miércoles, 28 septiembre 2022 15:43

Felipe González, el peor enemigo de Sánchez

El expresidente del Gobierno Felipe González, se ha convertido en el enemigo número uno de Pedro Sánchez. Parece que el político que consiguió la primera mayoría absoluta de un partido en la democracia española no tiene los mismos ideales que el actual presidente en funciones del Gobierno, a pesar de pertenecer al mismo partido.

En alguna que otra ocasión, el expresidente ha confirmado que se siente engañado por Pedro Sánchez, pero, ¿Por qué? ¿Qué ha causado este malestar entre ambos políticos?

REPARTIR LOS CARGOS CON PODEMOS

González

Tras conocer el acuerdo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, Felipe González ha criticado que el PSOE y Unidas Podemos se hayan repartido los primeros cargos del Gobierno antes de hablar del programa que va a marcar el Gobierno de España en la próxima legislatura.

Según el expresidente, tampoco le parecía «necesario» felicitar a Pedro Sánchez por su victoria electoral. González está bastante disgustando por el rumbo que ha tomado el presidente del socialismo en España.

«La casa se construye desde abajo, no se construye por el tejado«, ha dicho Felipe en su intervención en la presentación del estudio «Jóvenes, Internet y democracia». «No me gusta, algo que todos entenderán, que después de discutir tantas veces que lo primero que hay que hacer es ponerse de acuerdo en el programa, con las cosas más elementales, lo primero que sepamos es cómo se reparten los cargos, eso no me gusta, me parece que la casa se construye desde abajo, me parece que no se construye por el tejado», ha concluido.

«HAY QUE TOMARSE EN SERIO EL HECHO DE FORMAR UN GOBIERNO»

Felipe González

González ha destacado que, quizá, empezar por el reparto de cargos «facilite las cosas» para alcanzar un acuerdo, ya que es «como darle un cargo a Juanito y así Juanito critica menos», pero, a su juicio, hay que «tomarse en serio y de verdad cuáles son los parámetros por los que España estará en condiciones de asumir su papel y su crisis constitucional antes de que se convierta en una crisis de Estado».

Tras estas declaraciones, el expresidente ha asegurado que desconoce totalmente el preacuerdo que han alcanzado PSOE y Unidas Podemos y que, por tanto, no puede opinar si «está bien o está mal». «Cuando tenga elementos suficientes me voy a pronunciar, además creo que hay una consulta a militantes y tengo el derecho a ser consultado», ha resaltado.

GONZÁLEZ NO ACEPTARÍA DERECHOS EXTRAS EN CATALUÑA

Cataluña

Felipe también se ha pronunciado en el tema de Cataluña y es que ha admitido que, si hay partes del territorio que acaban teniendo unos derechos fuera del paquete de la ciudadanía que no tienen otros españoles, nunca lo aceptaría. González afirma que no hay que darle un trato especial a los catalanes.

Asimismo, el expresidente está molesto porque Sánchez no lo llamó, «ni una sola vez», como dijo tras las elecciones de abril, para pedirle opinión sobre como afrontar las negociaciones, algo que él consideraba de gran provecho para el presidente del Gobierno en funciones.

CRÍTICO CON LOS INDEPENDENTISTAS

Independentistas

La pasada semana, Pedro Sánchez anunció el preacuerdo al que había llegado con Pablo Iglesias para formar un Gobierno de coalición con Unidas Podemos, una opción que nunca ha llegado a convencer a González. En un reciente debate en el que participó con Rajoy, el expresidente abogó por la necesidad de buscar gobiernos estables.

«Lo dije en el 2016 y lo digo ahora, los partidos que no pueden llegar a gobernar no deberían impedir que forme gobierno quién pueda hacerlo. Y si ese gobierno no tiene mayoría, se pueden pactar temas fundamentales, como la relación con Europa o reformas estructurales», comentó.

Además, en la señalada cita, se mostró muy crítico con los partidos independentistas, a pesar de que, en estos momentos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias necesitan la abstención de grupos independentistas para poder gobernar. «Así empiezan todas las tiranías, apelando al pueblo por encima de la norma», quiso puntualizar González.

FELIPE GONZÁLEZ, INDIGNADO CON PEDRO SÁNCHEZ

Felipe González

En 2016, el expresidente confesó que se sentía «engañado» por el líder de los socialistas ante el «no» definitivo en la segunda votación de investidura de Mariano Rajoy. Según el militante del PSOE, el secretario general le aseguró en junio de ese año y en una reunión personal que se abstendría en la segunda votación de la investidura de Rajoy.

«El 29 de junio me explicó que pasaba a la oposición, que no intentaría ningún gobierno alternativo y que votaría contra la investidura del Gobierno del PP, pero que en segunda votación pasarían a la abstención para no impedir la formación de gobierno. Me siento frustrado, como si me hubieran engañado», dijo enfadado.

Señaló, además, la división interna en la que se encontraba el partido en esos momentos, que hacía cualquier tipo de alternativa sólida muy difícil. Para Felipe González, Sánchez debía centrarse en construir una alternativa de izquierda al PP fuerte y sólida, pero que se centraba demasiado en superar a Pablo Iglesias y a la formación morada.