lunes, 18 enero 2021 21:10

Atresmedia supera los cuatro millones de espectadores con el debate electoral

  • El grupo se alzó como el líder de las privadas en la noche del lunes.
  • El debate anotó buenos datos de audiencia, pero no batió récords.
  • La Sexta fue la más vista durante el post-debate.
  • Antena 3 y La Sexta, las cadenas que componen el grupo Atresmedia, se colocaron como líderes de audiencia entre el resto de televisiones privadas durante el debate electoral al cosechar conjuntamente 4,3 millones de espectadores. El programa, que emitieron con RTVE, ha sido el único espacio de debate en el que se enfrentarán los cinco principales candidatos a la presidencia del Gobierno antes del 10-N. 

    Con una cuota de 26,6% de share, el grupo privado se convierte en el líder de audiencias de la noche del lunes, superando a otros operadores, como Telecinco, que no emitió el espacio. Antena 3 fue la que mejor dato registró con un total de 2.220.000 de espectadores y un 13,6% cuota. Estuvo muy seguida por La Sexta que anotó 2.133.000 de audiencia y un 13% de share.

    La otra cadena que retransmitió el debate, TVE, también anotó muy buenos datos de audiencia. Unos 3,4 millones siguieron la cita pre-electoral en La 1 mientras, que 478.000 telespectadores prefirieron el Canal 24 H. En total 3,9 millones frente a los 4,3 millones de Atresmedia. Sin embargo, la cita ha obtenido unos peores resultados si se compara con anteriores ocasiones. Sin ir más lejos, en la emisión de abril los dos debates (el de TVE y Atresmedia) consiguieron 9 y 9,4 millones respectivamente. 

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”59741″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]
     

    Por otro lado, las cifras de este lunes demuestran que los ciudadanos prefirieron los canales generalistas para seguir el esperado enfrentamiento a cinco. Algunas televisiones públicas autonómicas también emitieron el espacio, pero sin tanto éxito. Canal Sur (Andalucía) fue la más vista de ellas, pero tan solo consiguió 165.000 espectadores, seguida por Telemadrid que reunió a 125.000. Otras como Aragón TV, IB3 (Baleares) o TV Canarias rondaron los 20.000 seguidores. 

    ATRESMEDIA, LÍDER EN LOS DEBATES

    Atresmedia ha vuelto a convertirse en el único grupo de televisión privada en retransmitir el debate de los principales líderes políticos, como ya ocurrió en las pasadas elecciones del 28-A. En esa ocasión, Vicente Vallés y Ana Pastor fueron los encargados de conducir el espacio, emitido el 23 de abril en Antena 3 y La Sexta. Un debate que batió récords de audiencia al concentrar delante de la pequeña pantalla a un total de 9,4 millones de espectadores y una cuota del 48,8% entre ambas. 

    Para este 10-N, tanto Antena 3 como La Sexta querían volver a repetir esta fórmula, pero finalmente se cerró un solo debate con los cinco candidatos a la presidencia. Por ello, la emisión del programa, que fue organizado por la Academia de TV, fue compartida entre la pública y el grupo privado. Esta situación dio lugar a otra de las novedades de la noche: su localización. Ni los estudios de Prado del Rey ni el plató de Atresmedia, el Pabellón de Cristal, en Madrid, fue el lugar elegido para la ocasión.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”59599″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]
     

    Vicente Vallés repitió en su papel de moderador para la cadena privada, mientras que la pública eligió a la presentadora de informativos Ana Blanco. Este fue otro de los cambios de la noche, ya que en el pasado debate, que tuvo lugar el 22 de abril, TVE confió en el periodista Xabier Fortes para conducir el espacio.

    LA SEXTA LIDERA EL POST-DEBATE

    Una vez terminado el debate, en el que se estrenó el presidente de Vox, Santiago Abascal, vino el análisis, y La Sexta fue la más vista. Su programa ARV: Edición especial Debate, conducido por Antonio Ferreras, fue el líder del post-debate con casi 900.000 espectadores y 17% de share. Estuvo, nuevamente, muy seguido por la otra cadena del grupo, Antena 3. El Debate: Continuación anotó 888.000 y un 13% de cuota. TVE, en cambio, perdió fuelle y bajó hasta los 760.000 y un 13% con su espacio 10N, tú decides. 

    Las tres cadenas emitieron una cobertura especial, donde relataron el minuto a minuto del encuentro, desde la llegada del primer candidato a las 20.30 horas hasta el post-análisis con expertos. Una programación exclusiva que finalizó a altas horas de la madrugada, ya que el debate se convirtió en el más largo de la historia, al acabar a las 00.52 horas. Es decir, casi 3 horas de discurso y enfrentamiento electoral.