lunes, 17 mayo 2021 17:33

Zaragoza: Detenidos 21 traficantes de cocaína y ‘speed’

La Policía Nacional ha detenido a 21 personas en una operación contra el tráfico de drogas desarrollada en Zaragoza. En el marco de la operación “TATCHER”, los agentes han logrado desarticular una organización criminal dedicada a la venta de cocaína y speed en la capital aragonesa.

Con motivo de la intervención policial se han podido incautar 7 kilogramos de speed (28.000 dosis), 300 gramos de cocaína (1.370 dosis) y 700 gramos de una sustancia adulterante. Asimismo, se han aprehendido tres vehículos, una pistola con silenciador, munición, armas simuladas, numerosas balanzas de precisión y otros efectos para la elaboración, adulteración y distribución de la sustancia estupefaciente, tales como alambres, recortes plásticos, etcétera. También se han intervenido 28.000 euros en efectivo.

ESPECIALIZADOS EN LA VENTA DE COCAÍNA Y ‘SPEED’

La investigación dio comienzo en el pasado mes de mayo, después de que la Policía Nacional tuviese conocimiento de la existencia de un grupo criminal organizado en la capital aragonesa que se encontraba especializado en el tráfico de drogas.

En su fase inicial, la investigación se centró en un hombre residente en la provincia de Zaragoza, al que se le conoce como el “comisionista”. Este actuaba como intermediario entre los diferentes proveedores de la sustancia estupefaciente. A cambio de ello recibía una importante comisión y obtenía beneficios económicos sin tener que asumir un riesgo excesivo, ya que habitualmente no tenía contacto directo con la droga.

A medida que las pesquisas avanzaron, los investigadores lograron identificar al resto de los integrantes de la organización criminal. Además se pudo determinar que el grupo se encontraba dividido en dos facciones, dedicadas estas al abastecimiento de, principalmente, dos tipos de sustancias estupefacientes, cocaína y speed.

PROVEEDOR DE COCAÍNA EN SALOU

Una de las facciones de la organización criminal era la dedicada al tráfico de cocaína. Para ello se veía abastecida de cocaína que procedía de un proveedor asentado en Salou (Tarragona).

Hasta esta localidad tarraconense se desplazaban de forma habitual dos de los miembros del grupo criminal desarticulado. Estos adquirían la sustancia estupefaciente y posteriormente la trasladaban a Zaragoza, desde donde procedían a su distribución entre otros distribuidores directos al consumidor final.

El pasado 14 de septiembre los investigadores pudieron detectar uno de estos viajes. Por ello se pudo proceder a la detención de las dos personas que se encargaban del transporte de la droga. Fueron interceptados cuando regresaban a Zaragoza procedentes de Salou con 100 gramos de cocaína.

Posteriormente, se produjo la detención de los proveedores de la sustancia estupefaciente. Estos arrestos tuvieron lugar en las localidades de Salou y Mont-Roig del Camp, ambas en Tarragona. Tras efectuar las mismas se practicaron una serie de registros, en los que, además de droga, se pudieron incautar diferentes armas de fuego, entre las que se encontraba una pistola con silenciador y munición real.

Nuevamente, el pasado día 22 de octubre, agentes de la Policía Nacional pudieron detectar un nuevo viaje por parte de la banda a Salou para abastecerse de droga. En esta ocasión, uno de sus miembros se desplazó hasta Zaragoza transportando 140 gramos de cocaína. Al llegar a la capital aragonesa fue interceptado y se produjo su detención.

Desarticulada una banda de narcotraficantes de cocaína y speed en Zaragoza
Han sido incautados 7 kilogramos de ‘speed’, 300 gramos de cocaína, 500 gramos de hachís, 700 gramos de una sustancia adulterante y diversos efectos, así como 28.000 euros en efectivo.

DESARTICULACIÓN DE LA BANDA

El pasado 12 de noviembre, en una tercera y última fase, los agentes pudieron desmantelar la rama de la organización dedicada al aprovisionamiento para la posterior comercialización de speed.

Tras proceder a la detención de los dos cabecillas de este grupo criminal afincado en Zaragoza y dedicado al tráfico de drogas se provocó su desarticulación. A los seis detenidos se les pudo incautar 6 kilogramos de speed ocultos en el vehículo de uno de ellos. Este automóvil se encontraba aparcado en un área privada para dificultar su localización por parte de los cuerpos policiales.

Posteriormente, se procedió a la detención del resto de la organización criminal. Entre los arrestados se encontraba una persona que se encargaba de la custodia de parte de la sustancia estupefaciente que era propiedad de los detenidos. Esta se encontraba preparada en paquetes de 200 gramos, lista para ser distribuida.

MAYOR ALIJO DE ‘SPEED’ INCAUTADO EN ZARAGOZA

Tras haber llevado a cabo la desarticulación de esta organización criminal se ha podido determinar que es el mayor alijo de speed incautado por la Policía Nacional en Zaragoza.

Los investigadores pudieron constatar el alto grado de especialización de la banda delictiva, que se encontraba perfectamente estructurada y con roles y funciones claramente definidas. Los cabecillas tenían un total control de la red, desde los proveedores de las sustancias estupefacientes hasta los consumidores finales, pasando por los encargados de su transporte a Zaragoza, los responsables de su ocultación y los distribuidores de la droga.

En total han sido 21 personas las detenidas por pertenecer en sus diferentes niveles a la organización criminal. La titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Zaragoza ha decretado el ingreso en prisión para 12 de los arrestados.

Esta operación ha tenido una gran trascendencia. No solo por la cantidad de cocaína y speed intervenida, sino por el crecimiento y envergadura que había llegado a alcanzar la organización.

SUBE EL CONSUMO DE ‘SPEED’

El speed, un compuesto de cocaína y heroína, es una droga que ha vuelto a ponerse de moda en España. Esta se puede consumir de diversas formas, ya sea de forma nasal, oral o intravenosa, y genera un incremento del nivel de alerta y capacidad de concentración. Al mismo tiempo, disminuye la sensación de cansancio, hambre y sueño.

No obstante, genera otros efectos de carácter nocivo con motivo de la estimulación cerebral, como es el aumento del ritmo cardíaco y respiratorio, el aumento de la presión arterial, hipertermina, insomnio o convulsiones, entre otros.

Además pueden producirse otros efectos secundarios como pérdida de apetito, boca seca, dificultades para orinar, disfunción eréctil o dolores de cabeza. Cuando se consume de manera habitual pueden aparecer episodios psicóticos. En general, se trata de una droga peligrosa por el descontrol y la descoordinación que provoca a nivel psicomotriz.

Su consumo se ha incrementado de nuevo en los últimos años, basando gran parte de su popularidad en que es una droga muy barata. El precio del kilo en la calle se sitúa en torno a los 26 euros. Esto hace que cueste, por ejemplo, menos de la mitad que la cocaína.