jueves, 21 enero 2021 09:38

La CUP invita al independentismo a rechazar la coalición progresista

La CUP ha pedido al resto de formaciones independentistas no caer en el “error” de avalar el pacto al que han llegado este martes PSOE y Unidas Podemos. Albert Brotan, diputado electo de la formación antisistema en el Congreso, cree que en ningún caso este Gobierno cambiaría la actual situación en Cataluña.

“Todos saben que la solución es autodeterminación, amnistía y derechos sociales. Y que solo la ganaremos con movilizaciones como la de estos días. Si se consuma el acuerdo PSOE-Podemos, nos pedirá desmovilización con el espantajo de Vox. El esquema de la Transición. Un error caer en eso”, ha comentado la formación a través de sus redes sociales, horas después de conocerse el preacuerdo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

[td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”61094″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

La CUP ha expresado su opinión dos días después de su irrupción en el Congreso, donde ha obtenido dos escaños. Su emersión responde al auge del independentismo en Cataluña, donde los partidos separatistas han sumado el mayor número de escaños en las urnas en su historia. Una respuesta a la sentencia del procés, que tildaron de desproporcionada.

Su mensaje está dirigido principalmente a ERC, que en la pasada investidura se abstuvo para facilitar un gobierno de izquierdas y evitar una segunda oportunidad de la derecha. Sin embargo, la situación ahora podría ser diferente. Las palabras pronunciadas por Sánchez respecto a Cataluña durante el debate electoral han enfadado a Gabriel Rufián, entre otros.

A ello hay que sumarle las previsibles elecciones catalanas que se avecinan. Todo lo que sea apoyar un gobierno que no avale un referéndum propiciaría la caída de ERC en las urnas, donde el 10-N ya perdió dos escaños.

Pese a que la idea de Iglesias siempre ha sido defender el derecho de autoderminación, una de las cesiones para formar ese acuerdo de coalición con el PSOE ha sido apostar por el diálogo “siempre dentro de la constitución”. Es decir, en ningún caso la nueva Ejecutiva apostará por un referéndum en Cataluña. Una situación que no ha gustado a la CUP y que probablemente tampoco provocará halagos por parte del resto de formaciones independentistas.

JXCAT SIGUE LOS PASOS DE LA CUP

La cabeza de lista de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, ha mantenido este martes el ‘no’ de su espacio político a la investidura del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y ha acusado a Podemos de comprar “el marco mental del 155” tras el preacuerdo que han alcanzado.

“Mientras haya presos, exiliados, represaliados y mientras no se pueda hablar del derecho a la autodeterminación, que parece que es el marco mental que ha comprado Podemos, es evidente que no podemos investir ni permitir la investidura de un presidente como Sánchez”, ha subrayado en declaraciones en los pasillos del Parlament.

Tras asegurar que todo el independentismo, también ERC, había advertido de que no podía pactar con Sánchez, ha opinado que la posición de los comuns es una mala noticia para Cataluña: “Nos aleja de la solución, que solo puede ser sentarse y hablar del conflicto que hay. Expreso mi decepción por la compra del marco mental español por parte de los comuns, que también han pedido la comparecencia del presidente Quim Torra por los CDR. En vez de mirar al agresor miran al agredido”.

Sobre si cree que ERC está por el ‘no’ a Sánchez, ha avisado de que el Sánchez actual “es el mismo que había en mayo con la investidura, y aún peor porque ha habido más represión”.

“Este es el Pedro Sánchez que tenemos delante, y con este Pedro Sánchez nosotros ya hicimos valer nuestro ‘no’, y este es nuestro compromiso ahora, dos días después de las elecciones”, ha sentenciado.

Al preguntársele si han recibido alguna llamada, Borràs ha explicado que no, pero que están disponibles y tienen los teléfonos abiertos si es para abordar una solución al conflicto entre Catalunya y el resto de España.