lunes, 25 enero 2021 22:28

Zaragoza: Tres detenidos por asaltar tiendas de telefonía

La Policía Nacional ha detenido a tres jóvenes que habían asaltado dos tiendas de telefonía móvil a plena luz del día en Zaragoza tras una espectacular persecución por las calles de la ciudad aragonesa.

Los arrestados entraron en la misma mañana a dos establecimientos de telefonía para sustraer varios terminales móviles. Tras el robo de los mismos, huyeron a gran velocidad a bordo de un vehículo de color blanco. Una vez se percataron de la presencia policial optaron por iniciar su huida, llegando incluso a intentar arrollar a dos agentes que trataban de interceptarlos.

Con la ayuda de las indicaciones que recibieron los agentes de los vehículos patrulla a través del helicóptero de la Policía Nacional “Cóndor” se logró detener a los autores del robo. Uno de ellos es mayor de edad, mientras que los otros dos son menores.

En un momento de la persecución, dos agentes pudieron cruzar su vehículo para interceptar a los huidos, que previamente habían arrojado por la ventanilla del mismo varios de los terminales que habían sustraído en las dos tiendas de telefonía.

ROBO EN ZARAGOZA A PLENA LUZ DEL DÍA

Los hechos tuvieron lugar el pasado día 30 de octubre en torno a las 11 horas de la mañana. Dos jóvenes procedieron a entrar en una tienda de telefonía de Zaragoza, donde decidieron romper el expositor para sustraer varios de los teléfonos móviles presentes en él. Tras el robo decidieron darse a la fuga en un vehículo de color blanco en el que esperaba una tercera persona.

El mismo día y apenas dos horas más tarde, los mismos jóvenes asaltaron un segundo establecimiento. En él decidieron arrancar el expositor y apoderarse así de diversos dispositivos móviles de alta gama.

HUIDA A GRAN VELOCIDAD

Tras la comisión de los robos y la huida de los asaltantes, rápidamente se estableció un dispositivo de búsqueda, coordinado a través de la Sala del 091. Una Unidad de Subsuelo de la Jefatura Superior de Aragón, que se encontraba realizando una requisa en una calle por la que se produjo la huida, reconoció el vehículo sospechoso y trató de interceptarlo.

En ese momento, los tres detenidos continuaron con su huida a gran velocidad por las calles de Zaragoza. El vehículo con los asaltantes cruzó semáforos en rojo, provocando que los peatones tuviesen que apartarse para evitar ser atropellados, dando origen a una gran persecución. Durante la misma, los agentes llegaron a apearse de la furgoneta policial para instar al conductor del vehículo a que detuviese el vehículo.

Sin embargo, el conductor hizo caso omiso de las peticiones de los agentes e incluso tuvieron que llegar estos a apartarse para evitar ser atropellados durante la maniobra de huida.

Detenidos en Zaragoza tres jóvenes por el asalto a dos tiendas de telefonía
Los agentes pudieron detener a los ladrones tras una espectacular huida por las calles de Zaragoza. Llegaron a intentar arrollar a dos agentes que trataban de interceptarlos.

EL HELICÓPTERO DE LA POLICÍA NACIONAL, CLAVE PARA UBICAR A LOS HUIDOS

El indicativo aéreo de la Jefatura Superior de Aragón, conocido como “Cóndor”, formó parte del operativo de seguimiento de los huidos, informando a los vehículos patrulla desde el aire de la ubicación de estos.

La persecución policial a gran velocidad tuvo lugar por la capital aragonesa con rumbo a la Autovía A-2, hasta que el turismo en el que huían los asaltantes se desvió hacia un polígono industrial. En ese momento, una patrulla cruzó su vehículo y consiguió que los huidos se detuvieran. Una vez detenidos se produjo la detención de los tres individuos que se hallaban en en el interior del mismo, uno de ellos mayor de edad y otros dos menores.

Los policías pudieron recuperar los teléfonos móviles que habían sido sustraídos en los dos asaltos a las dos tiendas de telefonía. Algunos de ellos se hallaban en el interior del vehículo, mientras que otros habían sido arrojados por la ventanilla mientras se producía la huida.

El indicativo aéreo “Cóndor” se percató de la maniobra de los huidos y pudo indicar el lugar en el que se encontraban los efectos sustraídos. Este era un expositor con varios dispositivos móviles, el cual fue arrojado en el mismo polígono en el que escasos momentos más tarde fueron detenidos.

MANIOBRAS PELIGROSAS

En las imágenes difundidas por la Policía Nacional a bordo de “Cóndor” se pueden apreciar maniobras peligrosas por parte de los detenidos en su huida. Durante su trayecto cometieron numerosas infracciones de tráfico.

Llegado un momento, decidieron abandonar la Autovía A-2 para desviarse al Polígono Industrial Plaza, que tiene una sola vía de acceso. Esto hizo que se quedasen sin lugar por el que escapar nuevamente de los agentes.

Tras llegar al polígono, los huidos alcanzaron el final de la vía asfaltada en plena recta principal de la vía de acceso al polígono. En ella dieron la vuelta, deteniendo el vehículo para así deshacerse del expositor de teléfonos móviles que llevaban en la parte trasera.

Una vez que se deshicieron del mismo reanudaron la marcha, pero se encontraron con una unidad policial en su camino que les cerró el paso y procedió a su detención. En cuestión de minutos llegaron al lugar de la detención varios efectivos policiales. Uno de los agentes acudió al lugar en el que habían tirado el expositor para recuperarlo.

La presencia de “Cóndor” fue clave durante toda la persecución. Las unidades de tierra pudieron estar al tanto de la ubicación de los huidos en todo momento, lo que facilitó su arresto.

ANTECEDENTES DE ROBOS EN MADRID, TOLEDO Y ZARAGOZA

Tras la realización de diversas gestiones, los investigadores pudieron determinar que los dos menores de edad eran autores de varios delitos de hurto, robo con fuerza y robos con violencia e intimidación de dispositivos móviles de alta gama en tiendas de electrónica situadas en las ciudades de Leganés (Madrid), Zaragoza y Talavera de la Reina e Illescas (Toledo).

El detenido mayor de edad fue puesto este jueves a disposición judicial. Los dos menores, por su parte, fueron entregados, cada uno de ellos, a su responsable legal.

De esta manera, la Policía Nacional ha logrado desarticular a un grupo que había cometido robos de teléfonos móviles en numerosas ocasiones con anterioridad. Por ello, tenían muy clara la forma en la que actuar para sustraer estos dispositivos, de cara a su posterior venta. Al ser terminales de gama alta, su valor en el mercado puede llegar incluso a superar los mil euros.