domingo, 25 septiembre 2022 09:17

Movistar, Netflix y HBO levantan el tabú sobre el final de ETA

  • Las OTT cuentan con proyectos relacionados con el final de la banda terrorista ETA.
  • Movistar ha estrenado un gran documental, 'Zubiak', que se enmarca en ''ETA, el final del silencio'.
  • HBO prepara la adaptación de 'Patria' y Netflix tiene en catálogo 'El fin de ETA'.
  • Desde que ETA realizó el cese definitivo de su actividad tras casi medio siglo, batalla contra la dictadura y excesos en democracia, escasas obras audiovisuales han dado fe al final de un conflicto que dejó una serie de heridas que la sociedad vasca parece estar cicatrizando.

    Merece la pena recordar algunos proyectos que pusieron pomada en la llaga: es el caso de la maltratada ‘La pelota vasca’, en la que Julio Medem recabó testimonios de ambas trincheras, o de ‘Vaya semanita’, que consiguió una oleada de apoyos transversales con sus parodias sobre una situación que se eternizaba.

    ‘ZUBIAK’, UNA JOYA QUE TIENDE PUENTES

    Un sábado de julio del 2000 dos miembros de ETA entraron en un bar de Tolosa, se bebieron unos potes y a continuación se dirigieron pistola en mano a otro parroquiano, el exgobernador civil Juan María Jáuregui, y le pegaron dos tiros.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”55162″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    En el comando estaba Ibon Etxezarreta, que se ha visto las caras con la viuda del socialista, Maixabel Lasa gracias a un brillante programa de conciliación del Gobierno vasco. Alfonso Cortés-Cavanillas y Jon Sistiaga, enterados del contacto, han querido ponerle una cámara para mostrarnos la reconciliación en ‘Zubiak’ (Puentes), primer capítulo de la serie de Movistar ‘ETA, el final del silencio’.

    Etxezarreta, el terrorista, todavía recuerda cuando en un encuentro Maixabel, que tiene una entereza digna de estudio, le dijo, sin acritud, que prefería ser la viuda de Juan María  que su madre. A él le costó encajar el golpe, pero reflexionó y llegó a la siguiente conclusión: prefiere ser Juan María a ser él mismo.

    PAZ, PIEDAD, PERDÓN

    El exmiembro de ETA, arrepentido y contrario a la dispersión de presos, se dirige a su anfitriona: “Perdón no te he pedido, Maixabel, porque lo que te he hecho es imperdonable”. Y Maixabel se explica: “Yo quiero darte una segunda oportunidad, Ibon, porque ahora mismo eres, sois los arrepentidos, los mayores deslegitimizadores del uso de la violencia”.

    “Saber que dos de las tres personas que mataron a Juan Mari están arrepentidas me reconforta. Ningún dirigente político de la izquierda ‘abertzale’ ha sido capaz de reconocer lo que vosotros habéis reconocido”, añade.

    Jon Sistiaga, aplaudido en el Festival de San Sebastián por ‘Zubiak’, se muestra feliz por el documento: “Sabíamos que ya se habían juntado, y conseguimos las entrevistas y les convencimos para que hablaran. Luego les sugerimos que fueran a comer juntos y que hablaran, pero no sabíamos si iban a querer o no”.

    LA VERSIÓN DE EL PAÍS

    José Luis Rodríguez Zapatero apostó por el final del conflicto mientras sus adversarios políticos le decían que estaba “traicionando a los muertos” y sus enemigos mediáticos decían que estaba “encamado con la ETA”.

    ETA
    Zapatero contribuyó al final de ETA.

    Al presidente le salió bien la jugada, en parte porque Jorge Fernández Díaz mantuvo la política de Alfredo Pérez Rubalcaba sobre el final del conflicto, y El País fue prácticamente el único medio que dio valor al asunto porque al resto le avergonzaba su hemeroteca.

    Y en esta labor brilló Luis R. Aizpeolea, que se conocía el paño por sus años en Egin. Junto a su compañero José María Izquierdo escribieron el guión del documental ‘El fin de ETA’, que repasa el final de la batalla con Jesús Eguiguren y Arnaldo Otegi. La obra, más académica y menos emocionante que ‘Zubiak’, está disponible en Netflix.

    DIFICULTADES CON ‘PATRIA

    HBO acumula varios años de retraso con ‘Patria’, best seller de Fernando Aramburu sobre el que costará hacer una obra tan sosegada e imparcial como las anteriores. Porque la obra, a pesar de los aplausos de la prensa madrileña, ofrece un relato sesgado y antinacionalista vasco que utiliza un breve pasaje de torturas para colocarse en una zona parcial que le es ajena.

    Es por ello que Aramburu se ha convertido en un ídolo para el centro-derecha español, de Mariano Rajoy a El Mundo. Quizás HBO se sitúe en un lugar que no pretende con una serie que quizás le quede coja.

    OTRAS OBRAS

    Sobre el final de ETA merece revisitar tres programas de ‘Salvados’: una entrevista a un Otegi que se le acababa el argumentario, una charla con el exconcejal del PP Chema Herzog que veía con malos ojos las tácticas de Génova 13, y una confesión del arrepentido Iñaki Rekarte.

    [td_block_11 custom_title=”” separator=”” post_ids=”60017″ limit=”1″ css=”.vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}” tdc_css=””]

    Tampoco está de más mirar hacia los primeros ochenta con Imanol Uribe, que otorgó épica al relato abertzale con ‘El proceso de Burgos’ o ‘La fuga de Segovia’, y dejó de ser aplaudido por HB cuando retrató sus incoherencias en ‘La muerte de Mikel’.

    Por no hablar del film tragicómico ‘Negociador’, de Borja Cobeaga; la irregular ‘El Lobo’; la torpe ‘Fe de etarras’; la necesaria ‘Todos estamos invitados’, que habla de la irrespirable atmósfera que sufrían los perseguidos por la banda; o la genial película ‘Yoyes’, de la navarra Helena Taberna.