domingo, 24 enero 2021 13:27

Los policías reciben un plus diez veces menor en Cataluña que en el País Vasco

  • El complemento de territorialidad del País Vasco y Navarra es de 678 euros y el de Cataluña de 42.
  • Los sindicatos solicitaron al Gobierno hace meses equiparar esos territorios.
  • Agentes destinados en Barcelona lamentan la situación que están sufriendo.
  • Los miembros del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) destinados en Cataluña perciben en concepto de complemento de territorialidad una retribución diez veces menor que sus colegas en el País Vasco y Navarra y tres veces menor que los de Madrid, ante la impasibilidad del Gobierno en funciones.

    En concreto, la cantidad de los destinados en Barcelona asciende a 55,68 euros y la de los destinados en el resto de la comunidad autónoma catalana a 42,02. Unas cantidades que contrastan con los 678,61 euros de los que gozan los agentes en el País Vasco y Navarra. En el caso de Madrid capital esa cantidad asciende a 184,14 euros.

    Las comunidades vasca y navarra están catalogadas como “zonas conflictivas” desde los años ochenta, cuando la barbarie de la banda terrorista ETA se encontraba en pleno apogeo. Desde los sindicatos policiales defienden que se mantenga pero reclaman que se extienda también a Cataluña.

    Hace meses que asociaciones policiales como el sindicato mayoritario de la Policía Nacional Justicial Policial (Jupol) y la Confederación Española de Policía (CEP), con los que se ha puesto en contacto MONCLOA.COM, presentaron escritos a la Dirección General de Policía solicitando ese reajuste pero, por el momento y a pesar de la situación que sufre Cataluña, con cientos de agentes heridos en las últimas dos semanas, no han accedido.

    Para la Jupol es de recibo que los agentes destinados en Cataluña, donde ahora mismo más están sufriendo el acoso por una parte de la sociedad, reciban unos complementos acordes a los de País Vasco y Navarra y subrayó que este es un “buen momento” para incidir en la cuestión con el Ministerio del Interior que, lamentó, no se ha manifestado al respecto.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”57045″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    EQUIPARAR CATALUÑA, PAÍS VASCO Y NAVARRA

    Los acontecimientos desatados en Cataluña a raíz de la publicación de la sentencia del ‘procés’ el pasado 14 de octubre han vuelto a poner en boga esa solicitud entre los agentes destinados en esa comunidad autónoma que se sienten “desamparados” por el Gobierno.

    Fuentes policiales destinadas en Barcelona consultadas por este periódico expresaron su profundo desazón por la situación del cuerpo en Cataluña, donde no existen incentivos ni laborales -muchas de las competencias que tienen en el resto de España allí corresponden a los Mozos de Escuadra– ni económicos para querer permanecer ahí, por lo que cada año se producen “desbandadas” de policías.

    “Nadie de mi entorno se va a quedar” adelantó a MONCLOA.COM un joven policía que en año y medio de residencia en Barcelona lamenta no haber conseguido convertir la ciudad en su hogar.

    El clima, sostiene, es de hostigamiento, de una Cataluña totalmente dividida y de miedo incluso a desvelar su verdadera profesión en el desarrollo de situaciones cotidianas como, por ejemplo, en la consulta de un médico.

    “Es muy desagradable”, indica, porque se torna imposible desarrollar un proyecto vital normal y más aún desde hace dos semanas, cuando las oleadas de violencia protagonizadas por los independentistas radicales han evidenciado una Cataluña sumida en el caos.

    “Lo que estamos viviendo no va en el sueldo”, sentencia la fuente que califica las actuaciones de los Comité de Defensa de la República (CDR) como “terrorismo callejero” y lamenta la gestión política del cuerpo que se ha hecho durante los disturbios que cree, no van a parar.

    La situación de Cataluña, que aunque vive ahora mismo un punto álgido ha venido produciéndose desde años, como señalan los sindicatos, ha convertido al lugar en una suerte de destino maldito al que los recién salidos de la Academia General de Policía de Ávila huyen y al que solo acaban yendo por obligación los últimos del ránking, que se van en cuanto pueden.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”57423″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Esto produce, según la fuente, que las plantillas en Cataluña sean muy jóvenes y que no exista continuidad, lo que provoca una alteración del funcionamiento del cuerpo respecto al resto de España, donde, recalca los agentes son siempre respetados, no como en la comunidad catalana donde “existen dos bandos” y no sabes a cual pertenece quien tienes delante.

    Para tratar de enmendar esta situación los sindicatos piden diseñar un “plan integral” basado, no solo en las medidas retributivas, sino también en permisos y en medidas sociales que logren frenar el abandono de Cataluña y que frenen el clima de acoso que viven no solo los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado sino también sus familias.

    CUANTÍA DE LOS COMPLEMENTOS

    Dentro de las retribuciones complementarias de carácter general que reciben los agentes del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), se incluye, solo en ciertos destinos, el complemento de territorialidad.

    Este puede ir, desde la menor cuantía que perciben los destinados en Ceuta (22,74) hasta los 678,61 que perciben en País Vasco y Navarra.

    Dentro de estos extremos se sitúan, de menor a mayor, los siguientes destinos de la geografía española: Valencia, Sevilla y Málaga (capitales) 36,76 euros, Cataluña (exceptuando Barcelona) 42,02 euros, Melilla 53,52 euros, Barcelona 55,68 euros, comisarias locales de Madrid 96,84 euros, Baleares 145,10 euros, Las Palmas y Tenerife 146,23, Aeropuerto de Barajas 178,42 euros, Madrid (capital) 184,14 euros.