93 millones de euros para no ir a prisión.

La acusación dice que la condición de Borja Thyssen es de residente en territorio español, por lo que no ha tributado la suma de 592.557 euros en referente a los 1,4 millones que ganó de la exclusiva de su boda y del bautizo de su primer hijo. Se considera como delito fiscal aquello que supere los 120.000 euros dentro de un mismo periodo. El fiscal le exige al acusado una multa de casi 600.000 euros. Si no se llegase a un acuerdo, el imputado debería pagar la suma de 1.187.557 euros más los intereses de demora.

Al no tener antecedentes penales y con la pena que pide el Fiscal es muy improbable que Borja Thyssen termine en prisión.

El juzgado número 1 de Pozuelo de Alarcón le solicitó en su momento la investigación de este caso acusado por la Abogacía del Estado en representación de Hacienda. La jueza dio por cerrado la instrucción y luego la Audiencia Provincial continuó con dicha investigación.

Hay una diferencia entre lo que piden los abogados fiscales y los de Hacienda. El caso es que en uno se incluyen también los impuestos de Patrimonio y otros ingresos del acusado, además de los del cobro de la revista Hola.

SEGUNDA CAUSA

Borja Thyssen tiene una segunda causa abierta posterior a la de la revista Hola. En particular, en el 2010, el IRPF demostrado por el hijo de la baronesa distaba de lo que Hacienda decía que tenía que abonar.

El adelanto de la herencia de los Thyssen decía que en el pacto Borja tenía que coger 300.000 euros. Y la Agencia Tributaria afirma que debe casi 1,19 millones de euros. Esta nueva causa hace que, aunque se pacte una conformidad en esta ocasión, ya sí tenga antecedentes penales. Esto hace que el abogado defensor tenga más complicado exonerarlo de la cárcel una segunda vez debido a la supuesta falta de pagos a Hacienda por el año 2007 y 2010.

Ya en el verano de 2017 Borja depositó una fianza de 630.000 euros

SITUACIÓN ACTUAL

Borja Thyssen reconoce que vivir entre Andorra y Madrid y recorrer las casi seis horas en coche que lo separa de su familia no es sencillo. Él vive en Andorra, en una unifamiliar que le regaló su madre en Can Diumenge. La baronesa tiene otra casa justo al lado de su hijo. 

En Pozuelo de Alarcón reside su esposa, Blanca, con sus cuatro hijos que también están escolarizados en dicha ubicación. Borja Thyssen tan solo viene a España a estar con su familia el tiempo preciso para no volver a caer en esos 183 días en los que se consideraría que es residente español, y por lo tanto tendría que pagar los impuestos correspondientes.