sábado, 17 abril 2021 01:07

La Guardia Civil desmantela la red de narcotráfico de ‘Kiko el Fuerte’

La Guardia Civil ha asestado un nuevo golpe al narcotráfico en el Campo de Gibraltar. Los agentes de la Benemérita, tras casi un año de investigación, han logrado desmantelar una de las organizaciones más activas en tráfico de hachís en La Línea de la Concepción (Cádiz), una red liderada por el conocido como “Kiko el Fuerte”.

La operación se ha saldado con la detención de 17 personas, entre ellas el líder del grupo criminal. Asimismo, se han incautado 3.500 kilos de hachís e intervenido cinco embarcaciones neumáticas (tres motos de agua, una de regreso y una semirrígida), tres motocicletas y nueve vehículos de alta gama. También se ha desmantelado el narcoembarcadero utilizado por la organización como guardería de droga y de las propias embarcaciones.

OPERACIÓN FORTÍN

La “Operación Fortín” se inició a comienzos de año, cuando los investigadores de la Guardia Civil tuvieron conocimiento de la existencia de una organización criminal que estaba introduciendo grandes cantidades de hachís por las costas gaditanas.

Precisamente otras actuaciones llevadas a cabo por los cuerpos policiales contra otros clanes que operaban en la zona provocaron que esta red criminal se hiciese más fuerte. Esta circunstancia era aprovechada para incrementar sus actividades ilícitas y, por tanto, sus beneficios.

Desde un primer momento, los agentes se encontraron con grandes dificultades para obtener información acerca de la organización. Las fuertes medidas de seguridad adoptadas tanto por el líder de la red, “Kiko el Fuerte”, como del resto de la organización entorpecían la labor policial. Además, el cabecilla es una persona extremadamente violenta que presumía de ello a nivel interno y también con el resto de bandas criminales.

Fruto de la presión ejercida sobre la red, los integrantes de la misma contactaron con otros grupos criminales dedicados al narcotráfico en la provincia de Huelva. No obstante, no lograron llegar a un acuerdo.

En el transcurso de las investigaciones, el Servicio de Vigilancia Integral del Estrecho (SIVE) logró localizar a una embarcación que se dirigía a gran velocidad con rumbo a las playas de la Línea de la Concepción.

DESPLIEGUE CONTRA EL NARCOTRÁFICO

Esta información provocó que se estableciese un dispositivo para tratar de dar captura a los “narcos”. Después de más de 48 horas en las que tuvieron lugar varios amagos de alijo en la playa, los investigadores solicitaron ayuda a los servicios Marítimo y Aéreo.

Al verse perseguidos, los tripulantes de la embarcación arrojaron la droga al agua, pero al intentar fugarse colisionaron con un barco de la Guardia Civil. Debido a que su nave era de menor tamaño, a consecuencia del choque sus tripulantes cayeron al agua.

Los agentes consiguieron convencerles para que subiesen a su barco, procediendo así a la detención de los cuatro tripulantes. Entre ellos, está un piloto muy conocido y con experiencia en el tráfico de hachís. Tras las investigaciones se confirmó que trabajaba para la organización criminal que a la postre fue desarticulada en su totalidad.

Tras esta primera actuación los agentes continuaron con las pesquisas y pudieron obtener información valiosa sobre la organización. Se pudo conocer su funcionamiento y los integrantes de la misma, consiguiendo los indicios suficientes para iniciar la fase de explotación.

13 REGISTROS DOMICILIARIOS

En la fase final de la operación, la Guardia Civil llevó a cabo un importante despliegue de efectivos en diferentes puntos del Campo de Gibraltar. Este fue culminado con la practica de 13 registros domiciliarios.

En estas entradas se pudo detener al resto de la red criminal, entre los que se encontraba el cabecilla de la organización, “Kiko el Fuerte”, y otros doce individuos. De esta manera, sumados a los cuatro arrestados en la embarcación, se alcanzan las 17 personas detenidas.

Como consecuencia de la operación, la Guardia Civil ha desmantelado una de las organizaciones criminales más importantes dedicadas al narcotráfico en el Estrecho.

La Guardia Civil desarticulada la red de narcotráfico de "Kiko el Fuerte"
La actuación policial se ha saldado con un total de 17 personas detenidas, entre ellas el líder de la red, además de la incautación de 3.500 kilos de hachís y diferentes vehículos.

MACROOPERACIÓN CONTRA EL NARCOTRÁFICO

El pasado martes 3 de diciembre, la Guardia Civil desplegó a más de 400 agentes en el desarrollo de dos operaciones. Estas fueron la “Operación Koala”, contra el narcotráfico y la “Operación Lali”, contra el blanqueo de capitales. Ambas estaban relacionadas entre sí y el epicentro de las mismas se encontraba en el Campo de Gibraltar.

No obstante, los efectivos se desplegaron por La Línea, Algeciras, Los Barrios y San Roque, abarcando las provincias de Cádiz, Málaga, Córdoba e incluso llegando a Pontevedra.

Con motivo de la operación se han efectuado un total de 34 registros en domicilios, naves comerciales y otros inmuebles. Se detuvo a un total de 35 personas. Asimismo, la Benemérita procedió a la desarticulación de un narcoembarcadero situado en la zona del Río Palmones, en Los Barrios.

En los registros se aprehendió una importante cantidad de droga, dinero en efectivo en elevadas cantidades, coches de alta gama, armas de fuego y embarcaciones utilizadas para el transporte de hachís por la vía marítima, así como otros efectos. También se intervino una gran cantidad de documentación, siendo muy útil de cara a desmantelar las mafias que operan en la zona del Estrecho.

MÁS DE 290 TONELADAS DE ESTUPEFACIENTES INTERVENIDAS EN CÁDIZ

A falta de conocer los datos referentes al presente año 2019 que está llegando a su fin, la memoria anual de la Fiscalía Antidroga en Cádiz deja latente el gran problema del narcotráfico en la provincia andaluza.

Tal y como refleja la misma, durante el pasado año 2018 se intervinieron más de 290 toneladas de sustancias estupefacientes. Entre ellas se aprehendieron 274.569 kilogramos de hachís y 15.566 kilogramos de cocaína. 

Además, la mayor parte de la droga fue incautada en el Campo de Gibraltar. En la comarca, las incautaciones de hachís alcanzaron los 191.384 kilos, que representa más de dos tercios del total aprehendido en la provincia. Además, recoge prácticamente el total de cocaína incautada, con 15.503 kilos.

Teniendo en consideración el valor del hachís en el mercado, el valor de lo aprehendido asciende a un total de 442.605.228 euros.

En este mismo informe anual se precisa que durante el año 2018 fueron detenidas 1.454 personas por su relación con el narcotráfico. Además, se intervinieron 263 vehículos y se aprehendieron 75 embarcaciones. De ellas, 45 lo fueron en Campo de Gibraltar.

Pendientes de conocer los datos del año 2019, por el momento el año 2018 fue definido por la Fiscalía de Algeciras como “el año del narcotráfico“. Las costas andaluzas continúan siendo la principal entrada de droga a la Península Ibérica y al resto de Europa en el caso de determinadas sustancias como el hachís.