viernes, 27 mayo 2022 16:50

Podemos renuncia al animalismo para no enfrentarse con su electorado rural

  • Pablo Iglesias no contempla promover ninguna medida por la defensa de los animales si forma el Gobierno de coalición.
  • Iglesias dedicó unos pocos guiños a los animalistas durante la campaña para robar alguno de los casi 300.000 votos de PACMA.
  • El partido asegura que comparte muchas propuestas animalistas pero que no tienen capacidad de aprobarlas.
  • Son cada vez más las voces dentro de Unidas Podemos las que denuncian que Pablo Iglesias ha renunciado a la defensa de los animales. Cuestiones como la tauromaquia, el endurecimiento del Código Penal por el maltrato animal o la regulación de la caza han pasado de soslayo en los últimos mítines de la formación morada. Y ahora que los de Iglesias están cerca de sentarse en el Consejo de Ministros, no hay ninguna medida animalista que los de Unidas Podemos pretendan llevar a cabo. Algo que ha generado malestar entre las filas del partido, que quiere evitar enfrentarse a su electorado más rural.

    Unidas Podemos ha renunciado a todas las medidas animalistas que refleja su programa electoral. Entre ellas se encuentra la que contempla llevar a cabo un referéndum para decidir si se abole la tauromaquia. Desde la formación aseguran que la razón es porque no gestionarán un Ministerio al que competa este asunto. Pero lo cierto es que hay malestar dentro de la formación morada debido a que Iglesias no ha presionado en este sentido. Parte de esa discordancia se dejó ver entre líneas en Twitter, cuando algunos de los integrantes del partido compartieron mensajes animalistas.

    La Cumbre del Clima ha monopolizado los últimos mensajes de Unidas Podemos. Todo por el ecologismo y por la lucha contra el cambio climático. Pero algunos han denunciado que bajo esa bandera no hay ningún mensaje animalista. Y de esos mítines en los que Iglesias se comprometía con defender los derechos de los animales no queda nada. Ni siquiera el compromiso para celebrar un referéndum que acabe con la tauromaquia.

    [td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=» 62116″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

    Según algunas fuentes cercanas al partido, Unidas Podemos no quiere enfrentarse con sus electores. Especialmente con aquellos vinculados al sector de la caza, quienes creen que abandonarían el partido si la formación morada llevara a cabo medidas como el control de la caza o la abolición de los toros. El partido cuenta con el apoyo de importantes sectores rurales vinculados a celebraciones más tradicionales o prácticas como la caza. E Iglesias no quiere levantar más ampollas en su partido, en crisis desde hace tiempo.

    «No creo que se deba someter a consulta la tortura de animales, pero imagino que la promesa de Unidas Podemos de hacer un referéndum para prohibir la tauromaquia no era solo una treta para dárselas de animalista, y que ha sido una exigencia que Pablo ha puesto a Pedro. ¿No?», se preguntó en noviembre la presidenta de PACMA, Laura Duarte. Algo a lo que Iglesias no ha dado respuesta.

    Apenas unos segundos durante el debate electoral. Esto ha sido lo que Pablo Iglesias ha dedicado a la defensa de los animales. Un guiño hacia la parte de la sociedad más sensibilizada con el maltrato animal que pretendía arañar algunos de los casi 300.000 votos que han ido a parar a PACMA tras las elecciones del pasado 10-N. Pero lejos de la realidad, el Partido Animalista no ha hecho más que crecer en los últimos años, mientras que Unidas Podemos sigue la tendencia contraria.

    «En esta dirección de garantizar el bienestar animal, se eliminarán las ayudas y subvenciones relacionadas con la tauromaquia y se prohibirán espectáculos que impliquen maltrato animal», decía Podemos en su programa, del que se desprendían que prohibirían esta práctica. Pero todo depende del preacuerdo entre Sánchez e Iglesias. Y a diferencia del PSOE, los de Iglesias contemplan «reconocer en el Código Civil a los animales como seres que sienten«. Con estas palabras, el partido de Pablo Iglesias pretendía seducir a través de su programa a los más animalistas. Pero esto parece haber quedado en el olvido.

    Desde la formación morada se muestran completamente de acuerdo con las líneas generales que ha planteado PACMA. Desde el endurecimiento del Código Penal para el maltrato animal, hasta la abolición de la tauromaquia. La clave, según aseguran fuentes cercanas a la formación, es que no tendrán capacidad de llevar a cabo estas medidas y que han tenido que ceder para lograr el acuerdo para un Gobierno de coalición con el PSOE. Pero otros críticos del partido responden que tampoco tendrán esas capacidades para llevar a cabo medidas contra el cambio climático. Y sí presionan al PSOE en ese sentido.

    [td_block_11 custom_title=»» separator=»» post_ids=» 62070″ limit=»1″ css=».vc_custom_1496993590403{border-top-width: 1px !important;border-right-width: 1px !important;border-bottom-width: 1px !important;border-left-width: 1px !important;padding-top: 5px !important;padding-right: 5px !important;padding-bottom: 5px !important;padding-left: 5px !important;border-left-color: #000000 !important;border-left-style: solid !important;border-right-color: #000000 !important;border-right-style: solid !important;border-top-color: #000000 !important;border-top-style: solid !important;border-bottom-color: #000000 !important;border-bottom-style: solid !important;border-radius: 4px !important;}» tdc_css=»»]

    Lo que cuentan las fuentes de Unidas Podemos es que el partido, al ser de corte nacional, tiene que contentar a un electorado cada vez más heterogéneo. La formación morada cuenta con importantes nichos de voto procedentes del sector rural, algunos de ellos muy ligados al mundo de la caza. Especialmente en comunidades como Castilla y León o Castilla-La Mancha.

    Enfrentarse abierta y directamente con los cazadores o con aquellos que practican y disfrutan la tauromaquia podría llevar al partido de Pablo Iglesias a perder aún más votos de los que se esperan, razón por la que la formación ha pasado de puntillas por todos aquellos temas que podrían chocar a sus votantes. No solo el animalismo, también otros como el desafío independentista de Cataluña.