sábado, 3 diciembre 2022 09:58

Borràs propone a Torra y Puigdemont como interlocutores

La portavoz y diputada electa de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, ha explicado este lunes las condiciones de su formación para avalar la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, y entre ellas se incluye reconocer al presidente de la Generalitat, Quim Torra, como interlocutor, pero también al expresidente Carles Puigdemont, e incluir la figura de un relator internacional.

En una rueda de prensa tras mantener una reunión en el Parlament con varios miembros del partido, incluidos Torra y Puigdemont –por videoconferencia–, ha explicado que una de sus condiciones para abrirse al diálogo es «reconocer la prisión y el exilio como actores políticos en la negociación en la figura del vicepresidente Oriol Junqueras y en la figura de Carles Puigdemont».

Borràs ha concretado que piden una mesa de negociación sin condiciones, en la que ellos plantearán el derecho de autodeterminación de Cataluña, que el Estado debe reconocer que se va abordar un diálogo de igual a igual. Ha añadido que cualquier decisión terminará con una votación para que los catalanes decidan su futuro.

Ha reflexionado que, si en esa mesa de negociación se acepta hablar de autodeterminación, debería permitirse hacerlo en el Parlament. Además, ha subrayado que ese diálogo requiere de unas garantías que solo ven posible en la figura de un «mediador internacional, porque el que tiene la voluntad de negociar sin esconder nada, no tendría que tener problema» con esa figura.

NEGOCIACIÓN SIN JxCAT

Borràs ha planteado estas condiciones para abrirse al diálogo pese a reconocer que el PSOE no se ha puesto en contacto con ellos para abordarlo: «Esta apagado o fuera de cobertura o en coma permanente. No ha habido gesto. No querrán que invistamos a nadie«.

La diputada en el Congreso ha ironizado sobre que puede que los socialistas ya cuenten con los votos suficientes para investir a Sánchez y por eso no les llaman, aunque en respuesta a los periodistas no ha querido concretar si esos votos a los que hacía referencia son los de sus socios de Gobierno: ERC.

Desde la semana pasada han trascendido negociaciones entre los socialistas y los republicanos para avanzar en una eventual investidura y Borràs ha advertido de que «ninguna solución será completa si no están todos sus actores«, y más teniendo en cuenta que la suya es la formación a la que pertenece el presidente de la Generalitat.

Con todo, para Borràs, «ha calado el mensaje» que atribuye a JxCat de que no se pueden dar los votos a la investidura a cambio de nada, ha insistido en que no se trata de ceder y ha afirmado que es el PSOE el que se posiciona en el ‘no a todo’, en sus palabras.