miércoles, 20 enero 2021 20:01

El independentismo apuntala su división y descarta compartir grupo en el Congreso

Un día después de la celebración del único debate televisado a nivel nacional de los candidatos a la Presidencia del Gobierno de PSOE, PP, Cs, Podemos y Vox, anoche tomó el relevo del formato televisivo la TV3 catalana, donde los candidatos de ERC, JxCat y la CUP dejaron patente con sus intervenciones la división que aqueja a los partidos que representan al independentismo en Cataluña.

Durante el debate electoral, los candidatos de las tres formaciones nacionalistas han protagonizado un rifirrafe por el que ha quedado completamente descartada la propuesta de la candidata de JxCat, Laura Borràs, de compartir entre los tres un grupo único en el Congreso tras las elecciones.

Así ha quedado patente en el debate de los números uno por Barcelona de ERC, Gabriel Rufián; de los comuns, Jaume Asens; de JxCat, Laura Borràs; de Cs, Inés Arrimadas, del PP, Cayetana Álvarez de Toledo; de Vox, Ignacio Garriga; y de la CUP, Mireia Vehí, mientras que del PSC ha ido el número cinco, José Zaragoza, ya que la candidata, Meritxell Batet, no participa de la campaña por indisposición.

El debate ha sido bronco entre todos los candidatos, que se han criticado entre sí, lo que ha llevado al moderador y director de TV3, Vicent Sanchis, a llamarles al orden en varias ocasiones, sin éxito. Y hacia el final, también se han enzarzado JxCat y ERC, que habían mantenido un tono cordial entre ambos.

Los partidos han lanzado al inicio su propuesta para solucionar el conflicto en Cataluña y se han abordado posibles acuerdos pero que han sido descartados o bien ignorados, como la propuesta de Borràs a ERC y la CUP de compartir grupo, de tener “una voz inédita con todos los acentos independentistas”, algo que Vehí ha rechazado de plano y a lo que Rufián no ha contestado, pese a las insistencias de Borràs.

Como JxCat ha criticado en campaña la posición de ERC en los pasados debates de investidura del candidato socialista a la Presidencia, Pedro Sánchez -abrirse a la opción de apoyarle-, Rufián le ha respondido en el debate recordándole el acuerdo que JxCat selló con los socialistas para dirigir conjuntamente la Diputación de Barcelona.

Tras defender que el apoyo que los republicanos ofrecían a Sánchez no era gratis, ha añadido dirigiéndose a Borràs: “Gratis es dar la Diputación de Barcelona al PSOE para que no la tenga ERC”.

Además, a la CUP le ha reprochado sus críticas a la ‘Ley Aragonès’, que él ha llamado ‘Ley antiFlorentino’, y ha afirmado que evita concesiones a empresas como la que asegura que ha realizado la alcaldesa de Berga (Barcelona), Montse Venturós.

Borràs le ha recriminado que considera que los votantes independentistas les están pidiendo unidad, y le ha recordado que ella es una candidata independiente y que está en contra del pacto en la Diputación, por lo que también se abre a hablar de él, siempre y cuando se hable de todos los pactos “con los del 155” y le ha recordado algunos municipios donde ERC gobierna con los socialistas.

Vehí ha criticado a ERC y a JxCat por pretender avances en el Congreso para conseguir la autodeterminación cuando los socialistas se han negado a hablar de ello en diversas ocasiones y a Borràs le ha recordado que de su partido pende la Conselleria de Interior y que hace políticas que están “lejos de su discurso republicano”.

PSC Y COMUNS

Asens ha reprochado a los socialistas que hablen de consolidar un gobierno progresista en el que ellos se ven integrados pero después “piden el voto de la derecha”, mientras que a ERC le ha afeado dar su apoyo a Pedro Sánchez tras las últimas elecciones cuando Unidas Podemos estaba negociando la gobernabilidad con él.

Zaragoza ha descartado llegar a un acuerdo con el PP, pero no ha contestado a Rufián cuando éste le ha preguntado si aceptaría los votos de los populares para situar a Sánchez al frente de la Moncloa, aunque ha advertido al candidato de ERC: “Señor Rufián, ¿no se da cuenta de que la derrota de Sánchez es la victoria de Abascal y Casado?”.

El candidato socialista ha acusado tanto a republicanos como a Unidas Podemos, a PP y a Cs de bloquear la gobernabilidad del Estado al no respaldar a Sánchez en los últimos debates de investidura, aunque solo se ha mostrado “sorprendido con las fuerzas que se llaman de izquierdas”.

CS, PP Y VOX CONTRA EL INDEPENDENTISMO

Arrimadas ha repartido sus críticas entre los partidos que lideran el independentismo, a los que tachado de totalitarios, y, tras afirmar que han fracasado, ha advertido de que siguen haciendo “lo que les da la gana”; y además, frente a la inacción que atribuye a Sánchez, ha erigido a Cs como el único que puede frenar al independentismo, alegando que han nacido en Cataluña y los conocen.

“Ustedes pactan con la extrema derecha nacionalista de la corrupción en la Diputación de Barcelona. Han dado ‘dinerito’ nuestro a Plataforma per la Llengua. Son el Partido Socialista de los Complejos”, ha dicho a Zaragoza.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”59840″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

Álvarez de Toledo ha calificado varias veces de golpistas a los partidos independentistas, y ha acusado a los socialistas de ser conniventes con ellos: “Ustedes son los nacionalistas que viven en la izquierda y dan a los nacionalistas una pátina de normalidad”.

A los líderes del independentismo les ha acusado confundir diálogo con rendición y ha afirmado que “nadie ha hecho tanto para destruir la convivencia” como los partidos que dan apoyo al Govern.

Garriga ha alertado de que el pacto que puede producirse tras el 10N es el del “tricentrito” entre PSOE, PP y Cs, y ha vaticinado que un gobierno de estos partidos cedería ante el independentismo porque cree que es lo que ha hecho en las últimas décadas, y lo ha ilustrado mostrando una foto del expresidente José María Aznar con Jordi Pujol, otra con José Luis Rodríguez Zapatero con Artur Mas y una del líder naranja, Albert Rivera, con Sánchez.