martes, 19 enero 2021 09:21

Los nubarrones que se ciernen sobre Rocío Monasterio

Rocío Monasterio, portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, vuelve a tener el foco mediático apuntado directamente hacia ella. Las ilegalidades arquitectónicas que firmó han salido a la luz y le están causando más de un problema. Pero no es esa la única polémica en la que está metida.

A continuación conocemos algunos de los nubarrones que se ciernen sobre Rocío Monasterio.

ROCÍO MONASTERIO FIRMÓ VARIOS PROYECTOS SIN OBTENER EL TITULO

Rocío Monasterio Vox

Fue en el año 2009 cuando Monasterio obtuvo su titulación de Arquitectura, según consta en el archivo de la biblioteca de la Universidad Politécnica de Madrid, donde estudió la carrera. Dos meses después de tener su título, se inscribió en el Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM), algo que hacen todos los arquitectos para poder empezar a trabajar. Pero ella ya estaba en activo.

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid ya llevaba nueve años al frente de un estudio arquitectónico que lleva su nombre. Rocío Monasterio y Asociados, además, ya había realizado varios proyectos en Madrid, a pesar de no estar titulada para ejercer la profesión.

Para ser arquitecto y ejercer de ello, es imprescindible presentar el PFC, una asignatura más. Solo con el título es posible colegiarse y, luego, para obtener una licencia de edificación es imprescindible un proyecto visado por el colegio profesional. Algo que Rocío no hizo hasta el año 2009, a pesar de haber acabado la carreta, a falta del proyecto final, en los años noventa.

BLOQUES DE ‘LOFTS’ SIN LICENCIA

Rocío Monasterio
Rocío Monasterio durante una entrevista. Foto: TVE.

Monasterio y su marido, Espinosa de los Monteros, convirtieron una fábrica de Madrid en pisos sin permiso de habitabilidad. Entre 2007 y 2008, el matrimonio construyó en el solar de una vieja fábrica de plásticos del centro de Madrid en un bloque de ocho ‘lofts’ sin licencia de obra.

Pese a no ser suelo residencial y no tener cédula de habitabilidad o licencia de ocupación, el matrimonio vendió alguno de aquellos piso. Aún así, aseguraron a través de un portavoz que realizaron la obra con la licencia que necesitaban. “Se hizo todo conforme a la legalidad”, terminaron declarando.

Asimismo, aclararon que “Se vendieron como locales, no como viviendas, lo que haya hecho luego con ellos la gente que los compró ya es cosa suya”, a pesar de que uno de los compradores afirmase que eran vendidos como viviendas y que ellos mismos residieron allí con sus hijos, Monasterio y Espinosa de los Monteros lo negaron todo.

UNA ANTIGUA FÁBRICA DE PAN CONVERTIDA EN TRES ‘LOFTS’

Rocio Monasterio
Rocío Monasterio, portavoz de Vox en de la Asamblea de Madrid. Foto: Flickr.

El portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, y su mujer, hicieron un gran negocio en 2004 al intervenir en la compraventa de tres ‘lofts’ construidos en suelo industrial en Madrid, en una antigua fábrica de pan del barrio de Salamanca.

Pero a los compradores, que pagaron más de medio millón de euros por cada uno de esos ‘lofts’, no les fue igual de bien que a matrimonio de Vox. Según han contado, la pareja les aseguró que conseguirían una licencia de habitabilidad en el edificio, el número 6 de la calle de Villafranca, a través de sus contactos en el Ayuntamiento de Madrid. Pero ese permiso nunca llegó y ni siquiera se tramitó. Pero los vecinos no supieron esto hasta pasados unos años.

Lo descubrieron 10 años después, en 2014, cuando Urbanismo les ordenó desalojar los ‘lofts’ porque estaban viviendo en suelo industrial y no estaba permitido.

Uno de los compradores afirmó que fue entonces cuando descubrieron que todo había sido un engaño y que Iván y Rocío solo eran los intermediarios.

“Ese era el engaño: asumir la condición de promotores engañados. Luego los sobrecostes, la paralización que hubo de la obra, todo recayó sobre nosotros, los compradores. Nada sobre la empresa que lo vendía. Cuando en realidad habíamos comprado a precio de vivienda, no es que fuera un chollo. Ellos no pusieron ni un duro. El mismo día del notario nos enteramos de que Iván había firmado un contrato privado con la dueña de la nave y nosotros le comprábamos directamente a ella. Si lo que yo compré valía unos 500.000 euros, calculo que le pagué 250.000 a la señora, y después 100.000 a Iván y 100.000 a Rocío. Hicieron una jugada maestra”, comentó el comprador.

LA ORDEN DE CLAUSURA DEL CHALET DE ROCÍO MONASTERIO

Rocío Monasterio (Vox)

El pasado 8 de octubre, el chalet en el que viven Rocío y su familia debía ser clausurado al carecer de licencia de primera ocupación y de actividad porque el proyecto, que fue realizado por ella misma, sobrepasó lo permitido por la licencia de obras. “Hubo un incremento de volumen y superficies y crearon elementos que no estaban contemplados”, explicó una portavoz del Área de Urbanismo.

Para evitar la clausura de la vivienda, el matrimonio debía ajustarse a la normativa y hacer las modificaciones pertinentes que les han requerido en este tiempo. Y han comenzado con los trámites.

Monasterio ha cerrado su despacho del sótano, donde estaba su estudio de arquitectura y en el que trabajaba sin disponer de una licencia de funcionamiento de la actividad, ni licencia de primera ocupación. A pesar de esto, el expediente de disciplina urbanística continuará abierto hasta que no se apruebe una nueva licencia.

El matrimonio ya habría comenzado a regularizar la situación y ha presentado un proyecto para legalizar el inmueble, un proceso que durará un año. Mientras tanto, pueden seguir residiendo en su casa.

ROCÍO MONASTERIO NO RECUERDA LA FECHA DE SU TITULACIÓN

Rocío Monasterio

Ante toda esta situación, la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, ha rechazado haber cometido irregularidades como arquitecta al haber firmado proyectos entre 2000 y 2009, supuestamente sin tener la titulación, aunque ha reconocido que no recuerda si en 2003 estaba colegiada.

“En veinte años de carrera se firman muchos planos. En 2003 ahora mismo no me acuerdo cuándo era o cuándo no era (arquitecta), probablemente en esa época ya sí, porque en el 2000 ya estaba trabajando”, ha declarado durante una visita al barrio de Lavapiés.

A pesar de decir que “No todos los planos son susceptibles de ser visados, uno puede firmar planos de interiorismo, uno puede firmar planos de arquitectura sin visado y puede firmar planos visando, como yo también lo he hecho como directora facultativa”, Monasterio ha cerrado la página web de su empresa.

EL POLÉMICO MENSAJE SOBRE LA SEGURIDAD DE SUS HIJOS

Rocio Monasterio
Rocío Monasterio, portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid.

A principios del mes de octubre, Rocío Monasterio publicó un mensaje polémico que la portavoz de Vox lanzó en sus redes sociales. “Mamá ¿por qué tiene que venir un señor con pistola con nosotros al cole? ¿Por qué ya no puedo salir delante de casa en patinete?”, escribió la empresaria. Según dice, fue la pregunta que le hizo su hija.

Pues porque los periódicos publican fotos de dónde vivimos“, le contestó a su hija. El comentario no tardó en hacerse viral y en recibir contestación de ambos bandos.